Homicidios en Cali bajaron en febrero, pero sigue debate por inseguridad

Homicidios en Cali bajaron en febrero, pero sigue debate por inseguridad

Marzo 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Homicidios en Cali bajaron en febrero, pero sigue debate por inseguridad

En febrero, las autoridades lograron disminuir el promedio de homicidios de la ciudad a tres por día. En 2013, el promedio fue de 5.

Policía habla de 106 homicidios, 19 menos respecto al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, caso del abogado Alaín Mina pone en entredicho los logros de las autoridades contra la delincuencia.

Según estadísticas de la Policía Metropolitana de Cali, el mes de febrero de este año ha sido el menos violento en la ciudad en el último año, pues en ese periodo se registró una disminución de 19 homicidios respecto al mismo mes del 2013. De acuerdo con las cifras oficiales, en los 28 días del mes de febrero se presentaron 106 homicidios. Ese ha sido el número más bajo de muertes violentas registrado en Cali durante los últimos 14 meses. La cifra representa, además, menos de cuatro homicidios por día cuando el año pasado la ciudad presentaba un promedio de cinco homicidios diarios. De hecho, según los números de la Policía, hubo nueve días en el mes en los que se presentaron dos o menos homicidios y un día en el que no se presentó ninguno. "Se trata de una reducción considerable que viene dentro de la tendencia a la baja que se ha presentado desde noviembre en la ciudad pues, como se ha hecho público, en diciembre la disminución fue de 42% y en enero de 22%", dijo el comandante de la Policía de Cali, coronel Hoover Penilla. No obstante, a pesar de la reducción, el número sigue siendo comparativamente alto, respecto a otras ciudades del país tales como Medellín, que, según el alcalde Aníbal Gaviria, tuvo en el mismo mes el número más bajo de homicidios en los últimos 30 años: 43 casos. Además, a pesar de que las autoridades siguen hablando de una baja en los homicidios, la ciudadanía sigue cuestionando la delincuencia en las calles, las lesiones personales que dejan a sus víctimas en condiciones graves de salud, los hurtos y otros delitos que hacen que la percepción de seguridad no mejore. Y es que, según datos de la Fiscalía, durante los primeros 40 días de este año se han recibido 887 denuncias por el delito de lesiones personales, lo que significa que más de 20 personas interpusieron una demanda por ser víctima de ese comportamiento. Justamente de este delito fue víctima el abogado Alaín Mina, hijo del periodista Álvaro Miguel Mina, quien fue herido de bala en un robo y que falleció este domingo luego de un paro cardiorespiratorio. Sin embargo, ante esa situación, el coronel Penilla afirmó que, "sin ser insensible y sin dejar de lamentar el hecho, hay que aclarar que el de Alaín es un caso que ha sido muy mediático y que, por lo tanto, genera mucho impacto en la sociedad. No se trata de desconocer la problemática, sino de aceptar que existe, así como aceptar que ha habido mejoras, y trabajar en conjunto por resolverla. Cali sigue teniendo niveles muy altos de violencia respecto a las otras ciudades, pero no se puede desconocer que se han venido disminuyendo", aclaró el oficial, y agregó que el delito de lesiones personales presentó una disminución del 26%. Para el Secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, la disminución en el número de homicidios es un resultado de las políticas conjuntas del Plan Desarme, así como la intervención militar en las comunas con mayores índices de violencia de la ciudad. "Hemos podido verificar que con la aplicación de las políticas hay siempre una disminución de homicidios que se ha hecho más notoria con la intervención militar en las comunas 15, 16, 21, 13, 18, 1 y 20. También se cuenta el plan de la Unipol y el plan de atacar objetivos de alto valor. Entonces esperamos que estas políticas, que por ahora van hasta el 31 de mayo, se extiendan durante todo el año", afirmó el secretario de Gobierno, Carlos José Holguín. Por su parte, el Comandante de la Policía de Cali agregó que la disminución también se debe a la entrega de resultados por parte de esa institución, que en los últimos meses ha desarticulado varias bandas dedicadas al homicidio selectivo y el microtráfico, entre las que se cuentan 'los Haitianos' y 'los Buenaventureños'.No obstante, el personero municipal, Andrés Santamaría, insistió en que a la política judicial es necesario añadir una política social de inclusión y de prevención de la violencia que, según él mismo, es muy débil en la ciudad. "No basta con aumentar el pie de fuerza de la Policía ni con intervenir con militares, es necesario hacer mayor inversión social para evitar que los jóvenes sigan cayendo en las pandillas, que a su vez son utilizadas por las bandas criminales en la ejecución de delitos", argumenta Santamaría. Según el Personero, tales políticas se hacen urgentes teniendo en cuenta que el número de pandillas de la ciudad es superior a las 130 y que los adolescentes que pertenecen a esas organizaciones están siendo cada vez más utilizados por bandas criminales para la ejecución de todo tipo de crímenes. Por su parte, Jesús Darío González, coordinador del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, ha asegurado varias veces que para seguir registrando buenos resultados en la estrategia también se requieren campañas sociales, avances en las investigaciones sobre el manejo oficial de las armas y agilidad en la judicialización de delitos.Debate ciudadanoEn medio de los reportes positivos de las autoridades, se abre de nuevo el debate ciudadano sobre si Cali está realmente ganando la batalla contra la inseguridad. A través de redes sociales, los lectores de Elpais.com.co expresan sus experiencias y piden acciones concretas para hacer frente a la situación. Por ejemplo, Jair Llanos afirma que ha sido en varias ocasiones víctima de comportamientos violentos por parte de vecinos que lo agreden verbalmente o hasta han intentado atacarlo. A pesar de las denuncias que hace, "todo sigue como sí nada y las autoridades esperan ver correr la sangre de la víctima para actuar".Por otro lado, Nataly Arias dice que es "una de las victimas de la maldad e intolerancia de esta ciudad y cada día vamos de mal en peor, hasta que no hayan castigos severos y castiguen a los menores de edad". Gilberto Londoño simplemente se pregunta: ¿hasta cuando vamos que tener esta incertidumbre de que si salimos a la calle no sabemos si volveremos?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad