“Fue un acto para intimidar a la prensa”

“Fue un acto para intimidar a la prensa”

Agosto 12, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Alias Grannobles, cabecilla de las Farc, podría estar detrás del atentado que, según información de inteligencia, dio recientemente la orden de atacar a un medio masivo de comunicación en la capital colombiana. También podría tratarse de grupos extremistas que están en contra de un diálogo entre el gobierno y la guerrilla.

Como un atentado contra la libertad de expresión y contra el mismo derecho de información fue interpretado el ataque terrorista perpetrado en la madrugada de ayer contra la cadena radial Caracol, que dejó siete personas lesionadas y millonarios destrozos.El fiscal general (e) de la Nación, Guillermo Mendoza Diago, aseguró que “esto se dirigió contra la cadena, es un acto de intimidación contra los medios de comunicación”.En similar sentido se pronunció la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, que aseguró que calificó de “grave intimidación a la libertad de prensa” el atentado perpetrado.Según investigaciones de la SIP, el atentado tenía como objetivo la empresa radial emisora colombiana.El presidente de la SIP, Alejandro Aguirre, condenó el “cobarde atentado” y de inmediato expresó la “solidaridad de la organización con los colegas y otros afectados por la explosión”. “No tenemos dudas de que se trata de un atentado intimidatorio para callar al periodismo, pero tenemos plena confianza en que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos “actuará con celeridad para investigar el caso, deslindar responsabilidades y evitar que este hecho vuelva a repetirse" . A su turno, el presidente Santos, quien se hizo presente en el lugar de los hechos, pocos minutos después de que ocurriera el ataque, afirmó que “afortunadamente no hubo personas muertas” y agregó que “como todo acto terrorista, lo que quieren es perturbar, generar escepticismo en la gente y las autoridades, y eso no lo van a lograr, acá lo que nos recuerda esto es que no podemos bajar la guardia en seguridad democrática”.Alias Grannobles sería responsable por atentadoGermán Briceño Suárez, cabecilla del frente 10 de las Farc, podría estar detrás del atentado de este jueves que, según información de inteligencia, dio recientemente la orden de atacar a un medio masivo de comunicación en la capital de la República. También podría tratarse de grupos extremistas que están en contra de los diálogos entre el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y la guerrilla. Estas son las hipótesis que contemplan, por el momento, las autoridades.El director del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Felipe Muñoz, señaló al término de un consejo extraordinario de seguridad en la Alcaldía de Bogotá, que este acto terrorista buscó enviar un mensaje al presidente Juan Manuel Santos, para crear terror por parte de las Farc ante las recientes declaraciones del gobierno sobre acabar con los grupos insurgentes.El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, dijo que no se darán recompensas a quienes brinden información sobre los autores del atentado con carrobomba en la Carrera 7 con Calle 67, localidad de Chapinero, cerca a Caracol Radio."No se ofreció dinero a cambio de información porque se trató de un atentado contra la gente de bien, y, por lo tanto, se espera que la ciudadanía colabore sin esperar nada a cambio", dijo el mandatario.El alcalde anunció que se ordenó que un fiscal especializado lleve el caso del atentado que ocurrió hacia las 5:30 a. m.El mandatario manifestó que con seguridad darán con los responsables del hecho que dejó más de 20 personas heridas y más de mil inmuebles afectados."Tenemos la seguridad que daremos con los responsables de este acto terrorista, pues de ninguna manera van a intimidar a la ciudadanía", enfatizó Moreno.Por su parte, el general César Augusto Pinzón, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, dijo que gracias a los videos, ya hay una persona individualizada y solo se espera que el fiscal expida la orden de captura del presunto implicado en el atentado ocurrido este jueves en Bogotá.También anunció que se tomarán medidas de seguridad especial para proteger a todos los medios de comunicación y que mantendrán el plan candado, que consiste en ubicar puestos de vigilancia en las entradas y salidas a la ciudad.El general Pinzón afirmó que el vehículo utilizado en el atentado había sido robado el pasado 31 de julio cerca del centro comercial Plaza de las Américas.Dijo que las placas eran falsas, gemeleadas en el barrio Roma, y que la propietaria del vehículo, quien vive en el mismo sector del suroccidente de Bogotá, no tenía antecedentes judiciales y que ha prestado colaboración con las autoridades. En un comunicado las directivas del Centro Comercial Plaza de las Américas desmintieron que de sus instalaciones se hubiera hurtado el vehículo. Según la administración del lugar, tras verificar con su departamento de seguridad y las autoridades locales, se pudo establecer que el pasado 31 de julio de sus parqueaderos no fue robado el Chevrolet Swift color gris que se utilizó como carro bomba, dice el comunicado.El carro usado en el atentado, un Chevrolet Swift 1.3 y cuyo anterior dueño era un miembro del Ejército Nacional, residente también del barrio Roma, tenía placas CSN 820. El automotor tenía dos mecanismos de ignición: uno electrónico, activado al parecer desde un dispositivo móvil, y un sistema eléctrico.Las autoridades buscan establecer si la mezcla de la bomba contenía nitrato de amonio o anfo.La normalidad en el sector de la explosión retorna poco a poco, después de un acordonamiento y de restricciones en el tráfico vehicular, mientras las autoridades analizaban el vehículo que explotó, determinaban la existencia de más explosivos y recogían los vidrios rotos y escombros. Según el Teniente Mauricio Ayala del cuerpo de Bomberos de Chapinero, dijo que el 90% de los escombros ya fueron removidos del lugar.Según periodistas de Caracol Radio, los vidrios de los primeros cuatro pisos del edificio donde trabajan quedaron completamente destruidos. Una oficina de Bancolombia, que funciona en la planta baja, sufrió daños considerables en su estructura.El oficial indicó también que no se tenía reporte de alguna "alerta específica" sobre un hecho de este tipo y que se están valorando las pérdidas materiales.Heridos remitidos a hospitalesMiryam Forero, de 31 años, está en la Clínica Palermo y tras resultar herida en la cara y un ojo, debió ser sometida a cirugía. Miguel Parra, de 47 años, está en el Hospital San Ignacio y presenta herida en su muslo derecho. Arlet Hernández presentó hemorragia en vías digestivas y fue llevada al Hospital San José Infantil.Erika Montenegro, 32 años, presentó trauma en el tórax y fue remitida al mismo centro asistencial que Arlet.Blanca Lilia González, de 31 años, acudió por sus propios medios a la Clínica Colsubsidio.Ruth Beltrán López, de 49 años, fue trasladada a la misma clínica por crisis de ansiedad.Fernando Jáuregui, de 59 años, tiene una herida en el cuero cabelludo y fue llevado al Hospital Mayor Universitario.Estas personas se encuentran en condiciones estables y fuera de peligro, mientras que otras 18, sin necesidad de acudir a un centro asistencial, fueron valoradas por traumas acústicos, crisis de ansiedad y heridas leves por esquirlas de vidrio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad