Hurtos y extorsiones, los delitos que más afectan al municipio de Pradera

Septiembre 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Hurtos y extorsiones, los delitos que más afectan al municipio de Pradera

En esta heladería, del barrio Berlín de Pradera, fue asesinado un hombre llamado José Javier Meneses Potes, quien fue atacado por dos delincuentes que pretendían hurtarle el dinero de su negocio.

Detrás de la oleada de violencia, que este año ha dejado 60 muertos, estarían bandas de delincuentes comunes. Los ilegales se surten del tráfico de droga al menudeo.

La delincuencia común tiene en vilo al municipio de Pradera. Los hurtos, los homicidios, el microtráfico y la extorsión se han convertido en noticia diaria en esta localidad del Valle del Cauca. Tan sólo el pasado lunes, en menos de cinco minutos, se registraron dos hechos violentos perpetrados por una misma banda criminal, en los que un agente de policía murió y otras tres personas resultaron heridas. Según lo informaron las autoridades, a las 8:40 p.m., varios hombres en cuatro motocicletas arribaron a una heladería del barrio Berlín, donde intimidaron al propietario del establecimiento para hurtarle el dinero de las ventas. El hombre, un ex policía identificado como José Javier Meneses Potes, opuso resistencia y recibió varias heridas de arma de fuego que le causaron la muerte.Pero la violencia no paró allí. Los mismos hombres se dirigieron a otra tienda del barrio, donde también intentaron asaltar a su propietario, quien logró huir. Detrás de estos atracos que hoy tienen en alerta a la ciudadanía estarían grupos de delincuencia común que operan en los barrios Berlín y Comuneros, según lo explicó el comandante de la Policía del Valle, Julián González González. “El pasado jueves 1 se septiembre tuvimos un consejo extraordinario de seguridad en el que se acordó crear un grupo interinstitucional para hacer frente al accionar de estas bandas que vienen presionando y extorsionando a la población”, declaró el coronel González. Sin embargo, el oficial recordó que la ciudadanía no puede caer en “la doble moral” de alegar que está siendo víctima de extorsiones y atracos, pero al mismo tiempo no denunciar a los autores de dichas intimidaciones. “Desde la semana pasada tengo una comisión del Gaula dedicada al tema de la extorsión, pero nadie denuncia y así nosotros no podemos dar resultados”, subrayó González.Entre tanto, habitantes del barrio Berlín dicen sentir miedo por la situación que se registra en este sector, donde los hurtos y raponazos son el pan de cada día.“Uno trata de guardarse en la casa temprano porque es peligroso, pero la verdad es que los robos son de día y de noche”, expresó un comerciante del lugar, quien prefirió no revelar su nombre.Y es que en Pradera vienen circulando desde la semana pasada varios panfletos en los que se exige a comerciantes y propietarios de tiendas alistar sus ahorros para entregasélos a la delincuencia.“Lo que pedimos es que militaricen el municipio, especialmente Berlín y Comuneros, donde están las bandas. También deben cambiar a todos los policías”, indicó la dueña de una tienda.Henry Devia, alcalde de Pradera, corroboró la grave inseguridad que vive el municipio y dijo que estos grupos o pandillas estarían propiciándose por la presencia del microtráfico. El mandatario no descartó la posibilidad de modificar el cuerpo policial, pues “no se están viendo los resultados. Se requiere otra estrategia”. Se disparan homicidiosDe acuerdo con el fiscal de Pradera, Jaime Vargas Vásquez, en esta localidad existen problemas de microtráfico y territorialidad que se reflejan en el alto índice de homicidios de este año.Afirmó que a diciembre 31 del 2010 se registraron 61 homicidios tanto en el casco urbano como rural, mientras que en lo que va corrido del año (hasta el 31 de agosto pasado) ya iban 55 asesinatos.“Eso sin contar el caso del lunes y los tres muertos del pasado domingo, todos ellos drogadictos”, indicó Vargas, quien reveló que la semana pasada se realizó un consejo de seguridad, convocado por la Fiscalía, ante el temor de que en el municipio se estuvieran presentando homicidios por limpieza social.El 80% de los crímenes, aseguró el fiscal Vargas, se cometen en los barrios Berlín y Comuneros. También se refirió al panfleto en el que se impone un toque de queda a los comerciantes y ciudadanos del común a partir de las 11:00 p.m.“Estamos en un año electoral que acaba de agudizar aún más la situación”, indicó el funcionario al recordar que también se está cobrando peaje a los corteros para poder trasladarse de un barrio a otro. El fiscal insistió en la necesidad de aumentar el pie de fuerza, crear grupos especiales de investigación y conformar el Observatorio de Seguridad con la Alcaldía, la Fiscalía, la Personería y la Policía.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad