Homicidios en el norte del Valle disminuyeron 34% en el primer semestre

Julio 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción CartagoHoy
Homicidios en el norte del Valle disminuyeron 34% en el primer semestre

Gracias a las campañas realizadas por las autoridades en entidades bancarias, el robo a las mismas se mantuvo en ceros durante este primer semestre del año.

En algunos de los delitos que más afectaban a la población en años anteriores, se registró reducción. La extorsión de bandas locales, bajó, pero hay una nueva modalidad.

Con una considerable reducción en los delitos de mayor impacto, cerraron este primer semestre la mayoría de municipios del norte del Valle.Según cifras del Distrito de Policía Cartago (que tiene jurisdicción en 9 municipios del Norte), en los primeros 6 meses de 2014 esta zona del departamento logró una reducción de 34% de homicidios, considerando que en 2013 ocurrieron 90 muertes violentas, en comparación con las 59 que se presentan a la fecha.Así lo destacó el capitán Antonio Londoño, sub comandante operativo del Distrito de Policía Cartago y quien hasta hace unos días fungió como comandante de la Policía de dicha jurisdicción.“Se han logrado importantes resultados gracias a la presencia efectiva de la autoridad y a la confianza que la comunidad tiene en nosotros como institución. Se puede decir que las mayoría de muertes violentas que se presentaron fueron motivadas por ajustes de cuentas entre integrantes de las bandas”, indicó Londoño.Al respecto, el uniformado informó que los enfrentamientos entre ‘los Flacos’ y ‘Rastrojos’, sigue siendo el componente de violencia que deja una estela de muerte, en su gran mayoría en el municipio de Cartago, donde en lo corrido de este año se han registrado 32 de esos hechos de sangre.Sin embargo, otros casos registrados aparentemente no tienen relación con la disputa del territorio entre bandas delincuenciales, pero difícilmente serán olvidadas por la comunidad, por el impacto que generaron.El más reciente, fue el hallazgo del cuerpo sin vida de Cristian Morales, un joven de 30 años de edad, que al parecer, fue torturado y arrojado al río.Morales, cuyo cuerpo fue encontrado el pasado lunes en el río La Vieja a la altura de Piedras de Moler, se había desempeñado años anteriores como camarógrafo de un canal de televisión local, sin embargo, desde que dejó las cámaras se dedicaba, al parecer, al préstamo de dinero, por lo que las autoridades descartaron que se tratara de un crimen relacionado con la labor periodística.A este lamentable hecho se suma la muerte de dos jóvenes cuyos cuerpos sin vida fueron hallados el pasado 25 de mayo, cerca al Monasterio de Cartago.Las víctimas, que fueron identificadas como Hilary Tatiana Cardona, de 20 años y un menor de 16, había sido reportadas como como desaparecidos el 19 de mayo, luego de que amigos suyos los hubiesen visto cerca al Parque Lineal de la ciudad. De acuerdo con el reporte de las autoridades, los cuerpos estaban inmersos en el caño semidesnudos sin evidencias de heridas ocasionadas por arma de fuego o cortopunzante, por lo que se deben esperar varios meses para los resultados de las necropsias que ayudarían a esclarecer lo ocurrido con la pareja.Reducción en la extorsiónMenos casos de extorsión, registró también el norte del Valle, en el primer semestre de ese año. Según cifras oficiales, este delito tuvo una reducción de al menos el 90% respecto a las cifras registradas en 2013.Así, mientras que en los primeros semestres de este año van 2 casos, ambos con capturas, en 2013 a la misma fecha se contaban 22.“La comunidad confía mucho más en la efectividad de la denuncia y ha respondido positivamente a las campañas realizadas por el Distrito para evitar que las bandas delincuenciales que hacen presencia en la ciudad, los intimiden y extorsionen”, expresó el capitán, Antonio Londoño.Entretanto, el coronel Óscar Moreno, comandante del Batallón Cisneros, que tiene entre su jurisdicción los municipios de Ulloa y Alcalá, altamente afectados por el accionar criminal de ‘Los Patos’, aseguró que dicha organización delincuencial dedicada a la extorsión, el microtráfico y el sicariato, está minimizada.Lo anterior con base en los resultados operativos alcanzados por esa guarnición militar, que en año y medio de injerencia en la zona, ha logrado la captura de 46 integrantes de esa organización, “13 de los cuales han sido judicializados por delitos graves como concierto para delinquir, homicidio, desplazamiento, extorsión”, indicó Moreno.Sin embargo, mientras el actuar criminal en el norte del Valle se ha reducido considerablemente, sobre todo en delitos como la extorsión y la microextorsión, el Gaula en Cartago ha identificado un nuevo accionar que está impactando a la comunidad asentada en esta ciudad.Así la extorsión que en años anteriores era ejecutada por delincuentes locales, ha mutado a la que se hace desde los centros penitenciarios de todo el país.Así lo dio a conocer el subintendente Carlos Andrés Moreno, jefe del Gaula en esta la villa de Robledo, quien explicó que a través de llamadas telefónicas realizadas desde centros carcelarios ubicados en diversas ciudades de Colombia, varios cartagüeños han sido obligados a consignar fuertes sumas de dinero en casas de giros.Según Moreno, el accionar de los delincuentes se valen de la información contenida en directorios telefónicos, tarjetas de presentación o incluso las redes sociales, para identificar personas a las que llaman haciéndose pasar por funcionarios públicos de alguna entidad como la Alcaldía, y piden datos de familiares, edades y ocupaciones. “Es una modalidad muy difícil de controlar pues en la mayoría de casos los delincuentes usan a personas de la tercera edad para cobrar esos dineros”, explicó Moreno.De esta manera, y por inverosímil que parezca, en Cartago han sido extorsionadas 45 personas, cuyas llamadas fueron realizadas desde las cárceles: La Modelo de Bogotá, La Picaleña de Ibagué, la cárcel de Pie de Cuesta Santander y El Bosque de Barranquilla.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad