Fiscalía confirmó que sacerdotes anglicanos murieron por disparos

Junio 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Fiscalía confirmó que sacerdotes anglicanos murieron por disparos

Germán Augusto Giraldo Orozco, cura de la Comunidad Religiosa Anglicana.

El director de Medicina Legal afirmó que uno de ellos recibió un disparo en la cabeza y el otro en el tórax.

Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal, informó este jueves que los miembros de la Iglesia Universal Apostólica Anglicana asesinados esta semana murieron por disparos de arma de fuego. Según la entidad, el sacerdote Germán Augusto Giraldo falleció por un disparo de arma de fuego que recibió en la cabeza y que entró de atrás hacia adelante. Por su parte, el abogado Marcos Rodríguez presenta una lesión por proyectil de arma de fuego a nivel del tórax. Valdés señaló que "no se ha detectado ninguna otra lesión" y advirtió que en ambos casos se pudieron recuperar los proyectiles, que están siendo objeto de estudio por parte de los laboratorios de Medicina Legal. "La necropsia que realizamos a los cuerpos nos permitieron establecer que estas personas murieron tras recibir cada uno un disparo con un proyectil de baja velocidad. Es decir, una pistola o un revólver. Continuamos haciendo análisis pero podemos indicar que no se presentó en ninguno de los cuerpos, algún otro signo de violencia", dijo. Asimismo, Valdés anunció que se está analizando la ropa de estas dos personas para buscar más indicios de los hechos que rodearon los asesinatos. "Estos elementos son objeto de análisis de la Unidad de Biología, al igual que otras pruebas que fueron encontradas al interior del vehículo, que nos permitan avanzar en el caso", añadió. El Director de Medicina Legal manifestó que no se puede descartar que haya más personas involucradas, aunque aclaró que será la Policía Judicial la que lo establezca tras analizar el carro en el que se transportaban las víctimas. Este miércoles, José Eduardo Saavedra, director del CTI seccional Bogotá de la Fiscalía, manifestó que el sacerdote y el abogado fueron encontrados muertos en el sur de Bogotá, al parecer, en busca de una caleta de la captadora de dinero DMG en Villavicencio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad