“Hurto de celulares existe porque hay gente que los compra”: Francisco Lloreda

“Hurto de celulares existe porque hay gente que los compra”: Francisco Lloreda

Junio 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Hurto de celulares existe porque hay gente que los compra”: Francisco Lloreda

Francisco José Lloreda Mera, Alto Consejero para la Convivencia y Seguridad Ciudadana de Colombia.

El Alto Consejero para la Convivencia y Seguridad Ciudadana asegura que el plan para desestimular el robo de teléfonos ataca la raíz del delito. A partir de octubre habría mayores resultados.

En la calle la gente se pregunta por qué a pesar del plan para desestimular el robo de celulares que se diseñó hace un año y medio, el delito sigue creciendo.¿Por qué a pesar de los esfuerzos institucionales parece tan difícil detener este delito?El anuncio de las medidas hace un año no llevaba implícita la producción de efectos inmediatos. En eso el Gobierno ha sido claro. El hurto de celulares es un delito complejo de alcance internacional que ha requerido soluciones igual de complejas. Lo fácil hubiese sido salir con pañitos de agua tibia. Se decidió atacar el problema de raíz, desestimulando el beneficio económico del hurto.¿Cómo se pretende atacar el beneficio económico?El hurto de celulares existe porque en Colombia y en los países vecinos hay quienes compran celulares robados. Ese es el combustible, lo que permite se perpetúe el delito. Si la gente no comprara celulares hurtados las medidas no serían necesarias porque el ladrón no tendría quién le compre ese celular porque quien lo compre no lo podrá activar.Pero, ¿cuándo, entonces, las medidas empezarán a surtir efecto?Algunas están en ejecución, otras tendrán efecto a partir de octubre. Para desestimular la compra de equipos robados en el país se están introduciendo mayores controles a la importación, comercialización y activación de equipos. Además de la labor cada vez más estratégica de la policía para desmantelar las redes criminales y convertir en delito la reprogramación de equipos. Reprogramar un teléfono, por lo menos en Cali, es fácil. En el centro de la ciudad siguen cobrando entre 15 y 30 mil pesos. Los ciudadanos conocen dónde se hace; es un negocio ilegal que funciona ante los ojos de todos. ¿Por qué  resulta tan compleja la judicialización de los delincuentes que están al frente de todo ésto?Me atrevo a pensar que se están confundiendo la apertura de bandas de los equipos para poder utilizarlos con otro operador con la reprogramación de los equipos, que consiste en cambiarle el número de identificación, el Imei, para evitar su bloqueo por parte de la compañía celular al denunciarse el hurto; un hecho delictivo que está en manos, principalmente, de redes organizadas. La estrategia también regula los establecimientos que venden celulares. En Cali continúan siendo evidentes, sobre todo en el centro ¿Por qué no se han cerrado los que siguen vendiendo teléfonos robados o sin factura?  ¿Cuál ha sido la dificultad para cerrarlos?La venta de celulares en el país se salió de control. Por eso se decidió que debía reglamentarse, lo que ha llevado a que alrededor de 5.000 vendedores, muchos informales, estén solicitando autorización para la venta, lo que está siendo estudiado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaiones. Pero somos conscientes de que la medida más estratégica está en la activación de los equipos y no el control a la venta. No me respondió. ¿Por qué no se han cerrado esos sitios?No es cierto que las autoridades no estén cerrando sitios de venta ilegal de equipos. No obstante se encuentran con la dificultad de no poder probar, en algunos casos, el origen ilegal del mismo. De ahí la importancia del control a las importaciones que está introduciendo la Dian, para tener claridad de qué equipos han entrado legalmente al país y cuales no, para afinar los controles.¿Por qué es más efectivo el control a la activación que a la venta?Porque el principal filtro está en la activación. Cuando a partir de octubre las compañías celulares empiecen a controlar la activación, verificando si han sido reportados como hurtados y si hacen parte de la base de datos de los equipos, es decir, los Imei legales en el país, la gente se cuidará de a quien le compra, independientemente de que cuente o no con una autorización. La policía ha capturado a casi 400 ladrones de celulares en Cali. El plan también anunciaba penas altas para estos delincuentes: 8 años de cárcel. ¿Qué pasa hoy con quienes son capturados? ¿Se están condenando de acuerdo a las nuevas disposiciones?Esa pregunta deben responderla los operadores de justicia. Es claro que un equipo celular hurtado no es un bien cualquiera, no es un zapato. Pareciera que algunos fiscales y jueces hacen una interpretación errada de la norma y minimizan el hecho. Lo importante, más allá del ladrón individual, es lograr el desmantelamiento de las organizaciones criminales. En eso está la policía. De las siete medidas que incluye el plan, ¿cuáles están en desarrollo y cuáles ya se están implementando plenamente? En plena ejecución, la criminalización de la reprogramación de equipos, la creación de más de cuarenta grupos élite en la policía para contrarrestar el delito, el funcionamiento de la base de datos de equipos reportados robados. En desarrollo, el control a las importaciones, la autorización de sitios de venta, la base de datos de equipos legales y los controles de alcance internacional. ¿Las bases de datos (negativa y positiva) son la gran esperanza del Estado para desestimular el robo de celulares? ¿Después del primero de octubre se puede decir que será difícil activar un celular robado?Así es. Como lo indiqué será el principal filtro. Las compañías celulares están depurando la base de datos de equipos legales para poder aplicar el control. Les corresponderá una labor exigente y de cuidado, pero no dudo que en razón del compromiso de las mismas, cumplirán con firmeza ese deber. Ellas son conscientes de la responsabilidad que asumen por el bien del país. ¿Falta que se desarrolle alguna fase del plan? ¿Se va a ampliar? En principio no. La estrategia es clara y coherente y llamada a ser efectiva.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad