Humberto de la Calle aseguró que se avanzó en justicia transicional con la guerrilla

Marzo 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Humberto de la Calle aseguró que se avanzó en justicia transicional con la guerrilla

Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno Nacional en los diálogos con las Farc en La Habana.

El jefe negociador del Gobierno en la mesa de negociación con las Farc, Humberto de la Calle, aseguró que ya se definió que el desminado arrancará en Antioquia y Meta.

El jefe negociador del Gobierno en la mesa con las Farc, Humberto de la Calle, aseguró este viernes al cierre del ciclo 34 que se avanzó en la discusión de la justicia transicional, como también en decidir hechos concretos en cuanto a los compromisos de las partes para el desminado. 

Frente a este tema, el cual consideró "de suma importancia" para la población porque el acuerdo ya está “caminando” y explicó que “la buena noticia es que ya hemos acordado que los sitios corresponderán a dos departamentos: Antioquia y Meta”. 

Pero le negociador hizo más referencia al tema de la justicia transicional, la forma como miembros de la fuerza pública se podrían ver beneficiados de la misma y del futuro del Ejército y la Policía en el caso del postconflicto.

“Somos plenamente conscientes de que así como tiene que haber reglas claras y seguridad jurídica para las Farc, así también nosotros tenemos que garantizar la seguridad jurídica de los miembros de las Fuerzas Militares. Las dos cosas van de la mano.

Si llegamos a un Acuerdo Final para la terminación del conflicto, éste tiene que incluir una solución integral que ofrezca garantías de seguridad jurídica para todos y permita la satisfacción de los derechos de las víctimas de todas las partes en el conflicto armado”, leyó en la declaración. 

En tal sentido, dijo que un grupo conformado por delegados de los Ministerios de Defensa y Justicia, del Comando de Transición de las Fuerzas Militares, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y expertos nacionales e internacionales, “ha venido trabajando con toda seriedad y compromiso en propuestas para la aplicación diferenciada de mecanismos de justicia transicional para militares y policías”. 

De la Calle volvió a insistir que “a La Habana no vinimos a discutir una posible reducción de las Fuerzas Militares ni la estructura de las mismas en un eventual escenario de postconflicto. Eso no hace parte de las conversaciones. Repito, no hace parte de las conversaciones”. 

El negociador, de la misma forma, sostuvo que la gestión de los Generales activos ha sido fundamental, “el trabajo de la Subcomisión Técnica es fundamental para que la Mesa de Conversaciones cuente con los insumos apropiados para la discusión del cese del fuego bilateral y definitivo y la dejación de las armas. 

Nadie más idóneo para tratar estos temas que los miembros de la Fuerza Pública. A ustedes: General Javier Flórez, General Nieto, General Rojas Tirado, General Rivera, Contralmirante Romero y General Pico de la Policía Nacional, gracias por su trabajo serio, responsable y disciplinado”. 

En este ciclo de trabajo continuamos las discusiones sobre el punto 5 de la agenda. No nos cansaremos de repetir: las víctimas son el eje fundamental de estas conversaciones. Adicionalmente, tal y como se acordó en el ciclo anterior, avanzamos en las definiciones técnicas del proceso de desminado. La buena noticia es que ya hemos acordado que los sitios corresponderán a dos departamentos: Antioquia y Meta. La realidad de este acuerdo está caminando y está a la vuelta de la esquina. Quisiera en este momento hablarles a nuestros militares, a nuestros soldados y policías. Empiezo por retomar el compromiso del Presidente de la República. Por el desarrollo y con ocasión del Conflicto, no pueden terminar guerrilleros en el Congreso y militares en la cárcel. Dicho lo anterior, aprovecho esta oportunidad para reiterar que somos plenamente conscientes de que así como tiene que haber reglas claras y seguridad jurídica para las Farc, así también nosotros tenemos que garantizar la seguridad jurídica de los miembros de las Fuerzas Militares. Las dos cosas van de la mano. Si llegamos a un Acuerdo Final para la terminación del conflicto, éste tiene que incluir una solución integral que ofrezca garantías de seguridad jurídica para todos y permita la satisfacción de los derechos de las víctimas de todas las partes en el conflicto armado. En este sentido y bajo el liderazgo de la Presidencia de la República, un grupo conformado por delegados de los Ministerios de Defensa y Justicia, del Comando de Transición de las Fuerzas Militares, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y expertos nacionales e internacionales, ha venido trabajando con toda seriedad y compromiso en propuestas para la aplicación diferenciada de mecanismos de justicia transicional para militares y policías. También es importante repetir hoy algo que ya hemos dicho en diferentes oportunidades. A La Habana no vinimos a discutir una posible reducción de las Fuerzas Militares ni la estructura de las mismas en un eventual escenario de postconflicto. Eso no hace parte de las conversaciones. Repito, no hace parte de las conversaciones. Finalmente, quiero reiterar la importancia de contar con la presencia de los Generales activos en La Habana. El trabajo de la Subcomisión técnica es fundamental para que la Mesa de Conversaciones cuente con los insumos apropiados para la discusión del cese del fuego bilateral y definitivo y la dejación de las armas. Nadie más idóneo para tratar estos temas que los miembros de la Fuerza Pública. A ustedes: General Javier Flórez, General Nieto, General Rojas Tirado, General Rivera, Contralmirante Romero y General Pico de la Policía Nacional, gracias por su trabajo serio, responsable y disciplinado. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad