Guardia Civil española desarticula banda dedicada al narcotráfico

Agosto 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Autoridades detuvieron a 31 personas, entre ellas nacionales de Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay, en varios puntos del país en una operación antidroga, informó ese Cuerpo mediante un comunicado.

La Guardia Civil española detuvo a 31 personas, entre ellas nacionales de Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay, en varios puntos del país en una operación antidroga, informó ese Cuerpo mediante un comunicado.Se trata de veintiún hombres y diez mujeres arrestadas en Cantabria, Asturias (norte) y Barcelona (noreste) y que permitió desarticular una organización dedicada a introducir cocaína en España vía Colombia, para su posterior tratamiento y venta.En la operación 'Wayú', que duró más de un año, se intervinieron casi seis kilos de cocaína, la mitad de gran pureza, de la que se podrían haber obtenido más de 100.000 dosis.También dos kilos de hachís, así como diferentes cantidades de LSD, "cristal" (meta-anfetamina), casi trescientas plantas de marihuana y seiscientos gramos de esta misma sustancia dispuesta para la venta.En mayo del pasado año, la Guardia Civil de Cantabria comenzó una investigación sobre un matrimonio, ambos naturales de Colombia y residentes en la región, de los que se sospechaba que distribuían importantes cantidades de cocaína que adquirían en la cercana Gijón.La trama asentada en Asturias introducía la cocaína en España desde aeropuertos sudamericanos por medio de "correos" humanos que la transportaban en dobles fondos de maletas o bolsas de viaje.Agentes de la Guardia Civil interceptaron y detuvieron a dos de estos "correos" en el Aeropuerto de Barcelona a su regreso de Colombia y se incautaron de una maleta con casi 2,6 kilos de cocaína de gran pureza.Una vez que la organización tenía la droga en su poder, era transportada a Gijón para su posterior adulteración, corte y venta.Durante la operación se descubrió un laboratorio de droga, que se encontraba en un local alquilado en Gijón, donde se intervinieron más de tres kilos de cocaína, parte de ella de gran pureza, así como grandes cantidades de sustancia de corte, un arma, una prensa completa con los moldes para hacer los "ladrillos" de cocaína una vez adulterada, entre otros efectos.Además de cocaína, también distribuían otras drogas, sobre todo marihuana que cultivaban en varias plantaciones.En un local comercial cerrado al público, en una céntrica calle de Gijón, tenían establecido un punto de venta de todo tipo de estupefacientes (cocaína, marihuana, hachís, "cristal" y LSD) .El jefe de la organización es un asturiano casado con una súbdita colombiana que había conseguido diferentes contactos en aquel país, donde había residido varios años, para conseguir la droga.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad