Gobierno rechaza que periodista francés sea un prisionero de guerra

default: Gobierno rechaza que periodista francés sea un prisionero de guerra

Este martes el Frente 15 de esa guerrilla habría confirmado que el francés está en su poder. Las Fuerzas Militares dicen que estaba de civil.

Gobierno rechaza que periodista francés sea un prisionero de guerra

Mayo 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Gobierno rechaza que periodista francés sea un prisionero de guerra

Las autoridades desconocen el paradero del periodista francés Roméo Langlois, quien estaría en manos de las Farc en zona rural de Caquetá.

Este martes el Frente 15 de esa guerrilla habría confirmado que el francés está en su poder. Las Fuerzas Militares dicen que estaba de civil.

El vicepresidente de la República, Angelino Garzón, señaló que el periodista francés Roméo Langlois, corresponsal de ‘France 24’ pueda ser considerado un "prisionero de guerra", como lo dijeron supuestamente las Farc, puesto que el reportero no portaba ningún arma en el momento del plagio. "Ni el Estado ni la comunidad nacional e internacional, bajo ningún punto de vista, podemos aceptar que el periodista francés es un prisionero de guerra, es inadmisible. Además, la única arma que tenía era una cámara, que es su herramienta trabajo”, aseveró Garzón. Por su parte, el presidente de la Fundación para la Libertad de Prensa, Flip, Ignacio Gómez, consideró que el comunicado de las Farc es una amenaza, “pues están haciendo unas consideraciones que lo determinan (al periodista) como si él fuera miembro del Ejército y que por eso lo van a castigar con el secuestro”.Este martes una supuesta guerrillera del Frente 15 informó, a través de una llamada a periodistas ubicados en la zona de Unión Peneya, (Caquetá), que “el periodista francés uniformado de militar y capturado en pleno combate está en nuestras manos y es prisionero de guerra. Está levemente herido en un brazo, se le ha prestado atención médica y está fuera de peligro”.Langlois, quien lleva doce años cubriendo el conflicto colombiano como corresponsal de guerra, estaba desaparecido desde el sábado cuando acompañaba a una brigada del Ejército en una operación antinarcóticos en el Caquetá.Expertos coinciden en que el plagio de Langlois significará un repudio general de la comunidad internacional. A ello se suma su condición de periodista y, de acuerdo con la Fundación para la Libertad de Prensa, desde julio del 2010 no se registran secuestros de reporteros. “De confirmarse este hecho, sería un grave y lamentable retroceso”, señaló la Fundación en su cuenta de Twitter.Para el analista Alfredo Rangel lo más preocupante es el “incumplimiento flagrante del compromiso de las Farc de no volver a retener civiles”.Cabe precisar que el pasado 26 de febrero el grupo subversivo anunció la proscripción del secuestro con fines extorsivos en uno de los comunicados que se han generado desde que alias Timochenko asumió el mando del Secretariado.Por su parte, el analista internacional Enrique Serrano indicó que detrás del supuesto plagio estaría el interés de las Farc de llamar la atención de Europa, en este caso de Francia, “que ha sido llamada como la gran mediadora de un eventual proceso de paz en Colombia”.“Estaba de civil”El comandante de la División de Asalto Aéreo del Ejército Nacional, general Javier Rey, rechazó ayer la supuesta explicación de las Farc de que Langlois fue declarado prisionero de guerra por usar prendas militares. El alto oficial afirmó que el periodista estaba vestido con botas pantaneras de caucho, jean y camiseta azul y encima tenía un chaleco antiesquirlas verde oliva, no pixelado, y un casco militar que se le entregó por protección. “En el momento de los cuatro uniformados. él ya había dejado esas dos prendas y se fue hacia ellos diciendo que era periodista y civil”, aseguró.En ese sentido, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, explicó que las Fuerzas Militares tienen el deber de prestarle a los periodistas la protección que requieren por estar en una operación contra el narcotráfico. El funcionario sentenció que, de resultar cierto que las Farc tienen en su poder al periodista, “les exigimos que lo liberen y le respeten la vida”.Prendas militaresUn acápite del Protocolo del 8 de junio de 1977 adicional al Convenio de Ginebra señala que el periodista no debe usar prendas que se asimilen a las de objetivos legítimos de conflicto.”Hay que recordar que el periodista correría el riesgo de perder la protección efectiva (incluso si no pierde el derecho a la protección que se le debe al civil) si siguiera de cerca a una unidad militar en la acción o se acercara demasiado a un objetivo militar. En el mismo sentido, si llevara ropa que se asemeje demasiado a un uniforme militar correría riesgos de la misma índole. En todos esos casos, por su cuenta y riesgo, se expondrá así al peligro”, señala el documento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad