Habitantes de Toribío temen posible toma del Sexto frente de las Farc

Julio 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Habitantes de Toribío temen posible toma del Sexto frente de las Farc

La población de Toribío teme represalias de las Farc por la captura, hecha por la guardia indígena, de cuatro presuntos milicianos.

El rumor que corre en el pueblo es que el Sexto Frente de las Farc se tomaría el casco urbano en represalia por la captura de cuatro de sus miembros por parte de la Guardia Indígena. “La amenaza está latente”, confirmó el mayor de la Policía Simón Cornejo.

En Toribío corre el rumor de que el Sexto Frente de las Farc se tomará el pueblo. Se trataría de una represalia por la captura, por parte de la Guardia Indígena, de cuatro de sus miembros hace apenas dos días.Entre los detenidos, se dice, estaría el jefe de seguridad de alias Jhonny, segundo comandante del Sexto Frente de esa guerrilla.El párroco de Toribío, el sacerdote canadiense Alain Forcier, dice que a la Iglesia ha llegado la misma información. Entonces ha dormido poco. El misionero keniano Irungu Muangai Patrick agrega que muchas veces esos rumores son simples chismes, pero en el pueblo chismes como esos se hacen realidad. Durante toda esta semana se ha agudizado el conflicto en Toribío, después de que la Guardia Indígena desalojó a las tropas del Ejército en el cerro Alto Berlín y, un día después, el Ejército y fuerzas del Esmad, recobraron el control de la zona. En medio de esta situación se generaron disturbios y hechos confusos en los que al parecer, por error militar, murió un indígena.En la noche de este miércoles, la mayoría de los periodistas que cubren el conflicto en Toribío durmieron en jeans, camisa, medias, celular en el bolsillo, zapatos a la mano, maleta lista. También diseñaron un improvisado plan en caso de emergencia: si a la guerrilla le daba por lanzar cilindros bombas y tatucos contra el pueblo en la madrugada, se deberían encontrar en un mismo punto para protegerse: el sótano de una casa - hotel del municipio.La iglesia está a un par de cuadras del búnker de la policía, donde el mayor Simón Cornejo, protegido por una trinchera construida con sacos de arena, confirma que la amenaza del ataque de la guerrilla está latente, según información de inteligencia militar. Siempre en este pueblo es así, dijo, como acostumbrado a la zozobra.En el casco urbano del pueblo insisten que están casnados de aquello. Se enfrenta el Ejército con la guerrilla en un conflicto que ninguno ganará jamás, ninguno perderá. Los que pierden son precisamente ellos, los habitantes del pueblo. Mientras los actores armados se enfrentan, acá se cierran las tiendas, los almacenes, los restaurantes, se detiene la economía. Nadie sale a la calle, los estudiantes pierden clases. Caen las bombas además, se caen las casas, aparecen las víctimas. A Helena Briceño, por ejemplo, la enfermera jefe del hospital indígena, al parecer le deben amputar la pierna después de que un explosivo cayera hace una semana contra el centro de salud y ella resultara herida. Aquí los perdedores son los que andan sin armas y se dedican a asuntos tan opuestos a la guerra como eso de salvar vidas.En la noche del miércoles se fue la luz en el pueblo. Algunos periodistas se asustaron. Los habitantes cuentan que en Toribío se va la luz, después vienen los cilindros volando. Por fortuna el apagón no duró más de diez minutos. Sigue la calma, aunque ya es mediodía del jueves y el fluído eléctrico se ha cortado de nuevo. Unidad Administrativa Especial para la Consolidación Territorial dará prioridad al CaucaEste jueves se reunieron en Popayán ministros, gobernadores y otros funcionarios, con el director de la Unidad Administrativa Especial para la Consolidación Territorial, Uact, para definir los compromisos gubernamentales que se ejecutarán con mayor prioridad en el departamento.“Estaremos pendientes del Cauca la mayor parte del tiempo. Yo atenderé (el plan de acción) desde acá (Popayán) y conforme se requiera la presencia de otros miembros del equipo ellos irán viniendo”, explicó el director de la Uact, Álvaro Balcázar.También comentó que su agenda consiste en visitar la región del norte del Cauca al menos tres días hábiles a la semana y fines de semana, cuando sea necesario. “La idea es darle prioridad a mi permanencia en el Cauca mientras se estabiliza la situación”, dijo Balcázar. Sin embargo, aclaró que no se ha establecido por cuánto tiempo se llevarán a cabo estas constantes visitas.La reunión se enfocó en identificar los compromisos del Estado, analizarlos y definir cuáles se van a ejecutar con mayor prioridad. Para ello se construyó un plan de gestión estructurado por los gobernadores, alcaldes y las comunidades y un plan de acción que enlista los proyectos más importantes de cada municipio.El objetivo es lograr, mediante estos planes, que aumente la participación e integración de las comunidades. También se busca llevar a acabo un proceso de recuperación del desarrollo social. Para ello se cuenta con actividades institucionales, de gobernabilidad e infraestructura que integren la presencia policial y contribuyan a la generación de ingresos.En el encuentro, presidido por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, se socializaron los compromisos adquiridos para la intervención de los municipios en consolidación: Miranda, Corinto, Caloto, Santander de Quilichao y Toribío.El director del Departamento para la Prosperidad Social, DPS, Bruce Mac Master, manifestó su voluntad por aumentar en un 60% el programa Familias en Acción que tiene cobertura en todo el departamento. Aseguró que la próxima ruta para la prosperidad del sector de la inclusión social, se realizara en el departamento de Cauca.La tensa situación que se ha presentado en los últimos días en varios municipios del Cauca por el enfrentamiento entre las comunidades indígenas y las fuerzas militares y policiales, representa un “desafío adicional en términos de compromiso para afinar los mecanismos de coordinación y gestión con el fin de que las demandas y los acuerdos a los que se vaya llegando con el Gobierno y la comunidad campesina e indígena sean atendidos con efectividad” , concluyó Balcázar.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad