“Homicidios se deben a peleas por el microtráfico”: Comandante Policía Valle

Noviembre 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra, editora de Orden
“Homicidios se deben a peleas por el microtráfico”: Comandante Policía Valle

Coronel Camilo Álvarez, comandante de la Policía Valle.

El coronel Camilo Alvárez aseguró que los asesinatos en la región se han reducido en un 20 %.

El coronel Camilo Alvárez, comandante de la Policía Valle, habló con El País de la reducción de asesinatos en la región. De acuerdo con el oficial, la mayoría de homicidios obedecen a peleas por microtráfico. 

En el consejo de seguridad realizado en días pasados usted decía que los homicidios en el Valle habían bajado más de un 20 %.

Llevamos una reducción del 22 %, que son 187 homicidios menos con respecto al año pasado. Se debe en primero lugar al trabajo que se ha logrado en equipo entre la comunidad, las instituciones y las autoridades político-administrativas. Esto ha logrado que la comunidad confíe en su autoridad y se dé un trabajo en equipo.

Lo segundo son las estrategias que parten del análisis integral del delito, que se realizó a finales del año pasado y con esta información se identifican las bandas delincuenciales que están generando los homicidios en cada uno de los municipios y con Policía Judicial se empieza un trabajo investigativo y de inteligencia, coordinado por la Fiscalía. Con esto logramos desarticular bandas, que son las que producen el 70 % a 80 % de los homicidios.

Lea también: ¿Cómo logró el Valle bajar los homicidios un 20 % este año?

Aunque se ha dado una reducción en los asesinatos, seguimos estando entre los departamentos más violentos del país. ¿Qué hay detrás de los homicidios?

Considero que entre un 70% ó 80% se debe al enfrentamiento entre organizaciones delincuenciales por tomar el control del microtráfico y de las economías ilegales, como la microextorsión. El tráfico de estupefacientes genera mucho dinero.

Palmira fue intervenida desde el año pasado debido al alto número de asesinatos. Incluso aparecía en ‘ranking’ por su tasa de homicidios como una de las más violentas del mundo. Este año hablan de una disminución del 34 %,  ¿cuál fue la estrategia?

En enero salió un artículo que basado en la tasa de homicidios decía que Palmira era la octava ciudad más violenta del mundo. El 4 de enero se hizo un consejo de seguridad con la Gobernación y por parte de la Policía Nacional nos enviaron unos grupos de apoyo, como la Unipol; se reforzaron la Policía Judicial y la de Inteligencia. Con estos grupos aceleramos con la Fiscalía los procesos judiciales de esas bandas que ya habíamos identificado, entonces en el primer semestre desarticulamos 14 bandas delincuenciales dedicadas al tráfico local de estupefacientes, al hurto y  al homicidio.

Los grupos especiales enviados desde Bogotá ya no están. Esas medidas terminan siendo temporales, una vez bajan los casos se van y el riesgo es que después el homicidio vuelva a subir porque la presión se ha bajado.

Estuvieron tres meses y se desarticularon las bandas. En las zonas quedan unos menores de edad, por eso con las autoridades político-administrativas, se llegó a estos barrios para planes sociales. Allí hacemos unos programas preventivos, como el de ‘Jóvenes a lo Bien’, en el que se da una capacitación con el Sena y luego la Alcaldía les apoya para que monten sus negocios.

¿Cuál es la situación actual de Buenaventura, que ha sufrido la violencia con las bandas criminales, las fronteras invisibles y las casas de pique, entre otros casos? Allá siguen  ‘Los Urabeños’, ‘La Empresa’ y la ‘Banda Local’.

Buenaventura tuvo una época muy fuerte. En el 2013 se hicieron unos consejos, en los que la Policía Nacional aumentó su personal casi en un 300 %. Se ha realizado desde ese momento un trabajo continuo, que no ha parado. Y es como ahora es una de las ciudades con menos homicidios, incluso con una tasa de 12 homicidios por cada 100.000 habitantes, por debajo de la tasa nacional.

Pero más que el número de homicidios, el gran problema era la sevicia al matar, los desaparecidos y el control de las bandas delincuenciales en los barrios. ¿Cómo está esa situación?

Es que con ese trabajo se empezaron a desarticular las bandas. La Banda Local y La Empresa se han atacado mucho, se han capturado sus cabecillas. Y no solo atacamos la cabeza, sino la base.

Buenaventura es un sitio en el que hay mucha pobreza, al que llegan muchos desplazados. El desarrollo económico de Buenaventura es muy lento, a pesar que es el puerto más importante de Colombia.

En el balance de homicidios se ve un aumento en Roldanillo, El Dovio, Toro y Versalles

El norte del Valle tuvo una historia de narcotráfico y violencia. Al desarticular esos carteles, se mejoró la situación. Pero algunos delincuentes han salido de las cárceles y otros pequeños quieren crecer. Por eso en esos tres municipios se nos ha incrementado el homicidio. 

El año pasado, cuando mataron al abogado y candidato a la Alcaldía de Cartago, Ignacio Londoño, se mencionaba a un tal alias Gafas o Teniente Mira, como el capo del narcotráfico en algunas zonas del norte del Valle, pero aún no ha sido capturado.

Hay procesos que no son tan rápidos como quisiéramos. En Cartago podemos hablar de la banda de Los Flacos, que no solo delinque allí sino en Pereira. Tenemos un trabajo muy adelantado.

La implementación de una sobretasa de seguridad que se cobrará  con la energía ha generado una polémica. ¿De ese dinero cuánto irá para la Policía?

Este año el apoyo de la Gobernación ha sido mucho en varios proyectos. Con la tasa aspiran a recolectar por año $27.000 millones, exceptuando Palmira que este año creó su propia tasa, en la que espera recolectar $7000 millones.

Con el dinero de la tasa se apoyará  la construcción del Centro de Comando y Control, con el comando operativo en Buga, que es casi de $40.000 millones. Esperamos que a finales del próximo año esté en funcionamiento. La idea es dejarlo listo, funcionando antes del 2018. Este centro va a tener siete satélites de control de cámaras. De ahí se va a controlar todas las cámaras del departamento. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad