Ghana, una nueva ruta de la cocaína

Diciembre 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Mansiones en medio de la pobreza sustentan la tesis de la presencia del narcotráfico en ese país africano. Los mafiosos usan camellos y los aeropuertos para distribuir la droga.

Ghana está en el centro de las nuevas rutas de la cocaína utilizadas por los narcotraficantes suramericanos, según cables diplomáticos estadounidenses publicados por WikiLeaks.El pasado mes de enero, el presidente ghanés, John Evans Atta Mills, le dijo al secretario de Estado adjunto de EE.UU. para asuntos africanos, Johnnie Carson, que temía "un futuro sombrío" para su pueblo."Ghana está luchando con el narcotráfico y un problema creciente de drogadicción", señaló Mills, para quien Ghana se está convirtiendo de modo creciente en un consumidor de droga.Pero, según el diario The Guardian, que publica los documentos, gobiernos como el de Ghana están cada vez más bajo sospecha.En ese país han surgido nuevas mansiones gracias a la riqueza petrolera, pero muchos se preguntan por qué las autoridades no se preocupan de averiguar el origen de muchas de esas fortunas.Yaw Akrasi Sarpong, secretario ejecutivo de la junta de control de narcóticos de Ghana, preguntó en una reunión con diplomáticos extranjeros cómo se explica que se construyan mansiones de 700.000 dólares en una región muy pobre adyacente a la frontera con Togo."Cómo es posible, se preguntó Sarpong, que "una nigeriana comprase varias propiedades en primera línea de playa sin que nadie la interrogase sobre el origen de esos fondos".En la reunión, Sarpong se refirió despectivamente a "las conexiones con el narcotráfico del anterior gobierno del partido Nuevo Patriótico, actualmente en la oposición" y su influencia en el dinero obtenido del narcotráfico.El funcionario ghanés criticó al Gobierno por no dotar a la junta de narcóticos de los recursos que necesita y explicó que los bajos salarios vuelven a la Policía "muy vulnerable a los narcotraficantes".Sarpong criticó la situación en los aeropuertos ya que, además de los camellos que ingieren pequeñas cantidades de estupefacientes o las ocultan en su equipaje o en el cuerpo, se ha detenido a trabajadores aeroportuarios por "entregar drogas a los viajeros una vez pasado el control de seguridad".También se utilizan las salas VIPS para el narcotráfico, según el funcionario ghanés.La embajada estadounidense en Accra llegó por su parte a la conclusión, el año pasado, de que las autoridades ghanesas apenas se esfuerzan en perseguir a los narcotraficantes de nivel medio o alto.En Londres, la responsable para África del Ministerio británico de Asuntos Exteriores, Janet Douglas, señaló al vicesecretario de Estado adjunto para África, Phillip Carter, la "importancia de poner coto al narcotráfico...antes de que desestabilice aún más la región y antes de que los terroristas comiencen a utilizarlo como fuente de ingresos".Puede ser incluso ya demasiado tarde, según el presidente maliense, Amadou Tomani Touré, quien en una reunión con el general William Ward, jefe del mando africano de Estados Unidos, "vinculó directamente los ingresos del narcotráfico con el terrorismo".Cables diplomáticos de Freetown, capital de Sierra Leona,indican que algunos miembros tribales del Parlamento, funcionarios de la Policía y miembros de las Fuerzas Armadas son sospechosos de cultivar marihuana."La proliferación de cultivos de marihuana se considera una amenaza a la seguridad nacional", decía un cable secreto norteamericano del pasado julio.Según ese cable, la marihuana era la cosecha más valiosa y su producción está aumentando en detrimento de la agricultura de subsistencia.Ciudadanos belgas, bielorrusos y holandeses son sospechosos de actividades de tráfico de cocaína y Sierra Leona sigue siendo, según los cables, un lugar fácil para el negocio de los avispados narcotraficantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad