Gobierno seguirá con Ley de Tierras pese al asesinato de líder de desplazados

Septiembre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Efe

Hernando Pérez, que fue tiroteado el pasado domingo en un caserío rural, era dirigente de la Asociación de Víctimas para la Restitución de Tierras y Bienes, que reúne a unas 1.000 familias desalojadas de sus predios en la zona bananera de Urabá. "A los asesinos de Pérez no les interesa el proyecto de Ley de Tierras" dijo Angelino Garzón.

El Gobierno colombiano se comprometió este martes a seguir adelante con la Ley de Tierras pese al último asesinato de un líder de una asociación de desplazados por paramilitares, Hernando Pérez, sólo dos días después de haber participado en un acto de restitución de predios en el noroeste de Colombia.Pérez, que fue tiroteado el domingo 19 de septiembre del 2010 en un caserío rural, era dirigente de la Asociación de Víctimas para la Restitución de Tierras y Bienes (Asovirestibi), que reúne a unas 1.000 familias desalojadas de sus predios en la zona bananera de Urabá."El Gobierno nacional no va a retroceder en esta decisión política", dijo este martes el vicepresidente Angelino Garzón, en la inauguración en Bogotá de la III Semana por la Memoria, iniciativa de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (Cnrr).Garzón aludió a la iniciativa del Ejecutivo del presidente Juan Manuel Santos de devolver a sus dueños legítimos unos dos millones de hectáreas de un total de más de cinco millones que les fueron usurpadas a los más de cuatro millones de desplazados por el conflicto armado interno.El asesinato de Pérez "es un mensaje cruel", agregó el vicepresidente, al advertir de que a los responsables del crimen no les interesa el proyecto de Ley de Tierras, que el Gobierno presentará el lunes próximo al Congreso junto a otro de reparación de víctimas."Es un mensaje para ver si nosotros, desde el Gobierno, nos paralizamos o echamos marcha atrás, y es un mensaje para la comunidad que tiene el derecho legÍtimo a que le restituyan las tierras para que no sigan reclamando", explicó Garzón.Garzón insistió en que el Gobierno no retrocederá en su polÍtica de restitución de tierras y de reparación a las vÍctimas, no importa los intereses que deba tocar para que el Estado pague la deuda social que tiene con este colectivo de afectados por el conflicto.La muerte violenta de Pérez fue denunciada el lunes por la organización no gubernamental (ONG) de la que él era lÍder en un comunicado divulgado desde su sede en el puerto caribeño de Turbo.La ONG explicó que Pérez fue emboscado a tiros por unos desconocidos en El Totumo, aldea rural de Turbo en la que tenía su domicilio.El crimen fue cometido horas después de que Pérez participara en un acto en el que el Gobierno entregó en Turbo títulos de propiedad de tierras a 35 familias desplazadas de la región y que las habÍan perdido por usurpación de paramilitares.Con ellas subió a 200 el número de núcleos familiares a las que se les ha restituido con tÍtulos sus predios rurales en la zona de Urabá.La asociación advirtió de que Pérez es el séptimo líder de desplazados que ha sido asesinado en Urabá en menos de dos años.Al menos 40 dirigentes de desplazados han sido asesinados en Colombia desde marzo de 2002, según registros de organizaciones de defensa de los derechos humanos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad