Gobierno reconoce que 6.000 desmovilizados reincidieron en delitos

Diciembre 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

En las bandas emergentes habría 6.000 personas que anteriormente pertenecieron a la guerrilla o a las autodefensas.

El 15,5% de los 52.226 guerrilleros y paramilitares que se han desmovilizado en los últimos siete años reincidieron, según un informe presentado ayer por la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, Cnrr.En el II Informe Nacional de Desarme, Desmovilización y Reintegración se indicó que aunque el proceso de reinserción ha tenido avances, las bandas emergentes son una gran amenaza para éste. Según la Cnrr, hasta el 2009, 5.890 habían sido detenidos y 2.210 muertos, entre bajas en combates y asesinatos en el contexto de la criminalidad, lo que da 8.100 casos de reincidencia.“Tienen que ver con el aumento de la violencia rural focalizada, con el reciente y actual incremento de la violencia urbana y con circunstancias que entrañan las políticas de tratamiento del delito y la criminalidad de alto impacto y el conflicto armado. También el tema guarda estrecha relación con el crecimiento del reclutamiento ilícito en varias regiones y la persistencia de las economías ilegales y los reclamos de los desmovilizados por”, indicó el informe.En el estudio se agregó que “hay consenso en reconocer la gravedad de la situación creada por la aparición de expresiones de reincidencia en el delito, y en particular sobre el surgimiento de organizaciones armadas ilegales, con posterioridad a las desmovilizaciones colectivas de las AUC y grupos similares”.Álvaro Villarraga, coordinador del área Desarme, Desmovilización y Reinserción de la Cnrr, dijo que “hay avances de un proceso complejo, lleno de dificultades tanto jurídicas como de aplicación y que desbordó la capacidad de todos los que intervienen, desde el Estado y las instituciones no estatales”.Para Villarraga una de las razones de la reincidencia es que “la desmovilización no tuvo en cuenta los mandos medios con entrenamiento militar y conocedores de temas de narcotráfico y prácticas paramilitares, que luego reprodujeron en las bandas criminales que algunos lideran”.La mayor incidencia de estos grupos ilegales se presenta en los departamentos de Cesar, Córdoba, Chocó, Caquetá, Meta, Bolívar, Putumayo, Valle, Antioquia, Nariño y Norte de Santander. “La reincidencia es un factor que incide en la inseguridad urbana, pero no es el único, aunque en algunos contextos regionales se está mostrando que este fenómeno de reincidencias sí es un factor de riesgo”, agregó.Los menores desaparecidosEl informe también plantea una grave preocupación porque, según Villarraga, “el grueso de los menores de edad desvinculados de las AUC no llegaron al programa especial del Icbf. Estimamos que el 90% de los niños no pudo tener este tipo de reconocimiento”.“Los informes de distintas instituciones señalaban que unos tres mil menores de edad se desvincularon de los grupos paramilitares, de los cuales sólo algo más de 300 llegaron al Icbf”, señaló el coordinador.A ciencia cierta, se desconoce qué sucedió con el destino de estos menores de edad, pese a las exigencias hechas por la Procuraduría, la comunidad internacional y distintas organizaciones de Derechos Humanos.“Lo que pasó con esos niños hay una incógnita. Posiblemente algunos fueron vinculados a economías ilegales, a grupos criminales, a redes delincuenciales y a los mismos grupos armados ilegales emergentes, o incluso fueron reclutados por la guerrilla, concluyó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad