Farc y Gobierno Nacional llegaron a acuerdo sobre tema agrario en el proceso de paz

Mayo 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Farc y Gobierno Nacional llegaron a acuerdo sobre tema agrario en el proceso de paz

El tema agrario, primer punto de la agenda en el proceso de paz entre Gobierno y Farc, es considerado como el más importante, pues es la raíz del conflicto armado.

El 11 de junio se retomarán las negociaciones con el siguiente punto de la agenda: la participación política de la guerrilla ante un eventual acuerdo de paz.

Las Farc y el Gobierno Nacional anunciaron este domingo, en una declaración conjunta desde La Habana, que llegaron a un acuerdo sobre el primer tema de discusión en la mesa de negociaciones: el agrario. Después de un poco más de seis meses de iniciado formalmente el proceso de paz en Cuba, ambas partes aseguraron que con esto podrán avanzar en los otros puntos de la agenda, y que para esto el 11 de junio se comenzará la discusión sobre la participación política de la guerrilla en el postconflicto.La declaración, redactada por las dos delegaciones y llamada 'Hacia un nuevo campo colombiano: reforma rural integral', fue leída por el representante del gobierno de Cuba, Carlos Fernández de Cossio, y por el del gobierno de Noruega, Dag Nylander. Con este convenio se espera "revertir los efectos del conflicto y que se restituyan las víctimas del despojo y del desplazamiento forzado". Sin embargo, se aclaró que algunos puntos deberán ser retomados antes de la firma del acuerdo final para la terminación del conflicto."Lo que hemos convenido en este acuerdo será el inicio de transformaciones radicales de la realidad agraria de Colombia. Está centrado en la gente, el pequeño productor, el acceso a la tierra, la lucha contra la pobreza, el estímulo del campo. Busca que los habitantes del campo sin tierra, o con tierra insuficiente, pueda acceder a ella con el Fondo de Tierras para la paz", leyó Fernández de Cossio.Los negociadores destacaron que los puntos discutidos fueron: "el acceso y uso de la tierra, las tierras improductivas; la formalización de la propiedad; la frontera agrícola y la protección de zonas de reserva campesina; los programas de desarrollo territorial, infraestructura y adecuación de tierras; el desarrollo social, de salud, educación, vivienda y erradicación de la pobreza; el estímulo a la producción agropecuaria; las asistencia técnicas, subsidios, generación de ingresos, mercadeo y generación laboral".De Cossio agregó que "lo convenido hasta ahora forma parte de un acuerdo más amplio que esperamos lograr en los próximos meses que contiene 6 puntos. A partir del 11 de junio comenzaremos la discusión del segundo punto de la agenda, denominado participación política" y que "uno de los principios de estas conversaciones es que nada está acordado hasta que todo esté acordado".Por su parte, Dag Nylande destacó que durante estos seis meses no sólo se habló del tema agrario, sino que también se recibieron propuestas de los ciudadanos y organizaciones sociales. "Lo que esperamos es que hacia adelante avancemos con mayor celeridad en la búsqueda de acuerdos", dijo el funcionario noruego.En la declaración conjunta, las delegaciones agradecieron la presencia de los países garantes, Noruega y Cuba, así como a los gobiernos acompañantes, Chile y Venezuela. "Estos cuatro países conforman un grupo de naciones amigas del proceso que valoramos de forma especial, al igual que agradecemos las expresiones de apoyo de otros países y organizaciones", leyó Nylander.A pesar de que este acuerdo permite continuar con el siguiente punto de la agenda de negociaciones, los delegados dejaron claro que aún hay algunas discrepancias sobre ciertos temas del agro en Colombia, como lo explicó el propio Iván Márquez, jefe de la delegación de las Farc, al decir que hay "salvedades puntuales que necesariamente deberán ser retomadas antes de la concreción de un acuerdo final".Sobre esto, un alto funcionario involucrado en las conversaciones dijo a la AP que los últimos puntos de desacuerdo sobre la reforma de la tierra giran en torno a por ejemplo una demanda del grupo subversivo para limitar el tamaño de las propiedades extranjeras, entre otras cosas. Según el funcionario estas cuestiones pendientes serán reexaminados mientras las partes discuten otros temas, que no se espera sean tan conflictivas como este primer punto. La fuente habló a condición de anonimato porque no estaba autorizado a realizar comentarios sobre las conversaciones que se desarrollan a puertas cerradas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad