Gustavo Álvarez Gardeazábal denuncia que Policía de Tuluá tendría vínculos con Bacrim

Junio 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá
Gustavo Álvarez Gardeazábal denuncia que Policía de Tuluá tendría vínculos con Bacrim

Gustavo Álvarez Gardeazábal, escritor y político vallecaucano.

Según indicó el exgobernador del Valle y escritor, la Fiscalía no confía en la Policía de Tuluá a la hora de llevar a cabo procedimientos.

El exgobernador del Valle y escritor Gustavo Álvarez Gardeazábal, denunció que la Policía de Tuluá tendría vínculos con algunas de las bandas criminales que operan en esa ciudad, y que esa es la razón por la cual se vive un recrudecimiento de la violencia. El escritor tulueño dijo que la comunidad no confía en la Policía y que tienen que venir representantes de los organismos de seguridad del Estado de otras ciudades del país a hacer los operativos en la Villa de Céspedes.Según Gardeazábal, la Fiscalía no confía en la policía de Tuluá porque, “existe un contubernio” o un maridaje entre algunos miembros de esa institución y las bandas criminales.Esta aseveración tiene que ver con un procedimiento que el pasado fin de semana realizó la Fiscalía en el barrio Villacolombia, en la zona occidental de Tuluá, en donde el CTI se hizo acompañar de la Armada Nacional para hacer ese allanamiento en donde se encontró una caleta con armas y estupefacientes.“No entiendo cómo tienen que venir miembros de la Armada Nacional para apoyar esos operativos estando a 250 kilómetros de distancia de Tuluá”, indicó el escritor tulueño.Asimismo, Gustavo Álvarez Gardeazábal les hizo un llamado a las fuerzas vivas de la ciudad y a su dirigentes, a los gremios y a la Administración Municipal, para que “despierten de la indiferencia en que están sumidos mientras los delincuentes se apoderan de la ciudad”.Gardeazábal indicó que el flagelo de la extorsión es un fenómeno que no han podido erradicar las autoridades, pese a las visitas que han hecho a la ciudad el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón y el director de la Policía Nacional, el general Rodolfo Palomino.“Lo que pasa es que cada semana le ponen una bomba, le lanzan una granada o le matan un familiar a los comerciantes que se niegan a pagar las vacunas”, manifestó Gustavo Álvarez Gardeazábal quien criticó a los gremios, al Alcalde y a la clase política porque no se pronuncian sobre este problema.En el mismo sentido se pronunció el concejal de Tuluá, Marcos Quintero, quien dijo que la policía debe mejorar el trabajo de inteligencia para que pueda dar verdaderos resultados.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad