Fiscalía investiga 81 casos de corrupción en la Policía en Cali

Fiscalía investiga 81 casos de corrupción en la Policía en Cali

Diciembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Fiscalía investiga 81 casos de corrupción en la Policía en Cali

Este tipo de elementos se han incautado en Cali a bandas que, en ocasiones, suplantan a policías para cometer ilícitos.

La institución dice que será implacable con sus integrantes que se vean involucrados en delitos. Esta semana capturaron varios.

La desarticulación, esta semana, de dos bandas dedicadas al hurto en residencias en Cali, la de los ‘Intocables’ y la del ‘Viejo’, refleja una realidad muy poco contada: la participación de algunos policías en acciones delictivas en la ciudad.Y es que dos de los ocho capturados de los ‘Intocables’, banda que está relacionada con 27 denuncias de robos en viviendas en barrios de estratos 5 y 6 de la capital del Valle, eran policías activos. Los uniformados -un patrullero y un intendente- según las mismas autoridades, participaban en la planeación y ejecución de los robos a las casas. Entre los detenidos también hay un miembro del CTI de la Fiscalía.En otro operativo, contra la banda del ‘Viejo’, cayeron diez personas y el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, confirmó que cuatro policías asignados a cuadrantes están siendo investigados por colaborar con este grupo, al facilitar que se perpetraran hurtos en casas y establecimientos de comercio de Cali, Candelaria y unos municipios del Cauca.Estos hechos hacen parte de una serie de escándalos en los que se han visto involucrados miembros de la Policía y que lo único que hacen, según coinciden varios ciudadanos consultados por este medio, es afectar la credibilidad de la institución. Y es que, de acuerdo a datos entregados por la Fiscalía Regional, actualmente en Cali hay 81 investigaciones activas contra policías, de las cuales 74 son casos con nombre, es decir, que se conoce la identidad del uniformado. Siete son averiguatorias, solo se sabe que son policías. Los delitos por los que se les investiga son: abuso de autoridad, cohecho, concusión, enriquecimiento ilícito, peculado, omisión, falsa denuncia y fuga de presos, entre otros.El número de uniformados investigados por diferentes delitos podría ser mayor porque, incluso, la misma Policía maneja casos y denuncias diferentes a las de la Fiscalía, pero al momento de pedir las estadísticas no fue posible conocer una cifra respecto al tema. Entre los escándalos más recientes que han involucrado a policías y que se están investigando hay casos como el ocurrido en agosto pasado, cuando murieron el profesor Francisco Ocampo y el patrullero Olmer Franco, luego de una confusa balacera entre un grupo de policías y hombres armados en un parque de Brisas del Limonar, en el suroriente de Cali.Mientras la Policía dice que Francisco estaba armado, tenía un panfleto de una banda criminal y que tras negarse a una requisa habría disparado contra los policías, la familia del docente alega que él estaba haciendo deporte y que los agentes quieren encubrir un homicidio que se dio tras el enfrentamiento con los hombres que estaban en dicho parque. También en agosto pasado, el Juzgado 31 penal municipal ordenó llevar a la cárcel a dos policías que estarían involucrados en el hurto de más de $100 millones durante una diligencia de allanamiento en una casa del barrio Tequendama, sur de Cali.***Luego de hablar esta semana en Cali sobre las dos bandas dedicadas a hurtos a viviendas y de la participación de policías, el general Palomino sentenció: vamos a castigar la corrupción en la institución. La declaración de Palomino no es nueva, pues cuando asumió en agosto pasado como director de la Policía manifestó algo parecido: “la actuación del Director y de cada policía, hasta el más reciente incorporado, será auditada para que los colombianos sepan de nuestras actuaciones”. Ese compromiso -combatir la corrupción en la Policía- el general Palomino se lo ha transmitido a los comandantes de las diferentes metropolitanas del país y en Cali, asegura el coronel Hoover Penilla, comandante de la Policía de la ciudad, se está realizando un fuerte control interno. “Con las recientes capturas de dos policías y las investigaciones que se adelantan a otros cuatro uniformados estamos enviando un mensaje muy claro: todo integrante de la institución, que se preste para hechos delictivos será judicializado como corresponde, como un delincuente cualquiera, y será puesto ante las autoridades competentes para que responda por este tipo de comportamientos”, explica Penilla. El mayor Quilian Novoa, comandante de la Sijín Cali, menciona que el control interno se está haciendo, en unos casos, basados en informaciones que llegan a la Policía sobre funcionarios que están atentando contra la integridad institucional. “Se investiga y se actúa. No se dan más datos para no estropear los casos”, explica. ***María Victoria Llorente, directora de la Fundación Ideas Para la Paz, dice que hoy -al referirse a los escándalos de policías y otros miembros de la Fuerza Pública- “estamos sabiendo más sobre estos lamentables hechos de lo que sabíamos antes, lo que genera que a los que están portando uniformes y cometiendo delitos los destituyan más rápido y sean encausados oficialmente, sin tapar nada”. “Pese a esto, que las autoridades aún no entreguen las cifras de casos de civiles e integrantes de la Fuerza Pública por igual es algo confuso. Por un lado salen y muestran que están persiguiendo a los corruptos, a los civiles que están delinquiendo, pero cuando se quiere conocer información sobre miembros de sus unidades investigados son muy poco transparentes”, explica la analista. Jorge Restrepo, director del Cerac y docente de la Universidad Javeriana, indica que para que no se sigan presentando estos casos -la mayoría hechos inducidos por grupos criminales que permean las entidades de seguridad estatal- es necesario tener programas de reformas profundas al interior de la Fuerza Pública.“Una de las primeras cosas que se deberían realizar es mostrar transparencia en las investigaciones internas de uniformados, de todos, desde la Policía, el Ejército, hasta del CTI”, expresa Restrepo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad