Familiares de cautivos esperan que el 2011 sea el año de la libertad

Febrero 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Asfamipaz confía en el proceso humanitario que se dará la próxima semana.

Los familiares de policías y militares secuestrados por las Farc confiaron hoy en que, tras la liberación de cinco uniformados prevista para la próxima semana, este 2011 sea el año de "la vida, la libertad y el diálogo".La directora de la Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública Retenidos y Liberados por Grupos Guerrilleros (Asfamipaz), Marleny Orjuela, resaltó la "apertura" que tuvo el gobierno de Juan Manuel Santos para concretar las liberaciones, de manera que se dieran lo más rápido posible.En diciembre pasado las Farc anunciaron que liberarían sin condiciones a cinco secuestrados (dos militares, un policía y dos políticos) "en desagravio" a la ex senadora Piedad Córdoba, destituida de su cargo por supuestos vínculos con esa guerrilla.Esas liberaciones se van a concretar la semana próxima en Villavicencio, Florencia e Ibagué, según lo acordado por los integrantes de la misión humanitaria que recibirá a los secuestrados.Así las cosas, Orjuela confió en que el paso siguiente sea la liberación de todos los cautivos, ya que, aseguró, eso sería lo justo con las familias, el país y la ideología de la guerrilla."Ellos (los guerrilleros) tienen que darse cuenta de que trece, catorce años con nuestros seres queridos no les han traído ningún rédito político, ni humanitario, ni de ninguna clase", aseveró Orjuela.En ese sentido, subrayó que sería importante, además, una apertura en el diálogo entre la guerrilla y el Ejecutivo para conseguir que 2011 sea el año de "la vida y la libertad".Ayer Córdoba anunció que el próximo 7 de febrero viajará a la localidad fronteriza brasileña de Sao Gabriel da Cachoeira para recoger los helicópteros que irán a buscar a los cinco secuestrados.Si no hay inconvenientes de última hora, el miércoles de la próxima semana llegaría a la ciudad de Villavicencio el primer liberado, el concejal Marcos Baquero.En Florencia serán liberados después el concejal Armando Acuña y el infante de Marina Henry López Martínez, y en Ibagué (centro-oeste) culminará la misión, previsiblemente hacia el 13 de febrero, con la entrega del mayor de la Policía Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Salín Sanmiguel.Según datos de Asfamipaz, tras la liberación de los cinco retenidos todavía quedarían 16 policías y militares en manos de las Farc, a quienes la guerrilla pretende intercambiar por insurgentes presos en cárceles de Colombia y Estados Unidos.En cuanto al número de civiles retenidos, aunque Orjuela apuntó que "hay muchos", señaló que desde su ONG no se calcula esa cifra porque en Colombia ese dato se ha convertido en "pura especulación política".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad