Hallan el cadáver de un menor desmembrado en un cañaduzal de Tuluá

Febrero 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá.
Hallan el cadáver de un menor desmembrado en un cañaduzal de Tuluá

En menos de una semana, tres menores han perdido la vida de manera violenta en Tuluá en febrero.

La víctima fatal fue identificada como Leonardo Borrero Ramos, de 13 años. En el lugar de los hechos, las autoridades hallaron una pacora y un machete oxidado.

Un nuevo hecho de sangre contra un niño, de 13 años, en Tuluá prendió las alarmas de las autoridades, pues en menos de una semana, tres menores han perdido la vida de manera violenta en este municipio del centro del Valle del Cauca. Lea también: Asesinado con arma blanca menor de 8 años en Tuluá.El hecho de sangre se registró el pasado martes, hacia las 8:45 p.m. dentro de un cañaduzal ubicado en el barrio Villa Liliana, en el sector conocido como Siete Canchas.Esta vez, la víctima fatal fue identificada como Leonardo Borrero Ramos, residente en Cali y quien desde hace ocho días se encontraba en Tuluá de vacaciones en la casa de un tío.Según el teniente coronel, Marino Solano Salazar, comandante del Segundo Distrito de policía, el adolescente, en compañía de un familiar y de otro joven, al parecer fueron obligados por otros jóvenes armados a ingresar a ese cañaduzal en donde les iban a dar muerte.Sin embargo, dos personas alcanzaron a escapar y dar aviso a las autoridades.Cuando las patrullas llegaron al lugar de los hechos encontraron el cadáver de Borrero Ramos, desmembrado y decapitado, quien presentaba múltiples heridas causadas con arma blanca a la altura del cuello, tórax, rostro y extremidades superiores.Al lado del cuerpo, los técnicos de la Sijín de la Policía, que realizaron las diligencias de levantamiento del cadáver hallaron una pacora y un machete oxidado al igual que una pica con la que los homicidas habían hecho un hueco al parecer para enterrar ahí mismo a la víctima.De acuerdo con el testimonio de uno de los muchachos que logró escapar de los agresores, ellos habían ido hasta ese sitio a comprar unos cigarrillos de marihuana cuando fueron sorprendidos por dos hombres armados de revólveres.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad