Iglesia católica apoya decisión de Santos de suspender acercamientos con las Farc

Septiembre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Efe

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, almirante Édgar Cely, indicó que las Farc están tratando de demostrar fortalezas que realmente no tienen e indicó que las emboscadas a las tropas hacen parte de una estrategia "gastada y conocida".

La Iglesia católica respaldó este lunes la decisión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de no iniciar negociaciones de paz con las Farc hasta que demuestren una verdadera voluntad de paz.El secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), monseñor Juan Vicente Córdoba, dijo que el mandatario no quiere caer en un "círculo vicioso" y por eso, prefirió suspender cualquier intento de acercamiento con los guerrilleros hasta que haya una voluntad clara."Por el momento me parece que es prudente cesar esto y ya el presidente en su debido momento, cuando se analicen las cosas, verá cómo hace una nueva estrategia", dijo.El prelado agregó que las partes tienen todo su derecho de poner sobre la mesa las cartas para una negociación de paz y por eso está bien que el equipo del Gobierno considere que en "una propuesta de paz no puede haber guerra".Santos anunció a mediados de agosto que no dialogará con las Farc, ni nombrará un Comisionado para la Paz, hasta que esa guerrilla dé pruebas "claras y contundentes" de que va a dejar el terrorismo y liberar a todos los secuestrados.Fuerzas Militares de Colombia reconocen alto costo pagado en ataques de las FarcEl comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, almirante Édgar Cely, aseguró este lunes que aunque han pagado "un costo muy alto" por los recientes ataques de las Farc, que dejaron más de una veintena de policías y soldados muertos, lo importante es que se logró proteger a la población civil.El oficial indicó en entrevista con varios medios locales que las Farc están tratando de demostrar fortalezas que realmente no tienen e indicó que las emboscadas a las tropas hacen parte de una estrategia "gastada y conocida"."Aquí lo importante es que aunque hemos pagado un costo muy alto, se ha protegido a la población civil. Lo importante es que Colombia no vaya a perder la fe", dijo el comandante de las Fuerzas Militares.Cely agregó que el diálogo de paz que están pidiendo los rebeldes es "una mascarada", porque mientras hablan de negociaciones, por otro lado, "están secuestrando, reclutando menores, están llevando niñas campesinas, de universidades y colegios que se dejan enamorar con el romanticismo revolucionario y las convierten en asesinas".El almirante señaló a modo de ejemplo que los 14 policías que murieron el pasado miércoles en una emboscada de las Farc en el departamento de Caquetá (sur) fueron incinerados, "algunos de ellos vivos y heridos, y la mayoría del grupo que atacó eran mujeres (...) ese es el plan de paz de ellos para Colombia"."Cada vez que estos bandidos empiezan a hablar de diálogos de paz, su lenguaje real hacia el interior del país real es de acciones terroristas", añadió.Asimismo, indicó que las Fuerzas Militares no van a retroceder y por el contrario ordenó a sus hombres "arreciar" sus acciones contra los grupos armados ilegales.Ataques demuestran debilidadEl ministro colombiano de Defensa, Rodrigo Rivera, dijo la víspera que el Gobierno no volverá a caer en la "trampa del diálogo con los terroristas" e indicó que esos ataques de la última semana no evidencian fortaleza de las Farc y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), sino "debilidad y desesperación"."Cada vez que Colombia se enfrentó a la barbarie de amenazas terroristas y las aplastó, siempre en la etapa final hubo picos de recrudecimiento de violencia y terror como lo estamos advirtiendo en este momento", subrayó.Un ataque del ELN, la segunda guerrilla después de las Farc, dejó cinco soldados muertos y diecisiete más heridos en un paraje del municipio de El Bagre (noroeste), en el departamento de Antioquia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad