Francesa admite haber matado a sus ocho recién nacidos

Julio 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencias

Los cadáveres fueron encontrados en una vivienda de Villers-au-Tertre, en el norte de Francia (foto). La madre de los niños fue imputada este jueves por "homicidio voluntario de menores de 15 años" y su marido por "no denuncia de crimen y encubrimiento de cadáveres.

La madre de los recién nacidos, cuyos cadáveres fueron encontrados en una vivienda de Villers-au-Tertre, en el norte de Francia, fue imputada este jueves por "homicidio voluntario de menores de 15 años" y su marido por "no denuncia de crimen y encubrimiento de cadáveres", informó la Fiscalía de Douai.Según los medios locales, Dominique Cottrez reconoció haber asfixiado a los pequeños, aunque asegura que su marido, Pierre-Marie Cottrez, no estaba al corriente de los hechos, que se sospecha transcurrieron después del nacimiento de las dos hijas de la pareja, entre 1989 y 2000.Cottrez, una enfermera asistente de 46 años de edad, alegó que después de una mala experiencia en su primer embarazo nunca quiso volver a ver a un médico. Admitió haber dado a luz por su cuenta y colocado los cuerpos en bolsas de plástico. Enterró a dos en el jardín y ocultó el resto en el garaje, precisó el fiscal Eric Vaillant."Ella explicó que no quería más hijos y que no quería ver a un médico para tomar anticonceptivos", dijo Vaillant en una conferencia de prensa. "Estaba perfectamente consciente de estar embarazada en cada ocasión".El que puede convertirse en el mayor caso de infanticidio de la historia de Francia ha conmocionado esa pequeña localidad, donde algunos de los habitantes explicaba en radios locales que eran incapaces de comprender cómo podían haber convivido con la pareja, de 45 y 47 años, sin descubrir el oscuro crimen que se les imputa.Todo comenzó cuando los nuevos propietarios del chalet en cuyo jardín se encontraron parte de los cadáveres alertaron sobre el macabro hallazgo, el pasado sábado. Esos nuevos propietarios de la casa, que perteneció a los padres de la presunta asesina, querían replantar un árbol y se encontraron una bolsa de plástico con los restos de un bebé cuando cavaban la tierra.Efectivos de las fuerzas de seguridad ayudados por perros policía confirmaron lo que se iba perfilando como un infanticidio múltiple. Se trataba del primer cadáver, al que seguirían un segundo en el mismo sitio y otros seis en una segunda vivienda cercana, situada a un kilómetro de distancia.Los agentes detuvieron a los presuntos autores del crimen.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad