"Hay que buscar un mecanismo para que se resuelva este impasse": Farc desde Cuba

Noviembre 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Alias Pastor Alape, delegado de las Farc para el proceso de paz en La Habana.

La guerrilla, además, indicó que va a continuar en la mesa de negociaciones en La Habana y reiteró en la necesidad de una tregua.

En una rueda de prensas, los delegados de las Farc confirmaron tener en su poder al general Rubén Darío Alzate, secuestrado el pasado fin de semana.Alias Pastor Alape dijo que, tras confirmarse el secuestro por parte del Frente 34 en el Chocó, "hay que buscar un mecanismo para que se resuelva" el tema. "Queremos que este impasse sea resuelto lo más pronto posible para que el proceso siga avanzando sin sobresaltos hacia el acuerdo final", agregó. En su pronunciamiento, la guerrilla reiteró su propuesta de realizar un cese bilateral del fuego mientras se adelantan los diálogos y cuestionó al presidente Juan Manuel Santos por suspender el proceso de paz luego de conocerse del plagio del oficial, decisión que el grupo insurgente calificó de impulsiva. "Para asombro del mundo, esta decisión la toma un gobierno que ha negado, tozudamente, la posibilidad de que el proceso de paz se desenvuelva en medio de una tregua o armisticio que ayude a desescalar el conflicto. La posición de dialogar bajo el fuego cada día arrastra mayor insensatez", dijo Alape.Alape agregó que esperan que "cesen las incoherencias del Gobierno, que con constancia reitera que lo que ocurra en el territorio colombiano no tiene por qué afectar la mesa, seguiremos en La Habana trabajando por la paz y dispuestos a continuar las conversaciones, atendiendo a lo convenido en el Acuerdo General de La Habana". Las declaraciones de las Farc se dan un día después de que el presidente Juan Manuel Santos les exigiera la pronta liberación del general Alzate como prueba de su voluntad de alcanzar la paz, en la peor crisis que vive el proceso, iniciado el 19 de noviembre de 2012."El compromiso de las Farc está puesto a prueba. De su decisión depende seguir avanzando hacia el fin del conflicto y la reconciliación", dijo el Mandatario. "Mientras esta situación no se solucione", los negociadores de paz del Gobierno "no podrán viajar a La Habana para reanudar las conversaciones", agregó.El secuestro ha puesto en riesgo el proceso de paz en vísperas de que se cumplan dos años de negociaciones, durante las cuales las Farc y el Gobierno han consensuado tres de los seis puntos de una agenda destinada a acabar un conflicto armado de medio siglo, que ha dejado 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados. Las otras dos personas que fueron secuestradas en zona rural de Quibdó, Chocó, son el cabo primero Jorge Rodríguez Contreras y la abogada Gloria Urrego, coordinadora de Proyectos Especiales de la Fuerza de Tarea que comandaba el general Alzate."Ojala no lo dilaten""Es normal la tardanza en el pronunciamiento por un tema de comunicaciones de los mandos con la tropa para esclarecer los hechos", dijo a la AFP en Bogotá el analista Ariel Ávila, de la Fundación Paz y Reconciliación, quien espera que "las Farc aclaren si tienen o no tienen cautivo al general, al suboficial y a la abogada". "Ojala no lo dilaten y no empiecen un juego político que le haría mucho daño al proceso de paz", añadió.No sólo el Gobierno Nacional espera lo que digan los dirigentes de las Farc, sino también los países que sirven de "garantes" del proceso de paz (Noruega y Cuba) y de "acompañantes" (Chile y Venezuela), a quienes la abrupta suspensión de las pláticas tomó por sorpresa.Desde principios de 2012, el grupo rebelde se comprometió a no secuestrar a más civiles, pero se reservó el derecho de capturar a policías o militares, a los que considera prisioneros de guerra."Hay que ser claros: aunque estamos negociando en medio del conflicto, las Farc tienen que entender que a la paz no se llega recrudeciendo las acciones violentas y minando la confianza", dijo Santos en su mensaje al país.Además de la Unión Europea, que este lunes llamó a una liberación "de inmediato y sin condiciones" de los rehenes, la oficina de la ONU en Colombia repudió los secuestros."Dado el notable progreso realizado por las partes en los diálogos de La Habana y considerando la importancia de construir sobre estos logros para completar la agenda de paz, Naciones Unidas espera que la situación sea resuelta lo más pronto posible", indicó la oficina en un comunicado.Las negociaciones de La Habana están en receso desde el 2 de noviembre y debían reanudarse este martes, pero Santos ordenó a su delegación permanecer en Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad