Estudiantes universitarios habrían sido sedados por los asaltantes

Estudiantes universitarios habrían sido sedados por los asaltantes

Noviembre 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Estudiantes universitarios habrían sido sedados por los asaltantes

Exámenes. A los estudiantes se les practicó un estudio para descartar alguna enfermedad infecciosa, así como radiografías y muestras de sangre y orina.

Aún no se conoce qué sustancia les inyectaron a los dos jóvenes durante un ‘paseo millonario’. Sin embargo, están fuera de peligro.

El ‘paseo millonario’ del que fueron víctimas dos estudiantes de la Universidad Santiago de Cali, seccional Palmira, llamó la atención porque es la primera vez que se utilizan jeringas para intimidar a las víctimas en este tipo de atracos.Aunque aún no se tienen los resultados de los exámenes realizados a los dos jóvenes, las punciones en los brazos de la joven y en el abdomen del muchacho llevaron a los médicos del hospital San Vicente de Paúl de Palmira a considerar que ambos fueron sedados por sus agresores.“Tenían punciones con agujas, posiblemente con sedantes o alguna otra sustancia para alterar la conciencia. Aún no lo hemos podido establecer porque no tenemos los resultados de los exámenes”, indicó el médico Rubén Zarante, gerente encargado del hospital.Diego García, director de la Universidad Santiago de Cali seccional Palmira, indicó que los dos estudiantes se encuentran fuera de peligro. “Hablé con la niña atacada, me contó que el joven está más adolorido, porque además de que le aplicaron algo que le produjo somnolencia, a través de una jeringa, está golpeado. Los dos están en sus casas y ella ya retornó a su actividad académica”.Según lo contado por García, los jóvenes abordaron un taxi frente al Rumbódromo, en el norte de Cali. “El señor les dijo que iba a prender el aire acondicionado y, cuando lo hizo, ellos comenzaron a ver borroso”. Dos cuadras más adelante, se subieron dos personas al vehículo y los punzaron con jeringas en diferentes partes del cuerpo.El miércoles en la mañana, el estudiante de Medicina Nicolás Castillo y la estudiante de Administración de Empresas Luz Tapias, fueron encontrados por la Policía de Carreteras en la recta Cali-Palmira, luego de que los delincuentes los pincharan con una jeringa y los agredieran porque sólo llevaban sus celulares y sus billeteras. García lamentó lo sucedido a sus estudiantes, al tiempo que rechazó la actuación de estos delincuentes “que afecta seriamente un gremio trabajador y honesto como el de los taxistas”.Maurix Rojas, gerente del servicio de urgencias del Hospital Universitario del Valle, indicó que este año han recibido cinco casos de ciudadanos que fueron drogados durante un atraco. “Son personas mayores que cuando van a cobrar la pensión, los delincuentes les ofrecen una bebida o un jugo que tiene un tranquilizante”.Aunque no hay registros de los casos atendidos en Cali de personas a las que les han suministrado sustancias durante un robo, Jorge Quiñónez, toxicólogo de la Secretaría de Salud de Cali, explicó que los delincuentes usan un psicofármaco de suministro oral, que “hace perder la voluntad, la memoria y la conciencia”. Agregó que la sustancia que utilizan los ladrones no es inhalada. “La gente cree que eso pasa cuando entran a un carro y le arrojan algo, pero eso es un mito. Lo que pasa es que cuando uno es víctima de un ataque químico al cerebro, el borrón de la memoria va, por lo menos, media hora más atrás del evento real. En eso radica la impunidad del delito, en que la gente queda confundida”.Esta pérdida de la memoria sería la razón principal para que los delincuentes decidan drogar a sus víctimas. “Los pepetradores tienen garantizada la no recordación. Además, los ‘mecanismos de defensa del yo’ de las víctimas harán que su cerebro llene los vacíos de memoria que tiene”, expresó Quiñónez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad