Familiar de víctima de masacre de mondoñedo asegura que su hermano fue torturado

Familiar de víctima de masacre de mondoñedo asegura que su hermano fue torturado

Abril 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa

El testigo señaló que en 15 años es la primera vez que se atreve a hablar de las cosas que su hermano le contó pocos días antes de que fuera asesinado. Asegura que teme por su vida.

El mayor de la Policía Héctor Edison Castro es procesado por su presunta participación en el crimen.Durante el juicio que se adelanta, uno de los testigos de la Fiscalía dijo que los occisos fueron ultimados a tiros y quemados.“Tenía la boca abierta. En su cadáver se evidenciaban rastros de tortura. Estaba quemado”, fueron las palabras con las que el familiar de una víctima de la masacre de Mondoñedo ocurrida en 1996, describió la manera en que encontró el cuerpo sin vida de su hermano.El hombre a quien las autoridades protegen su identidad, fue citado por la Fiscalía para servir como testigo en el proceso que se adelanta en contra del mayor de la Policía Héctor Edison Castro, acusado de participar en los hechos que terminaron con la vida de seis personas.El testigo señaló que en 15 años es la primera vez que se atreve a hablar de las cosas que su hermano le contó pocos días antes de que fuera asesinado. Asegura que teme por su vida.“Mi hermano me dijo que a ellos los habían infiltrado y que estaba siendo seguido por la Dijín. La persona que le llevaba la información a las autoridades era Carlos Julio Chaparro”, aseguró el testigo al igual que indicó que su pariente sí pertenecía a la red urbana de las Farc Antonio Nariño.Otro testimonio escuchado en la diligencia fue José Marbel Zamora, quien pertenecía a la mencionada red guerrillera y el cual señaló que se salvó de morir en la masacre gracias a que días previos al hecho había sido capturado.“Gracias a Dios mi captura fue producida por el Ejército y no por la Policía, porque si hubiera sido por la Policía no estaría contando el cuento en este momento, pues también hubiera resultado muerto en la masacre”, aseguró.La diligencia continuará este miércoles y se espera que los testigos solicitados continúen dando su versión ante el ente acusador.La masacreDe acuerdo a las investigaciones adelantadas por la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía, el 6 de septiembre de 1996, Vladimir Zambrano Pinzón, Jenner Alfonso Mora Moncaleano, Juan Carlos Palacios Gómez y Arquímedes Moreno Moreno, salieron de sus residencias en Bogotá para reunirse, al parecer, con su seguridad personal, pues presumían que estaban siendo seguidos por miembros del Estado con el propósito de atentar contra sus vidas.Los familiares de los mencionados volvieron a tener noticia de ellos al día siguiente, cuando fueron encontrados muertos en la hacienda Fute, ubicada por la vía que conduce de Mosquera a Soacha, Cundinamarca, en un sitio de nombre Mondoñedo. Los cadáveres fueron hallados con disparos y calcinados.Por otro lado, otras dos víctimas identificadas como Federico Quezada y Martín Alonso Valdivieso Barrera, fueron asesinados el 7 de septiembre del mismo año, el primero perdió la vida en la localidad de Kennedy a manos de sicarios, mientras Valdivieso Barrera fue ultimado en Fontibón.Aunque las seis personas perdieron la vida en tres hechos distintos las autoridades determinaron que los crímenes deberían ser investigados conjuntamente, dado que las víctimas se conocían entre sí y compartían la militancia en la red urbana del frente Antonio Nariño de las Farc y además, por cuanto la autoría de lo sucedido se le imputaba a miembros del grupo de armados ilegales de la Policía Nacional, Dijín.La masacre se habría desatado porque en mayo de 1995 un frente de las Farc, que sería el Antonio Nariño, atacó la estación de Policía de Kennedy.Luego de eso pareció Carlos Chaparro, militante de las Farc quien se convirtió presuntamente en informante de la Dijín.Chaparro habría dicho que el atentado a la estación donde perdieron la vida algunos Policías y otros salieron heridos fue ordenado por Marbel Zamora Pérez, jefe de la red urbana de la guerrilla que hoy sirve como testigo en el juicio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad