Implicados en fuga de preso en Bogotá son dejados en libertad

Noviembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Implicados en fuga de preso en Bogotá son dejados en libertad

Un juez de control de garantías define si avala o no revocar la medida de aseguramiento preventiva en establecimiento carcelario de las cuatro personas, integrantes de una misma familia, y quienes son señalados se colaborar con la fuga del recluso Alexander Urrego al sur de Bogotá.

Los familiares de Alexánder Urrego, quien se escapó del Inpec en una cinematográfica fuga en Bogotá, dieron detalles de sus capturas.

Luego de ser dejados en libertad por un juez de control de garantías de Bogotá, las cuatro personas miembros de una misma familia involucrados en la fuga del recluso Alexander Urrego, revelaron los detalles de su captura. Se trata de Cecilia Alarcón Ramírez, Leonardo Ignacio Caballero, Juan Sebastián Caballero Alarcón y Carlos Arturo Alarcón Ramírez. En una casa humilde, al sur de Bogotá, estas personas contaron lo que fue el comienzo de casi un infierno que luego de dos meses de incertidumbres y angustias, logró terminar con la última decisión del juez que la mayoría de personas esperaba. En medio del garaje, que antes era un taller de mecánica administrado por Julio Alarcón (uno de los hermanos de Cecilia y quien podría ser el verdadero cómplice de la fuga de Urrego), recordaron que en la mañana de los hechos, se estaban arreglando para dirigirse al Instituto Nacional de Aprendizaje –Sena-, donde Juan Sebastián, hijo de Cecilia, iba a estudiar diseño y planos grafico para el desarrollo de la arquitectura e ingeniería.Cuentan que hacia las 09:45 de la mañana ella bajó a abrir la puerta para dejar entrar a la Policía que –según los Caballero Alarcón- golpeaba insistentemente, “cuando yo abrí se nos vino toda la policía y me angustie (…) la policía prácticamente me tumba y entran” , recordó Cecilia, quien se mostró sorprendida por el número de uniformados. “yo calculo como unos 120” .Según la familia Caballero Alarcón entre las autoridades, que entraron a la casa sin ninguna orden de allanamiento, se encontraban miembros del Inpec, el Goes y la Sijin.“Entra un señor que le decían el teniente. Entra filmando con una cámara. Entraron groseros (…) decían dónde están esos hijueputas (…) me trataron muy mal” , recordó Cecilia, quien aseguró que en repetidas oportunidades preguntó que pasaba explicándole a los policías que su hermano Julio no estaba en la casa, sin embargo nunca recibió ninguna atención por parte de los uniformados. En el ajetreo del momento, Carlos Alarcón, hermano de Cecilia, baja para saber por qué los policías están dentro de la casa, sin embargo sin recibir explicación alguna, es tomado a la fuerza por los uniformados, quienes lo tiraron al piso y lo esposaron. Lo mismo pasó con Leonardo Caballero, Juan Sebastián y Cecilia “en esas mi hijo bajó y también a él lo agarraron y lo tiraron al piso. Yo intenté defenderlo pero a mí también me esposan” , dijo Cecilia, mientras que su hijo aseguró que “cuando suben a nuestra casa bajan a mi papá esposado” .Recordaron que además de la agresión de la Policía, por la manera como entraron a su vivienda y la forma en que los esposaron, también recibieron amenazas, “como tumbaron una tabla que retenía a la perrita, ella empezó a salir y a entrar, un policía dijo encierren a esa hijueputa perra o les pego un tiro” , dijo Cecilia. Sin embargo afirma que esa amenaza no estuvo clara, “no sé si ese "les pego!un tiro" era a nosotros o era a los perros” . Luego se montaron a la patrulla y se dirigieron a la estación Centenario, donde finalmente les hicieron lectura de sus derechos y les informaron de la situación, pero -según la familia -continuaban las irregularidades, “nos leen los derechos pero solo a mi esposo, mi hermano y a mí, a mi hijo no le leyeron nada” , dijo Cecilia.Luego los llevan a audiencia pública donde la Fiscalía les imputaría el delito de porte y tráfico de armas de fuego de uso privativo de la Fuerza Pública, por considerarlos responsables de la fuga de Urrego.Finalmente el pasado 19 de noviembre, luego de dos meses de estar detenidos en los calabozos de la Sijin, un juez de control de control de garantías decide dejarlos en libertad dándole razón a la defensa quien en su momento argumentó que no existían argumentos ni pruebas suficientes que los vincularan directa o indirectamente con los hechos que rodearon la fuga del recluso.Así fue la fuga de Alexánder Urrego en Bogotá el martes 17 de septiembre:

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad