Historias de familias que sufren la desaparición forzada en el Valle del Cauca

Historias de familias que sufren la desaparición forzada en el Valle del Cauca

Agosto 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Historias de familias que sufren la desaparición forzada en el Valle del Cauca

En la matanza sistemática de Trujillo, centro del Valle, desaparecieron 28 personas.

Conozca las historias que se esconden detrás del drama de la desaparición en el departamento. Trujillo y Cartago, entre los municipios más afectados.

El drama de las desapariciones forzosas no es ajeno a muchos municipios del Valle del Cauca, en los cuales en muchas ocasiones están vinculadas al conflicto armado o el narcotráfico. De acuerdo con la Fiscalía de Tuluá, en lo que va corrido del año se han reportado 84 desaparecidos en este municipio, Andalucía, Trujillo y Bugalagrande.Una fuente de la Fiscalía indicó que muchas denuncias por desaparición que se han instaurado en el 2013 corresponden a años anteriores de casos de campesinos que fueron víctimas de las AUC o las Farc y que sus familias requieren ese trámite para los beneficios de la Ley de Víctimas.En Buga se han reportado 11 desapariciones. Dos han sido hallados. En Cartago, según el CTI, se han registrado 15 denuncias por desaparición de personas, 6 de las cuales han aparecido vivas al poco tiempo.Conozca las historias detrás de algunos de estos casos:Trujillo, el rostro de un exterminio El campesino no dice su nombre. Explica que prefiere callar, la zona todavía es peligrosa. Vive en una de las casas al lado de la vía del corregimiento La Sonora, en Trujillo.Ha vivido casi todos sus 50 y pico de años allí. Solo se fue con su familia por un tiempo. Tuvo que huir cuando a su mamá la desaparecieron. “Esa noche se llevaron a once personas de acá. Ella estaba sola con una hija y llegaron en dos carros diciendo que era un allanamiento. Desde ese día no se sabe nada de ellos”, recuerda. “Mi papá no se quiso ir. Se murió esperándola”, dice y calla. El que habla es el hijo de Esther Cabuya, una enfermera y líder comunitaria de 59 años, que hace parte de las desaparecidas de Trujillo.El informe de ‘Trujillo, una Tragedia que no Cesa’ del Centro de Memoria Histórica recopila la historia de la matanza de esta población, ocurrida hace ya dos décadas. “Las víctimas de Trujillo, Valle del Cauca, nombran hoy como ‘masacre’ no un evento concreto sino la violencia sistemática perpetrada por una alianza de narcotraficantes, paramilitares y miembros de la Fuerza Pública entre 1986 y 1994”, recopila el documento.Y agrega que “hasta el momento actual, de los 28 desaparecidos por la alianza contrainsurgente solo se han recuperado cuatro cadáveres. Estos cuerpos fueron los de Juan Giraldo, su sobrino Freddy Rodríguez, Danilo García Ortiz, y el del padre Tiberio Fernández. Los familiares de la mayoría de los desaparecidos en marzo/abril de 1990 siguen esperando”. Es por Esther y las decenas de víctimas de Trujillo que el próximo sábado se realizará una caminata. “Para recordar la memoria de las víctimas de homicidio, tortura y desaparición forzada que ha dejado el conflicto armado”, dice el comunicado.El drama del hijo del exalcaldeUno de los casos más sonados durante los últimos dos años en Cartago es el de la extraña desaparición de Germán Alejandro González Murillo, hijo del hoy prófugo de la justicia y exalcalde de la ciudad, Germán González Osorio.En la denuncia instaurada en la URI de la Fiscalía de Cartago el pasado 21 de abril de 2012, familiares del joven, que para la fecha de los hechos tenía 23 años de edad, aseguraron que éste había salido de su casa cuatro días antes hacia la vecina ciudad de Pereira, en un automóvil Chevrolet Spark blanco.El joven, según las declaraciones, estaba acompañado por otras dos personas, entre ellas el agregado de su finca. Germán Alejandro se dedicaba al comercio y la organización de eventos.El joven es uno de los cinco hijos del exalcalde de Cartago, quien desde hace varios meses se encuentra prófugo de la justicia. El político, desde la clandestinidad, dio a conocer un audio y una carta en las que asegura que su hijo fue asesinado.Lea aquí la primera parte de este informe sobre las desapariciones en el Valle del Cauca.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad