"Fachadas de inteligencia son lícitas": Santos sobre caso de supuesto espionaje

"Fachadas de inteligencia son lícitas": Santos sobre caso de supuesto espionaje

Febrero 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

El mandatario dio plazo hasta el 14 de febrero para que hayan resultados en las investigaciones.

Hasta el viernes de la próxima semana tiene plazo la inspección del Ejército Nacional para determinar si en el restaurante utilizado como fachada para hacer inteligencia en el sector de Galerías, en Bogotá, se 'chuzó' o no a negociadores de paz. Así lo indicó este miércoles el presidente de la República, Juan Manuel Santos, al señalar que esa fue la orden entregada al Ejército luego de la revelación del portal Semana.com de que habría nuevas interceptaciones ilegales, que se habrían realizado por parte de inteligencia militar. "A más tardar el viernes de la semana entrante se debe verificar si era inteligencia normal o si ahí aprovecharon e hicieron inteligencia ilícita", señaló el jefe de Estado al indicar que busca evitar “lo que sucedió con la investigación de las coordenadas de los helicópteros", que fueron filtradas al expresidente Álvaro Uribe. Santos confirmó que ese restaurante en Bogotá era una fachada legal, que no tiene nada de irregular, y que hacía parte de una operación lícita. "Si el Fiscal hubiese sabido que era una fachada de inteligencia, no hubiera hecho el allanamiento. La Fiscalía recibió una información de un ciudadano que vio algo extraño y la Fiscalía hizo el allanamiento. Se llevaron los computadores que estaban ahí. No sabemos cuál es el contenido de esos computadores”, señaló. También explicó que el fiscal general, Eduardo Montealegre, está a la espera de la información sobre los computadores e, indicó que se enteró “apenas hace unos días” del allanamiento realizado el 23 de enero al restaurante fachada. De acuerdo con el jefe del Estado los oficiales que estaban al mando de esa operación dijeron a sus superiores que estaban haciendo una operación legal. “Es lo que han dicho. Si eso es cierto, eso también es lícito”, precisó. El presidente Santos fue enfático en señalar que “hacer inteligencia sobre el enemigo no es solamente un deber; es una obligación de cualquier Gobierno, porque es a través de la inteligencia, sobre todo en un mundo que está avanzando tanto en la tecnología, como mejor se protege a un Estado o la seguridad de los ciudadanos”. En ese sentido Santos se declaró protector de la inteligencia que se hace de manera legal e insistió en que su Gobierno es respetuoso de la independencia de los organismos del Estado, de las decisiones judiciales y del Estado de derecho. “Este Gobierno no tolera, no admite ni se beneficia de interceptaciones ilícitas. Acá están algunos tratando de pescar en rio revuelto (…) Vamos a esperar los resultados y si encontramos anomalías procederemos con la misma contundencia”, precisó el Jefe de Estado. Ejército sabía de local en GaleríasEl comandante del Ejército Nacional, general Juan Pablo Rodríguez, explicó que la institución sí sabía de la existencia del local desde el cual presuntamente se efectuaban intervenciones ilegales a comunicaciones de miembros del Gobierno. "Tenemos diferentes actividades de inteligencia que se desarrollan en el país" y la casa en Galerías sí estaba autorizada para realizar inteligencia "de manera legal (...) dentro del marco de la ley esto está autorizado, pero no para hacer otro tipo de actividades, ilegales", dijo Rodríguez a medios radiales.El comandante explicó que si hubo esas irregularidades denunciadas en artículos de prensa, "era algo de lo que no teníamos conocimiento, porque nunca hubo orden para realizar esas 'chuzadas'". Enfatizó en que nunca se dio una orden de interceptar las comunicaciones del equipo negociador de paz en La Habana y que no estaba enterado de esas versiones, hasta su publicación en Semana.com en la noche del lunes. El oficial también aclaró que no tenía conocimiento del allanamiento que hizo la Fiscalía al local. En otra conversación, el general Rodríguez indicó que fue el brigadier general Jorge Zuluaga, director de la Central de Inteligencia Técnica (Citec), quien se encargó de manejar la diligencia. El oficial lamentó el episodio y fue enfático en que si la investigación arroja resultados distintos a la defensa de la seguridad de los colombianos, se tomaran decisiones drásticas: "Si por alguna situación se llegase a presentar otra cosa distinta a lo que ellos han manifestado, se tomarán las medidas. Pero en este momento hay que partir de la buena fe de ellos, que sus actividades estaban en todo momento controladas al cumplimiento de la misión de la producción de la inteligencia para preservar el estado de derecho". De igual forma, desmintió las versiones que aseguran que dentro del Ejército habría un grupo de generales que no apoyan el proceso de paz y dijo que esta institución no será un obstáculo para este fin."El nuestro es un Ejército cohesionado. Veo un Ejército cumpliendo su tarea constitucional, sus resultados han sido fundamentales. Lo que han hecho los soldados es lo que nos tiene cerca de la paz y no seremos un obstáculo para ella", resaltó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad