Hallan cadáver de mototaxista que se encontraba desaparecido en Tuluá

Mayo 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Tuluá.
Hallan cadáver de mototaxista que se encontraba desaparecido en Tuluá

Juan Pablo Orozco, era casado desde hace dos años y era oriundo del corregimiento de Fenicia en Riofrío, pero estaba radicado en Tuluá, junto con sus hermanos, desde 14 años.

Sólo a través de un cotejo genético y pruebas de ADN que serán practicadas en un laboratorio especializado del Instituto de Medicina Legal se establecerá la plena identidad de la víctima.

En medio de un cañaduzal fue hallado en la noche de este miércoles el cadáver del mototaxista que se encontraba desaparecido desde hace 19 días. A la intemperie y devorado por las aves de rapiña fueron identificados por sus familiares los restos de Juan Pablo Orozco Orrego, de 32 años. El hallazgo se produjo en un paraje del sitio conocido como Charco de Oro, en jurisdicción del municipio de Andalucía. Sólo a través de un cotejo genético y pruebas de ADN que serán practicadas en un laboratorio especializado del Instituto de Medicina Legal se establecerá la plena identidad de la víctima. Sin embargo, la esposa del occiso manifestó que por las prendas de vestir y por un llavero que portaba en uno de sus bolsillos, se trata de Juan Pablo Orozco quien se encontraba desparecido desde el pasado 20 de abril. Lo que no se ha establecido aún es la forma como fue asesinada esta persona debido a su avanzado estado de descomposición. María Magdalena Orozco, dijo que la última vez que vieron a su hermano fue ese sábado en horas de la tarde en inmediaciones de la plaza de mercado de Tuluá. Sin embargo, las autoridades tratan de establecer una versión en el sentido de que a este hombre lo habrían sacado a la fuerza de unos billares y llevado en un vehículo con rumbo desconocido. Asimismo, es un misterio el paradero de la motocicleta en la que se movilizaba la víctima, una Honda Eco Deluxe-100 de color negro y de matrícula IGP-22B. De Juan Pablo Orozco, se dijo que era casado desde hace dos años y era oriundo del corregimiento de Fenicia en Riofrío, pero estaba radicado en Tuluá, junto con sus hermanos, desde 14 años. Antes de dedicarse al transporte informal fue taxista y últimamente prestaba plata gota a gota. Lo curioso del caso es que la desaparición de este “mototaxista” se produjo el mismo día y en el mismo sector en que desconocidos asesinaron de varios disparos a otro transportador informal. Esa vez la víctima fatal fue identificada como Rafael Antonio Díez González, de 30 años, a quien asesinaron a escasos metros del CAI de La Plazuela.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad