Farc liberan al general Alzate, al cabo Jorge Rodríguez y a la abogada Gloria Urrego

Noviembre 30, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co y AFP
Farc liberan al general Alzate, al cabo Jorge Rodríguez y a la abogada Gloria Urrego

El general Rubén Darío Alzate fue recibido en una guarnición militar de Antioquia por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Los tres liberados ya se encuentran en una guarnición militar, confirmó Mindefensa. En la liberación participó alias Pastor Alape, delegado de las Farc para el proceso de paz.

El general Rubén Darío Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego ya están en libertad, según confirmó este domingo el presidente Juan Manuel Santos."Liberados BG Alzate, abogada Urrego y cabo Rodriguez en perfectas condiciones y esperando condiciones climáticas para regreso a sus familias", dijo el Mandatario en su cuenta de Twitter.Aunque en su trino el Mandatario se refirió a las condiciones metereológicas, antes del mediodía el Ministerio de Defensa confirmó en Twitter que el oficial y sus compañeros ya se encuentran en una guarnición militar.El jefe de la delegación de las Farc para el proceso de paz, alias Iván Márquez, confirmó a Telesur que alias Pastor Alape, comandante del Bloque Iván Ríos, quien hace parte de los diálogos en Cuba, hizo parte de la entrega de los secuestrados. "A orillas del río Arquía, rodeados de la población humilde de la zona, fueron entregados personalmente por el comandante Pastor Alape a una misión humanitaria representada por Cuba, Noruega y el Cicr", dijo Márquez. La entrega se registró poco después de las 8:00 a.m. en Vegaez, una población hacia el norte de Quibdó, en "condiciones metereológicas muy difíciles".Márquez explicó que alias Pastor Alape viajó a Chocó por orden del jefe máximo de las Farc, alias Timochenko, "para garantizar la liberación pronta y sin sobresaltos de los prisioneros". Agregó que en la liberación de los soldados Paulo César Rivera y Jonathan Díaz, registrada en Arauca, participó el también delegado para el proceso de paz Carlos Antonio Lozada.Por otra parte, Iván Márquez afirmó que "tendremos que conversar con el Gobierno nuevamente, es una necesidad, sobre todo después de que quitaron del tablero las fichas del ajedrez de una labor tan importante como lo es conseguir la paz". El general Alzate, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunto Titán, fue secuestrado el pasado 16 de noviembre en el corregimiento Las Mercedes, a 30 minutos de Quibdó.Alzate, el oficial de más alto rango tomado por las Farc en 50 años de conflicto armado, fue retenido junto a su asistente y a la asesora de proyectos especiales del Ejército durante un desplazamiento de civil y sin escoltas cerca de la capital regional Quibdó. Los tres eran ansiosamente esperados por sus familiares en busca de respuestas de lo ocurrido: Alzate, por su esposa que vive en Bogotá; Rodríguez, por sus padres que residen en el Norte del Santander; y Urrego, por su marido, quien desde Quibdó trabaja para el desarrollo de Chocó.Alzate, un experimentado y condecorado general de 55 años, también deberá dar explicaciones al Congreso, que ya anunció que lo convocará para saber las razones de esta aparente violación de las reglas básicas de seguridad.Impacto en el proceso de pazLa insólita captura del general y sus acompañantes, que tiene perpleja a Colombia, provocó la interrupción de las conversaciones de paz con las Farc, iniciadas hace dos años sin un alto al fuego en el terreno.Los diálogos buscan terminar el conflicto armado más antiguo del continente, que ya ha dejado oficialmente 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados. Como muestra de su compromiso con las negociaciones, las Farc ya habían liberado el martes a dos soldados capturados el 9 de noviembre tras combates en Arauca.La politóloga Angelika Rettberg, autora del libro Construcción de paz en Colombia, atribuyó la agilidad y rapidez con la que se encaminaron las liberaciones al interés del gobierno y de la guerrilla en evitar un escalamiento de la crisis y poder continuar con las conversaciones."El proceso de paz ya tiene inercia", dijo a la AFP. Sin embargo, nada será igual luego del regreso de Alzate y sus compañeros, última condición de Santos para retomar los diálogos, en receso desde el 2 de noviembre y que debían haberse retomado el 18 de noviembre."Es dificil que el proceso de paz pueda reanudarse como si nada hubiera pasado", señaló a la AFP Christian Voelkel, analista para Colombia del International Crisis Group (ICG), una ONG especializada en la resolución de conflictos. "A largo plazo este episodio va a hacerse sentir en La Habana", subrayó.El jefe máximo de las Farc, alias Timochenko, ya lo advirtió la semana pasada, cuando desde la clandestinidad dijo que "las cosas no podrán reanudarse así no más, habrá que hacer diversas consideraciones".La guerrilla también aprovechó para reclamar por los rebeldes presos, indicando que espera que esta liberación "extienda sus efectos benéficos a los prisioneros políticos y sociales del país".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad