Exmilitar estadounidense sería responsable de masacre en Wisconsin

Exmilitar estadounidense sería responsable de masacre en Wisconsin

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Exmilitar estadounidense sería responsable de masacre en Wisconsin

Las autoridades de Estados Unidos investigan si el sospechoso de asesinar a siete personas en un templo de la religión Sij, en Wisconsin, está relacionado con grupos extremistas de supremacía blanca.

De acuerdo con las primeras versiones, el sospechoso de realizar el crimen es Wade Michael Page, un exmilitar de 40 años que fue dado de baja en 1998 por "mala conducta".

Un hombre armado que asesinó a seis personas en un templo sij en Estados Unidos, antes de ser muerto a balazos por la Policía, fue identificado el lunes como un veterano de guerra del ejército estadounidense y exdirigente de una banda metalera que pregonaba la supremacía de la raza blanca.El vicefiscal federal en Milwaukee, Greg Haanstad, identificó al atacante como Wade Michael Page, de 40 años. Page ingresó al ejército en 1992 y fue dado de baja en 1998, dijo por su lado un funcionario de la Defensa, quien hizo las declaraciones en condición de anonimato porque carecía de autoridad para divulgar por ahora información sobre el sospechoso.Según autoridades y testigos, el atacante ingresó al templo sij de Wisconsin en el suburbio de Oak Creek en Milwaukee y abrió fuego mientras decenas de personas preparaban los servicios religiosos del domingo. Cuando el tiroteo terminó, siete personas yacían muertas, incluido Page, quien fue muerto a tiros por la Policía. Además, tres personas resultaron heridas de gravedad, en lo que la Policía calificó como un acto de terrorismo interno.Page era un "neonazi frustrado" que dirigía a un grupo musical de supremacistas blancos, afirmó el lunes la organización Southern Poverty Law Center. Durante una entrevista en 2010, Page dijo a un cibersitio de supremacistas blancos que había participado en el ambiente musical del "poder blanco" desde 2000 cuando salió de su estado natal, Colorado y organizó su grupo, End Apathy, en 2005, de acuerdo con la organización de derechos civiles.También le dijo al cibersitio que su "inspiración partía de la frustración de que tenemos el potencial de lograr mucho más como personas y como sociedad en general". Agregó que, en la entrevista, no habló de violencia.Page se incorporó en Milwaukee a las fuerzas armadas en 1992 y fue técnico del sistema de misiles Hawk. Luego consiguió formar parte de los especialistas en operaciones psicológicas del ejército, de acuerdo con el funcionario de la Defensa. Estuvo en varias bases, incluyendo Fort Bragg, en Carolina del Norte.Joseph Rackley, de la ciudad de Nashville en Carolina del Norte, dijo el lunes que Page vivió unos seis meses con su hijo en una casa en su terreno. Page estaba calvo y tenía los brazos totalmente tatuados, afirmó, sin recordar las imágenes. No sabía que promoviera la supremacía blanca.Mientras, las autoridades investigaban los móviles del incidente. El ataque comenzó por la mañana, cuando Los feligreses oraban y meditaban en el templo, mientras decenas de mujeres preparaban alimentos en la cocina del santuario para compartirlos después de los servicios religiosos entre los miembros de la comunidad, sin importar su creencia religiosa. Los asistentes corrieron despavoridos para protegerse.El sijismo es una fe monoteísta fundada en el sur del Asia hace más de 500 años. Cuenta con unos 27 millones de fieles en el mundo. Hay alrededor de medio millón de sijs en Estados Unidos, según algunos cálculos. En el resto del mundo, la mayoría vive en India.En algunos lugares de la India, decenas de personas realizaron manifestaciones en las que pidieron a las autoridades estadounidenses que investiguen si el caso es un posible acto de intolerancia racial.La masacre en el templo fue condenada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien calificó de "atroz" el hecho. "Cualquier incidente que cobre la vida de personas de una manera tan atroz en un lugar de culto merece toda condena", dijo ante la prensa el portavoz de Ban, Martin Nesirky, quien señaló que el máximo responsable de Naciones Unidas está "profundamente consternado" por el múltiple homicidio. Obama busca mejorar leyes que refuerzan la venta de armas en EE.UU.El presidente de EE.UU., Barack Obama, apoya el reforzamiento de las leyes ya en vigor que regulan la venta de armas, para que éstas no caigan en manos equivocadas, tras el tiroteo del domingo contra un templo sij en Wisconsin, afirmó la Casa Blanca.Durante su acostumbrada rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reiteró la condena del "horrible incidente" que dejó siete muertos, incluyendo el presunto responsable del tiroteo, Wade Michael Page.Respecto a la violencia generada por las armas, Carney reiteró que el presidente Obama apoya "medidas de sentido común" para proteger la Segunda Enmienda de la Constitución de EE.UU., que consagra el derecho de los estadounidenses a la tenencia de armas.Su objetivo, explicó Carney, es evitar que las armas caigan en manos de personas que no deberían acceder a ellas. El mandatario estadounidense apoya que la violencia derivada de las armas se aborde "desde una variedad de ángulos" porque es un "asunto que trasciende el tipo de violencia horribleque vemos periódicamente", dijo Carney.En ese sentido, continuó, Obama apoya la renovación de una ley que restringe la venta de armas de asalto. "Si algo emerge del Congreso, por supuesto que él lo evaluará", aseguró Carney, quien insistió en que el presidente está a favor de "medidas que fortalezcan la seguridad" al dificultar dentro de las leyes vigentes el acceso a las armas de personas que no deberían tenerlo.Sin embargo, Obama considera que también es una "meta importante" la protección de la Segunda Enmienda. En la actualidad, cada gobierno estatal establece sus propias normas sobre la compraventa de armas, aunque las leyes federales restringen el acceso a las armas a personas con antecedentes criminales, y un historial de problemas mentales, entre otras restricciones.Carney elogió las "contribuciones" de la comunidad sij en Estados Unidos, pero rehusó especular sobre los posibles motivos del delito debido a las investigaciones en curso por parte del FBI y las autoridades locales.Mientras, el FBI dijo que investiga si Page, de 40 años, pertenecía a un grupo supremacista blanco, y busca además a una "persona de interés" que abandonó la escena antes de que fuera interrogado por las autoridades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad