"Hay que recuperar la Cali que fue modelo de ciudad": General León Riaño

Mayo 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra / Editora de Orden

General José Roberto León Riaño.

El general José R. León habla de sus retos como director de la Policía. Insiste en la importancia del plan de seguridad por cuadrantes. “Mi general Naranjo es irreemplazable”, asegura.

Llenar los zapatos del Director de la Policía colombiana cuando el general de cuatro estrellas Óscar Naranjo abandone este cargo no es tarea fácil. Y será su actual mano derecha el que asumirá ese reto. El general José Roberto León Riaño fue nombrado por el presidente Juan Manuel Santos el viernes pasado como la cabeza de la Policía de este país. “Él fue quien se inventó la modalidad de policía por cuadrantes”, fueron las palabras de Santos para describir al sucesor de Naranjo.“Mi general Naranjo es irreemplazable, no existe otra figura como él, mi misión es recoger en este momento ese testimonio de él, como si fuese una carrera de relevos y tomar la posta para asumir el reto con altura, profesionalismo y efectividad para poder cumplirles a los colombianos y al señor Presidente las metas que hemos trazado”, expresó León Riaño en una entrevista con El País.¿Cuáles cree que fueron las razones por las cuales el presidente Juan Manuel Santos lo nombró Director de la Policía Nacional?Es una deferencia muy especial del señor Presidente para con la institución y conmigo. Es un honor recibir la más alta distinción que pueda tener un policía, como es dirigir los destinos de su propia institución. Debo indicar el agradecimiento al presidente Juan Manuel Santos y al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, por este voto de confianza. Hubo fricciones en la Policía antes de ser elegido usted como director, se hablaba de una división entre algunos generales.No, insisto que lo que había y hay es un gran equipo y la consolidación de un cuerpo de generales que estaba seguro de sus retos y compromisos y venía ejecutando todos los procesos. Vamos a trabajar con ellos en las estrategias institucionales y reiterar que el compromiso es el fortalecimiento de la seguridad ciudadana. ¿Cuál es el legado que deja el general Naranjo en la Policía?Un gran legado de amor por la patria, de amor por lo que hacemos, de trabajo en equipo y de posicionamiento de la Policía a nivel nacional e internacional. Un legado de efectividad en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, la delincuencia y el crimen transnacional.¿Qué se siente reemplazar al ‘mejor policía del mundo’?Siento una inmensa responsabilidad y de igual manera tranquilidad porque mi general Naranjo, un gran ser humano, un gran policía y un gran líder, ha generado al interior de la institución procesos que permiten tener un devenir en el ámbito nacional e internacional lleno de éxitos y de respuestas frente al clamor ciudadano en materia de seguridad y convivencia.¿Cuáles son los principales retos que asume?Son varios los retos, el primero es la consolidación y el fortalecimiento de la Política de Seguridad y Convivencia Ciudadana, a través del modelo del Plan Nacional de Vigilancia por Cuadrantes, que tiene como finalidad atender y dar una respuesta efectiva a los problemas cotidianos del ciudadano en materia de seguridad y convivencia. En segundo lugar está la lucha frontal y decidida contra los narcotraficantes, terroristas e integrantes de las bandas criminales. Aprovecho esta oportunidad para notificar a los delincuentes que donde quieran que estén la Policía llegará con todas sus capacidades, si están en Colombia se logrará su captura a través de operaciones especiales y si están en territorio extranjero a través de operaciones de inteligencia y de intercambio de información con las policías hermanas y los gobiernos de esos países.¿Cuáles son los principales problemas en materia de seguridad actualmente?Podríamos indicar tres elementos que son preocupación para los colombianos, uno tiene que ver con el tráfico de estupefacientes, el otro es la microextorsión a la que son sometidos algunos sectores del comercio y el tercero es la minería ilegal, que es la nueva fuente de financiamiento de los grupos armados ilegales en nuestro país. De la minería ilegal tenemos un número importante de municipios que están siendo afectados, ya se ha hecho un censo y un análisis y tenemos una estrategia para enfrentar ese fenómeno.Compromiso con CaliUsted fue subcomandante y comandante de la Policía Metropolitana de Cali, ¿cuál es su compromiso con la ciudad?El compromiso es fortalecer todo lo que tiene que ver con el Plan de Vigilancia por Cuadrantes. El compromiso de la institución es continuar el plan piloto que se desarrolla en Cali dentro de la Política Nacional de Seguridad y Convivencia. Cali es una prioridad para nosotros, por eso se escogió como ‘piloto’ en los programas de seguridad. ¿Por qué en Cali se mantiene ese espiral de violencia desde hace tantos años, pese a que se anuncian medidas los homicidios siempre vuelven a subir?Aquí se ha diseñado toda una política nacional y el plan piloto es en Cali y los caleños han elegido un alcalde que tiene toda la experiencia en el tratamiento criminológico y preventivo. La implementación de la estrategia requiere tiempo. Se está haciendo un trabajo serio y planeado para superar el problema que ha tenido Cali en cuanto al delito. Siempre la Policía en Cali se ha quejado de la falta de recursos, ¿ahora se está dando ese apoyo?Lo que nota la Policía es un compromiso total del alcalde Rodrigo Guerrero, entonces esperamos que con la sumatoria de esfuerzos de la autoridad local más la decisión del señor Presidente y el Ministro de Defensa de enviar a final del año a más de 800 policías para Cali, se va a fortalecer la seguridad en la ciudad.¿Cuál es su diagnóstico de la situación de Cali?Cali tiene unos indicadores que van con una tendencia a la baja aunque todavía son preocupantes. Hay que fortalecer todas las acciones en la ciudad y eso requiere un gran compromiso de la comunidad, que debe desarmarse. Se necesita una participación ciudadana en asuntos de seguridad y convivencia, una sumatoria de esfuerzos y un objetivo común de recuperar la Cali de los años 70, que fue un modelo nacional e internacional de ciudad. Como director de la Policía, ¿cree que es necesario que el control de las armas de fuego lo tenga el Estado?Ese debate ya se ha dado en el país, el monopolio de las armas deben estar en manos del Estado. Por ejemplo en el caso de los homicidios, se ha demostrado que la restricción al porte de armas, siempre y cuando sea de manera transitoria y focalizada, incide en la reducción de estos. También influye en esa baja algunas variables como la Ley Zanahoria. Otra dificultad en la seguridad está en la judicialización de los delitos. En Cali, el 80% de los capturados queda en libertad. ¿se debe replantear el actual sistema penal acusatorio?Antes de ver las fallas hay que ver es cómo solucionamos esas falencias y a través de trabajo en equipo, que ha sido un mandato del Presidente Santos y del Ministro de Defensa, se corregirán los errores. En todo el país¿Qué resultados dejó la cumbre de Unasur?En este momento tenemos, y se acabo de presentar en la Cumbre, que la principal preocupación de los países del hemisferio sur es la seguridad. Por eso fue muy importante esta Cumbre de Unasur, donde los ministros de relaciones exteriores, del interior y de defensa llegaron a un consenso de crear una instancia regional que se encargue de fortalecer los mecanismos de cooperación para tener una lucha mucho más efectiva contra el crimen transnacional. Hoy podemos indicar que no existe un país donde los delincuentes puedan refugiarse tranquilamente, pues a través de estos mecanismos se han podido ubicar y se procede a su captura. Por ejemplo, en Venezuela se han dado 26 capturas. El general Naranjo dijo hace poco que está de acuerdo en legalizar la marihuana, ¿cuál es su posición frente a ese tema?La mía, como lo ha indicado el presidente Santos, es que el gobierno colombiano tiene toda la autoridad moral para abrir el debate y lo que ha indicado el Presidente es que se hace necesaria la revisión de toda la estrategia antidrogas, con el fin de explorar nuevas ideas y estrategias que permitan tener mayor efectividad en la lucha contra el narcotráfico. Otro punto es que las personas que son adictos a la droga, especialmente a la marihuana, deben recibir un tratamiento médico, por lo cual el tema se convierte en un asunto de salubridad pública.Otros temas¿Usted cree que Colombia está ganando la guerra contra el narcotráfico?Sí se ha ganado. Se han ganado batallas con esa lucha. Ya no tenemos grandes carteles, los capos tienen una vida como jefes más corta. Hoy en día somos un mejor país y un referente mundial de lucha contra las drogas. Es una guerra que solo en la Policía ha costado la vida de más de tres mil hombres en la última década, así como de candidatos presidenciales, magistrados, políticos y ciudadanos.Se ha visto un aumento de los ataques guerrilleros, la Policía se ha visto afectada en emboscadas y bombas contra sus estaciones ¿se bajó la guardia?No hay tal retroceso en materia de seguridad. Hacer terrorismo es relativamente fácil; la guerrilla ha venido adaptándose a nuestra estrategia, por eso se ha replanteado ésta. Todo eso demuestra el total compromiso del trabajo en equipo entre la Policía y las Fuerzas Militares, una alianza que ha sido estratégica en la lucha contra el narcotráfico y terrorismo, que ha dado resultados contundentes a estos dos fenómenos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad