Fabricación de cocaína bajó un 47% en Colombia, según informe de la ONU

Marzo 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Resumen de agencias

La ONU reconoció el esfuerzo de Colombia por erradicar los cultivos de coca y dijo que en el país es donde más se incauta la droga.

Colombia fue elogiada este martes por la ONU. Al país le reconocieron los esfuerzos que viene haciendo por reducir el cultivo de coca y la fabricación de cocaína, que ha descendido en un 47% del 2006 al 2010, según esta entidad que vigila el cumplimiento de los tratados contra drogas en todo el mundo.La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife) de la ONU, en su informe anual publicado ayer en Viena (Austria) vincula la reducción de la producción de cocaína con el descenso del consumo de esa droga en América del Norte.Pero aun así la Jife, por intermedio de Bo Mathiasen, representante en Colombia de la Oficina para las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), pidió al país -el mayor productor mundial de coca- proseguir con esos esfuerzos, al recordar que en el 2011 aumentaron en un 3% los cultivos, hasta llegar a las 64.000 hectáreas.Bo Mathiasen mencionó que el 63% de la superficie de esos cultivos, que son considerados ilegales, se concentra sobre todo en cuatro departamentos: Cauca, Nariño, Putumayo y Guaviare.Las autoridades fumigaron en el 2011 en Colombia 103.302 hectáreas de cocales y erradicaron otras 34.170 hectáreas de forma manual, aunque esta última manera de eliminación de la coca descendió un 22%, respecto al 2010.Jife explicó que entre 2004 y 2006 se incautaban anualmente en el país 130 toneladas de cannabis y eso se incrementó en el lapso 2007-2009 a 215 toneladas al año, y en 2011 se incautaron 321 toneladas. En cuanto a cocaína, en el 2012 fueron incautadas 241 toneladas, mientras que en los años anteriores los decomisos llegaban a poco menos de 200 toneladas. Esto convierte a Colombia en el país que más incauta cocaína en el mundo. El informe habla que la fabricación potencial de cocaína descendió en el 2011 a las 345 toneladas, cinco menos que el año anterior y la cifra más baja desde 1998, subraya la Jife.Entre las razones para ese descenso se apunta el menor rendimiento por hectárea de la hoja de coca debido al menor uso de fertilizantes y los esfuerzos para erradicar esos cultivos.Farid Samir Benavídez, viceministro de Justicia para la Política Criminal y Justicia Restaurativa, aseguró que la lucha contra el narcotráfico y los delitos conexos se evidencia en estadísticas judiciales. “Durante el 2010 fueron condenadas por el delito de fabricación y tráfico de estupefacientes 14.665 personas; en el 2011, fueron 13.376 personas y en el 2012 los sancionados llegaron a 11.640. En estos mismos años, por el delito de lavado de activos fueron condenadas 232 personas y 522 por el delito de tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos”. Responsabilidad de todosAunque, en general, el reporte de la Jife es positivo para Colombia, pues destaca los logros del país contra las drogas ilícitas, en especial los avances en la reducción de la oferta de drogas ilícitas y la disminución de la demanda de las sustancias sicoactivas, hay otros aspectos que plantean inquietudes. El informe señala los problemas que enfrenta Colombia como retos en el tema de drogas y a la vez propone que deben ser abordados invocando el principio de responsabilidad compartida. Se trata de las nuevas formas de delincuencia organizada, los mercados no reglamentados de productos farmacéuticos, el uso indebido de medicamentos de venta con receta, la proliferación en Internet de farmacias no reglamentadas, la publicidad y la falsificación de los medicamentos, el acceso limitado a los servicios de atención en salud y la falta de capacidad y recursos para reducir eficazmente la oferta y la demanda ilícita de sustancias. “Estos son retos que no solamente el Estado colombiano debe enfrentar, y que, en lo que compete a el país, estamos enfrentando fuertemente con proyectos de legislación como el Estatuto de Drogas y una ley de lucha contra el crimen organizado”, aseguró el viceministro Benavídez.El documento de la Jife cita que Colombia promovió acciones concretas para la reducción del consumo de drogas mediante la campaña internacional ‘Responsabilidad compartida’, encaminada a hacer llegar una señal clara a la población de los países y a despertar conciencia, en particular en América del Norte y en Europa, acerca de los perjuicios sociales y ambientales que causa la refinación de la cocaína.Cooperación mundialLa “responsabilidad compartida” entre los Gobiernos es el elemento esencial para un control efectivo sobre las drogas en el mundo, destacó ayer el presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife), Raymond Yans.Yans subrayó la importancia de mantener las convenciones internacionales sobre control de estupefacientes “para evitar el sufrimiento ocasionado por el abuso de las drogas así como la violencia y los delitos derivados de ello”.Entre tanto, las recientes propuestas para despenalizar la marihuana en Uruguay y el mascado de la hoja de coca en Bolivia fueron vistas con rechazo por la Jife en el capítulo de su informe dedicado a América Central y el Caribe, y menciona que la cocaína sigue siendo el problema principal en Latinoamérica.En el documento se habla de que en el 2012 hubo una “proliferación sin precedentes del abuso de las llamadas drogas sintéticas”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad