Gobierno debe proteger la vida de las mujeres del campo, dice Defensoría del Pueblo

Marzo 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Gobierno debe proteger la vida de las mujeres del campo, dice Defensoría del Pueblo

Mujeres líderes durante la celebración del Día Nacional de la Solidaridad con las Víctimas en el 2014.

La entidad hizo el llamado para que se reglamente y consoliden programas que velen por la seguridad de las mujeres en el campo colombiano.

Este viernes la Defensoría del Pueblo emitió la voz de alerta al Gobierno Nacional para que revise e implemente las medidas de protección necesarias para garantizar el derecho a la vida e integridad de las mujeres rurales.Lea también: ONU denuncia desplazamiento masivo en el Bajo Baudó, ChocóEl Estado "debe fomentar el fortalecimiento del programa de promoción de sedes seguras para organizaciones de mujeres en las zonas rurales; reglamentar y consolidar la participación de las mujeres en espacios de decisión sobre las políticas de desarrollo rural y revisar e implementar las medidas de protección necesarias, de acuerdo con los niveles de riesgo determinados, para garantizar el derecho a la vida", dice un comunicado de la Defensoría. Estas deben ser trabajadas por el Ministerio de Agricultura, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, la Unidad de Restitución de Tierras, la Unidad Nacional de Protección, Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación, Procuraduría General de la Nación y Departamento Nacional de Estadísticas. La Defensoría del Pueblo dio un diagnóstico sobre los principales factores de riesgo para la población femenina por el conflicto armado en los departamentos de Chocó, Córdoba, Caquetá y Santander.En el comunicado, esta organización, afirmó que se "evidenció que las dinámicas rurales mediadas por el conflicto armado constituyen una variable de primer orden en contra de los derechos de las mujeres".En cuanto al Chocó, la organización evidenció que "la consolidación de entables mineros ligados a una industria aurífera criminal ha significado el auge de sitios aledaños a los complejos de extracción, en los cuales se explota sexualmente a las mujeres y niñas".Y que en muchas ocasiones, estas prácticas se realizan con el conocimiento de los esposos y padres de familia, quienes son amenazados y en el mejor de los casos "reciben dinero bajo intimidaciones como compensación por el abuso de sus compañeras e hijas". La Defensoría también evidenció la circulación de estupefacientes alrededor de los lugares ligados a la industria aurífera, los cuales destruyen la capa vegetal y la contaminación de las fuentes de agua. Y es que en un informe presentado en el 2014, la Defensoría Nacional del Pueblo afirma que el 29,5% de los crímenes contra las mujeres en el 2014 se presentaron en el departamento del Valle del Cauca, siendo Cali y Buenaventura las ciudades con el número más alto. Para Maria Nieves Torres, integrante de la Red de Mujeres Comunales de Buenaventura, "la situación de violencia no ha cedido y los índices de asesinatos y violaciones continuando siendo altos, lo que ha desembocado en un temor generalizado"."La violencia contra las mujeres se ha vuelto un asunto mediático, que no ha logrado visibilizar los casos de las mujeres habitantes de las zonas rurales o de grupos poblacionales específicos como negritudes e indígenas, quienes todavía somos abusadas y tratadas con desigualdad", dijo Torres.El año pasado fueron asesinadas 1.106 mujeres en el país, 307 de ellas en las zonas rurales, según cifras de la Defensoría.En el mismo período fueron reportados 16.088 delitos sexuales contra mujeres, 1.558 de los cuales tuvieron como escenario los centros poblados y las áreas rurales. De acuerdo con la Policía Nacional, durante 2014, 6.491 mujeres fueron blanco de amenazas, 706 de ellas en el campo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad