Familia del sargento Luis Alfredo Moreno espera que anuncio de Farc no sea falso

Febrero 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Suárez Pérez | Redactor de El País
Familia del sargento Luis Alfredo Moreno espera que anuncio de Farc no sea falso

María Concepción Chagüezá, sostiene un retrato de su hijo, el sargento Luis Alfredo Moreno.

El sargento de la Policía, Luis Alfredo Moreno, fue secuestrado en la toma de Miraflores, Guaviare, el 3 de agosto de 1998.

Miguel Ángel Moreno cumplió ayer 70 años de edad. Fue a las 9:00 de la mañana a la misa dominical acompañado de su esposa y, más allá de pedir otro año de vida, le rogó a Dios para que “no me dejara pasar un día más sin mi hijo”.A las 11:00 a.m., una hora después de salir de la iglesia, los vecinos y los familiares llegaban a su casa para avisarle que en los medios nombraban a su hijo: el sargento Luis Alfredo Moreno Chagüezá estaba en la lista de los diez uniformados que las Farc supuestamente dejará en libertad.Miguel expresa que la noticia fue “un milagro y el mejor regalo”. Cree que el próximo cumpleaños podrá festejarlo: en las últimas trece celebraciones ni siquiera había comprado una torta. Su esposa, María Concepción Chagüezá, manifiesta que desde que las Farc se llevaron a su hijo el 3 de agosto de 1998 en la toma de Miraflores, Guaviare, “todo es silencio y aburrimiento en la casa”.La mujer asegura que no deja de ser un anuncio y que “estaré completamente feliz cuando lo vea. El día que lo liberen sí habrá torta y será para todos nosotros, porque a los familiares también nos tenían muertos, volveremos a nacer. Prácticamente hay que celebrar nuestra segunda vida”.SufrimientoEl día que el sargento Moreno fue secuestrado 500 guerrilleros atacaron la base que custodiaba. La toma inició a las 2:00 de la tarde y se prolongó dos días. Los subversivos se enfrentaron a 200 miembros de la Policía Antinarcóticos y el Batallón Joaquín París del Ejército. Nueve uniformados murieron y 22 fueron secuestrados. María Concepción sostiene que “no ha habido anochecer ni amanecer en el que yo deje de pensar en Luis Alfredo y de pedir que por todo ese dolor que he vivido, pueda verlo de nuevo”.La familia de Luis Alfredo no tenía noticias del sargento de la Policía desde hace dos años y medio. Hasta hoy, solo una hoja tamaño carta les confirmaba que estaba vivo: dos páginas en las que les mandaba saludos a todos sus familiares, sin dejar ningún espacio en blanco. Era el último de los 60 mensajes que Moreno ha enviado durante su cautiverio.Los allegados a Luis Alfredo indican que este anuncio les confirma que está vivo. Elena Chagüezá, tía del uniformado, afirma que “no queremos que nos tengan esperando todo el tiempo, como les ha pasado a las otras familias. Pedimos que todo sea verdad y rápido”.Agrega que “cuando lo vea libre voy a decir que era verdad, por el momento pienso que es una ilusión. Esperamos que las Farc hagan todo lo posible para liberarlos, que no empiecen a embolatarnos las cosas tanto”.AlivioLa madre del sargento llora y dice que ahora podría mejorar la salud de la familia. Miguel Ángel es pensionado y, aunque ha querido trabajar, sufre de dolores musculares y hace tres años tiene problemas graves para escuchar. “A los seis meses del secuestro me comenzaron los males de salud. Ahora con cualquier gripa, me pongo muy grave. Todas las enfermedades de la familia son por el secuestro. No queremos más sufrimiento, han estado acabando con la vida nuestra. Aquí no sufre uno sólo, somos todos”, reclama María Concepción.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad