Imágenes: así fue la desactivación de un carro con explosivos en Jamundí

Marzo 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Farc pretendían atentar contra la estación de Policía del corregimiento de Robles. Iban a usar el mismo sistema que el empleado en Villa Rica, Cauca.

Tan sólo 20 días después de que las Farc atacaron el corregimiento de Robles, en zona rural de Jamundí (Valle), este lunes las autoridades desactivaron un carro bomba que fue abandonado por el grupo subversivo en plena calle principal de esta localidad. A las 10:00 p.m. del domingo un habitante se percató de la presencia del automotor y dio aviso a las autoridades. Desde ese momento, la tensión se apoderó de la población, que de inmediato desalojó la zona.“Estaba dormido, cuando a la madrugada un primo me llamó y me dijo que saliera de mi casa porque había un carro bomba parqueado en el andén. Salí corriendo por la parte de atrás”, relató Héctor Fabio Balanta. El Chevrolet rojo, de placas VBH 882 de La Unión, apareció a sólo 200 metros de la subestación de Policía, que el pasado 14 de febrero fue atacada por un grupo de insurgentes. En esa ocasión el atentado de la guerrilla causó heridas graves a uno de los uniformados y a un menor de edad. En la mañana de este lunes miembros del grupo antiexplosivos del Valle se trasladaron a la zona para verificar el vehículo, que fue abandonado en la vía que conduce al municipio de Timba. Los expertos hallaron al interior tres morteros (explosivos artesanales), cada uno de 120 milímetros, ubicados en plataformas de lanzamiento que tenían como destino la subestación. Aunque la carga fue desactivada, la Policía informó que, al parecer, el sistema del carro bomba le falló a los subversivos. Los subversivos iban a emplear un sistema similar al utilizado en el atentado al municipio de Villa Rica , en el norte de Cauca, ocurrido a principios de febrero de este año, donde murieron siete personas y resultaron heridas otras 42.“Los morteros iban a ser activados a través de un celular que estaba dentro del vehículo, pero este no respondió. El aparato tenía diez llamadas perdidas”, aseguró el coronel Edward Yara Serrano, comandante del Distrito 6 de la Policía. Aumenta tensiónDesde mediados de febrero de este año la población del corregimiento está en alerta por la presencia de miembros de las Farc. Según cuentan los pobladores, desde hace más de trece años la localidad no era objeto de un ataque terrorista. “No entendemos por qué de un momento a otro nos volvimos blanco de la guerrilla. Robles era un pueblo tranquilo”, declaró uno de los habitantes, quien pidió reserva de su identidad. La incertidumbre también ha invadido a las autoridades. El secretario de Gobierno de Jamundí - quien es oriundo de Robles-, Néstor Lasso, dijo no comprender el acecho de las Farc en la zona. “Este corregimiento es muy pequeño, no tiene entidades financieras ni es un corredor del narcotráfico, lo único que uno puede pensar es que el interés de la guerrilla es atacar a la Fuerza Pública de todas las localidades y por eso atentan contra la estación”, afirmó.Lasso reconoció la tensión que enfrentan los habitantes, que desde el ataque del 14 de febrero denunciaron haber visto a hombres extraños movilizarse en motocicletas por el corregimiento. De acuerdo con las autoridades, los guerrilleros siempre se habían concentrado en la zona alta de Jamundí, en Timba y San Antonio, pero nunca habían hecho presencia en la parte plana del municipio. El comandante de la Policía Metropolitana de Cali, el general Fabio Alejandro Castañeda, informó que por el momento se mantendrán las medidas que se habían tomado luego del primer ataque. “Tenemos más puestos de control y seguimos haciendo requisas a todas las personas y vehículos que entren y salgan de la localidad”. Según informó el Secretario de Gobierno de Jamundí, desde mediados de febrero el pie de fuerza en Robles se aumentó de 12 a 40 uniformados. “Estos policías están en permanente comunicación con la comunidad para identificar cualquier objeto o persona sospechosa”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad