Ganadero cuenta cómo huyó de sus captores en zona rural de Dagua

Ganadero cuenta cómo huyó de sus captores en zona rural de Dagua

Octubre 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Él junto a uno de los guardianes y el cocinero del grupo de delincuentes, se dieron a la huida ayer tras un descuido de sus captores. Las autoridades dicen que excabecilla del ELN sería el responsable del secuestro.

[[nid:472850;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/10/liberacion-ganadero-734.jpg;full;{Tropas del Ejército recibieron al ganadero en zona rural de Dagua para luego ser trasladado en helicóptero a la sede de la Tercera Brigada en el barrio Nápoles, sur de Cali. Estos son los momentos exactos de su llegada al Batallón Pichincha. Video: cortesía de la Tercera Brigada del Ejército y el CTI}]]Durante 14 días, Jorge Julio Rojas, un ganadero de zona rural de Dagua, permaneció secuestrado por desconocidos en las montañas del bajo Calima.   Ayer, mientras dos de sus captores lo dejaron solo para intentar coger algo de señal en sus celulares, él junto a uno de los guardianes y el cocinero del grupo de delincuentes, se dieron a la huida. “Nos metimos por trochas en bajada, siempre corriendo, porque si los otros dos tipos que me cuidaban nos alcanzaban, seguro nos mataban. Cuando llegamos a la parte baja de la montaña, nos estaban esperando el Gaula del ejército y el CTI de la Fiscalía”, contó el ganadero de 50 años, quien ayer pudo reunirse con su familia.  El secuestro  tuvo lugar el  pasado 29 de septiembre,  cuando Julio se encontraba moviendo unas cabezas de ganado en la vereda Los Alpes, en el municipio de Dagua. Según cuenta,  cinco hombres armados pertenecientes a la banda delincuencial de alias ‘Robledo’, lo obligaron a internarse en las montañas.  “Empezamos a escalar la cordillera, a meternos por cañadas y a escalar siempre por las laderas. Al segundo día, vimos al Ejército moverse por el camino principal, y nos tuvimos que quedar allí tres días sin movernos”, contó. El rescate Durante el tiempo que el ganadero permaneció secuestrado, los delincuentes le exigieron a sus familiares la entrega de $300 millones para su liberación. Sin embargo, Jorge contó que uno de los secuestradores le dijo que una vez su familia entregara $100 millones, lo asesinarían. Los allegados de Jorge denunciaron el secuestro ante el Gaula del Ejército  que, junto al CTI,  lograron referenciar las zonas por donde estaban transitando, y con ayuda del Batallón de Alta Montaña N° 3, iniciaron las labores de rescate, según dijo  el general  Wilson Chawez, comandante de la Tercera Brigada. Inquietos ante la persistencia del Ejército, dos de los secuestradores de Jorge empezaron a planear la huida.  “El que me contó que me iban a matar me dijo que tenía miedo, y que ni él ni su amigo, el cocinero, eran malos, y  me iban a ayudar a huir”, relató Rojas. Según manifestaron las autoridades, los dos secuestradores informaron  al Gaula del Ejército del hecho y cuadraron una reunión para hablar de la entrega, pero no pudieron reunirse.  “Fue en la mañana de hoy (ayer), cuando uno de los delincuentes estaba al filo de una cuchilla tratando de hacer una llamada y  otro agarró su portátil y se fue a buscar señal en el mismo lugar, cuando los otros dos muchachos me preguntaron -¿Cómo se siente para caminar?, porque nos vamos ya, está todo cuadrado- Me cogieron desprevenido, pero aprovechamos la situación para correr por los bordes del precipicio”, narró Jorge. “Tenía miedo que el Ejército no le hubiera creído al muchacho que los llamó. Los otros dos nos estaban persiguiendo para matarnos y ya nos estábamos cansando de tanto correr, nos faltaba el aire. Cuando llegamos a la base de la montaña no vimos a nadie, pero uno de los desertores vio unas marcas en el piso y empezó a gritar -¡Aquí está el Gaula!-, entonces yo también grité -¡Yo soy el secuestrado!-, segundos después, aparecieron los militares”, dijo. Según las autoridades, los secuestradores pertenecen a la banda delincuencial de alias Robledo, un antiguo cabecilla del ELN, señalado de ser el responsable de varios secuestros y extorsiones en la región rural y urbana de Dagua.  Los dos secuestradores que ayudaron al ganadero a huir se entregaron a las autoridades y los otros dos fueron capturados por el Ejército, que los entregó a la Fiscalía para iniciar el proceso de judicialización.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad