Fiscalía no descarta accidente en caso de soldado y civil muertos en Palmira

Fiscalía no descarta accidente en caso de soldado y civil muertos en Palmira

Septiembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Fiscalía no descarta accidente en caso de soldado y civil muertos en Palmira

Las Farc habrían secuestrado al cabo primero Salatiel Álvarez Ramírez en zona rural de Palmira.

Según la Fiscalía, esta hipótesis no ha sido descartada en la investigación, pues, al parecer, habían consumido licor momentos antes de desaparecer en un vehículo.

Dos hipótesis maneja la Fiscalía sobre la muerte de un soldado y un civil, cuyos cuerpos fueron encontrados en zona montañosa de Palmira.Con los informes de los peritos e investigadores del CTI se intenta establecer si el militar y su acompañante murieron en un accidente cuando el carro en el que viajaban se cayó por un barranco. La otra hipótesis es que se trató de un asesinato en el que el vehículo fue lanzado al barranco.El pasado 29 de agosto el Ejército informó que en la vereda Potrerillos las Farc secuestró al cabo cabo primero Salatiel Álvarez Ramírez, quien estaba con un civil. La otra persona fue identificada como Arley Londoño Medina. Al parecer, se trataba de un colaborador del Ejército. Los cuerpos fueron hallados en inmediaciones de la finca El Boque en la vereda La Nevera. Allí los moradores descubrieron un vehículo Suzuki Vitara, de placas CPM - 292, el cual se encontraba en el fondo de un abismo de aproximadamente cien metros de profundidad.En el interior estaba el cuerpo sin vida del cabo segundo Álvarez Ramírez, mientras el de Londoño Medina había sido expulsado del automotor.Una comisión de inteligencia del Ejército Nacional se desplazó hasta la zona en compañía de una funeraria de la ciudad para rescatar los cadáveres, los cuales fueron trasladados a la sede de Medicina Legal en Cali para su reconocimiento e identificación.El comandante del Batallón Agustín Codazzi de Palmira, coronel Ómar Vargas, explicó que el cabo primero Álvarez Ramírez estaba adscrito a una guarnición de Popayán donde hacía parte de la unidad de inteligencia civil. Al parecer, los dos hombres habían llegado a Potrerillo a comprar víveres, luego de lo cual se produjo su desaparición.Asimismo, una persona de la zona reveló que habían visto a los dos hombres 20 días atrás (al parecer en los días de su desaparición) ingiriendo licor en ese sector. Ambos estaban de civil y se desplazaban en un vehículo.Entre tanto, el director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Valdéz, desmintió ayer las versiones acerca de que los cuerpos sin vida del militar y el civil presentan señales de tortura o de haber sido latigados.Según el funcionario, a los dos cadáveres les fueron realizadas las necropsias y tras esos procedimientos se pudo establecer que los cuerpos presentaban traumas en la cabeza, el cuello y el tórax, producidos por objeto contundente.De la misma manera, el director de Medicina Legal señaló que los resultados descartan que los decesos se hayan presentado por impactos de arma de fuego y afirmó que ninguno de los dos fue puesto en condiciones de indefensión. Finalmente, Valdez señaló que el cuerpo del militar fue entregado al Ejército y el de Arley Londoño Medina.Por su parte, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, responsabilizó directamente a la guerrilla de las Farc por el secuestro y posterior asesinato del militar y el civil.Según el jefe de la cartera, la vida del sargento Salatiel Álvarez Ramírez, y de un civil, “era responsabilidad de las Farc. Ellos son responsables de este crimen. Además, violaron el acuerdo que que habían hecho de no volver a secuestrar”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad