Farc siguen causando pánico en el suroccidente de Colombia

Farc siguen causando pánico en el suroccidente de Colombia

Febrero 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Palmira y Cali.
Farc siguen causando pánico en el suroccidente de Colombia

Terror. Cuatro vehículos fueron abandonados cargados de explosivos en dos localidades de Valle y Cauca. Uno de ellos fue activado vía celular y lesionó a tres mujeres.

Dos poblaciones fueron hostigadas con carros cargados de explosivos. La jornada dejó tres lesionados.

Una nueva jornada de problemas de orden público se vivió ayer en el suroccidente colombiano. Mientras que en Pradera y Miranda (Valle y Cauca) fueron abandonados cuatro carros bombas, en Cali murió otro de los heridos que permanecía recluido en una clínica luego del atentado de Villa Rica. Los hechos terroristas de ayer se registraron, el primero, a las 12:10 del mediodía, a cien metros del puente del río Desbaratado, en la vía que de Florida lleva al municipio de Miranda.En este sitio, desde las primeras horas de la mañana miembros de la guerrilla dejaron abandonado un automóvil Daewoo de placa UBS-981 cargado con explosivos. Ante la amenaza del carrobomba el Ejército montó un operativo con expertos que acordonaron el área. Sin embargo, de manera sorpresiva la carga del automotor fue accionada vía celular.El estallido produjo heridas y laceraciones a dos mujeres que estaban cerca del lugar. Ellas fueron identificadas como Rosalía Quintero y Oliva Ágredo, de 50 y 62 años de edad. Una tercera mujer de nombre María del Pilar Erazo, también de 50 años, presentó quince minutos después de la explosión un ataque al corazón. Las señoras fueron trasladadas hasta un centro asistencial de Miranda, donde se recuperan.Otro incidente, ocurrió en ese municipio en el sitio conocido como Guatemala, donde quedó abandonada una buseta de servicio intermunicipal con carga explosiva.Entre tanto, en la vía que comunica los corregimientos de Lomitas y San Isidro, en zona montañosa de Pradera, se reportaron otros dos vehículos que al parecer iban a ser usados en un atentado.Dicha acción obligó a la intervención de las tropas del Batallón Codazzi, de Palmira, que fueron hostigadas por subversivos cuando realizaban las labores de verificación en la zona, confirmó el secretario de Gobierno de esa localidad, Hernán Pava.Según se conoció, uno de los vehículos que fue detonado de manera controlada hacía las 4:00 p.m. era un campero Lada de color rojo que había sido hurtado a comienzos de semana en Pradera. Este carro estaba a cien metros del puente del río Salsipuedes, en la vía que une a Lomitas y El Recreo.De acuerdo con el reporte de los militares, en este punto el Grupo Especial de Explosivo y Demoliciones del Batallón Codazzi ubicó y destruyó un carrobomba que estaba cargado con 125 kilos de explosivos. Se presume que lo dejaron abandonado miembros de la cuadrilla Gabriel Galvis de las Farc.En la noche de este viernes, concluyeron los procedimientos de rutina para la desactivación de un segundo vehículo en la vía Lomitas-San Isidro, también en Pradera, Valle.Crece dolor en Villa RicaA siete ascendió el número de víctimas tras el atentado terrorista perpetrado por las Farc el pasado jueves en el municipio de Villa Rica, norte del Cauca.Así lo confirmó el General Édgar Balen, inspector general de la Policía, quien aseguró además que el número de heridos hasta ahora va en 42.La séptima víctima es una mujer que fue conducida a la clínica Valle del Lili de Cali con heridas graves, informó uno de los líderes comunitarios de Villa Rica.Adicionalmente, las autoridades establecieron que los guerrilleros utilizaron tres cilindros, cada uno de 40 libras y cargados con 60 kilos de explosivo R1, para destruir la estación de Policía de esa localidad.El atentado, que dejó destrucción total en viviendas y establecimientos comerciales de cuatro manzanas a la redonda, fue atribuido al Sexto Frente de las Farc.Falsas alarmas por atentadosEl comandante de la Policía Metropolitana, el general Fabio Alejandro Castañeda, emitió a la comunidad un parte de tranquilidad frente a las alertas que circularon ayer en redes sociales y vía Blackberry sobre posibles atentados en Cali y su área metropolitana.“Le aseguro a la población que esto es una falsa alarma y que no es conveniente hacer caso a este tipo de terrorismo mediático. Todo mundo puede seguir con sus actividades cotidianas porque estamos trabajando para mantener la seguridad”, manifestó el general Castañeda.Otras declaracionesEl presidente, Juan Manuel Santos manifestó que ”ese ataque terrorista allá en Tumaco y el ataque en Villa Rica en el Cauca, son una demostración de irracionalidad, de locura. Nadie entiende un grupo guerrillero que habla de paz, que habla de reivindicaciones sociales, cometiendo esos actos de terrorismo. Nadie entiende qué buscan”. El comandante del Ejército, general Alejandro Navas, reconoció que hay que hacer unos reajustes al Plan de Guerra en la lucha contra los grupos insurgentes, después de los últimos ataques terroristas de esta semana en el suroccidente de Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad