Habría seguridad privada en espectáculos públicos y transporte

Habría seguridad privada en espectáculos públicos y transporte

Noviembre 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Habría seguridad privada en espectáculos públicos y transporte

Imágenes de un control policial en inmediaciones del estadio Pascual Guerrero.

El Alto Consejero para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana, Francisco Lloreda, enfatizó que la seguridad no es responsabilidad exclusiva del Estado. Expuso iniciativas que se ejecutan en Londres.

El Alto Consejero para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana, Francisco Lloreda, expuso tres escenarios en donde se debería empezar a debatir si la seguridad privada asume las labores que hace la Fuerza Pública: como espectáculos públicos, sistemas de transporte masivo y cárceles.De acuerdo con Lloreda, hace unos 30 años hay consenso mundial sobre que la seguridad no es exclusiva del Estado, sino que este debe establecer políticas, campos de actuación de la seguridad pública y entender que en los cuerpos de seguridad privada hay una gran oportunidad para su complemento.Con respecto a los espectáculos públicos, Lloreda señaló que hay que buscar que cuando sean contratados por entidades privadas, sean protegidos por la seguridad privada y así la Fuerza Pública pueda destinarse a otros lugares.Esta iniciativa que ya fue avalada por el ministro de la Defensa, Juan Carlos Pinzón, y la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, tendría que ser tramitada mediante un proyecto de ley para ser incluida en el código de convivencia.Como aspecto novedoso, Lloreda estima que los sistemas de transporte podrían ser custodiados por la seguridad privada. “En las estaciones incluso. El país vería con buenos ojos que se avance hacia esquemas en los cuales esas estaciones y los mismos buses operen con seguridad privada e, incluso, que incluyan cámaras de seguridad privada dentro de los buses lo que ya ocurre en ciudades como Londres”, señaló a Colprensa.Esa medida se podría extender, dijo el Alto Consejero, hacia los centros de atención especializada para jóvenes que han infringido la ley e incluso hacia los sistemas penitenciarios.“En el mundo existen muchos ejemplos de cómo la seguridad privada puede prestar ahí un gran servicio, lo cual permite que la policía esté en otras actividades”, señaló Lloreda al enfatizar que el mensaje claro es que hacia futuro la seguridad pública tiene que articularse cada vez más con la privada para que se mejoren los indicadores de criminalidad.En el caso del sector petrolero y minero, el funcionario estimó que como la amenaza en las áreas donde operan estas empresas son los grupos armados ilegales y no la delincuencia común, la seguridad privada tendría cabida pero para ofrecer servicios de vigilancia al interior de los campamentos o en las oficinas. En el exterior la protección tiene que estar a cargo del Ejército.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad