Estudiantes de Los Andes habrían sido asesinados por 'Los Urabeños'

Enero 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Policía ofreció recompensa de hasta $50 millones por información sobre el doble crimen.

"Mamá estamos en uno de los lugares más lindos del mundo, donde todavía la mano del hombre no ha llegado". Estas fueron las últimas palabras que Margarita María Gómez Gómez, de 23 años y estudiante de la Universidad de Los Andes, de Bogotá, le dijo a su madre Consuelo Gómez el lunes pasado a las 11:30 a.m., vía celular.La joven de último semestre de Biología estaba en San Bernardo del Viento, en compañía de su novio Mateo Matamala Neme, de 26 años, quien era estudiante de Ingeniería Ambiental y Biología de la misma universidad.Los dos estaban pasando vacaciones en la zona y explorando cómo podrían hacer sus prácticas profesionales.Margarita María Gómez Gómez era una mujer hermosa, con una piel blanca y limpia, cabello negro y cara redonda, su estatura era de 1,65 metros.Al momento del crimen vestía un pantalón dril color caqui, estilo pescador; blusa blanca, chanclas de cuero, color marrón, y un vestido de baño negro, por debajo de la ropa.El cadáver quedó boca arriba a un lado de un carreteable que conduce a la playa, a tres metros del cuerpo sin vida de su novio. De ese sector a la playa hay aproximadamente un kilómetro.Por su parte, Mateo Matamala Neme vestía una pantaloneta de color azul, chanclas de cuero y no tenía camiseta. Era un joven de cuerpo atlético, una estatura superior a 1,75 metros, de cabello castaño oscuro, cara fileña y ojos claros. Su cadáver quedó enroscado con una mano en la cabeza.Estos jóvenes eran de familias prestantes de la capital de la República: Mateo era sobrino de un general del Ejército y familiar de Chaid Neme (q.e.p.d.) quien montó conglomerados industriales en Bogotá. Margarita era pariente del constructor y empresario Pedro Gómez Barrera, constructor de los centros comerciales Unicentro en varias ciudades de Colombia.Iban a regresar a BogotáLos estudiantes llevaban 18 días en el municipio de San Bernardo del Viento (llegaron el 23 de diciembre). Estaban hospedados en una cabaña en el sitio conocido como La Y. Consuelo Gómez, madre de Margarita María, explicó que "ella me dijo que estaban llegando al casco urbano de San Bernardo del Viento. Que al día siguiente irían a Lorica y de allí a Montería, donde tomarían el vuelo que los llevaría hasta Bogotá, me dijo que volvía a llamar más tarde. Pero esa llamada nunca llegó".A la 1:00 p.m. del mismo lunes ambos estudiantes recibieron tres tiros en la cara, con pistola calibre 9 milímetros, en la zona conocida como Nuevo Horizonte, sector Boca de Tinajones. A las 3:00 p.m. una llamada entró al celular de doña Consuelo Gómez, preguntándole si sabía de quién era ese número, a lo que ella respondió: "De mi hija". De inmediato le informaron que había sido asesinada.Ofrecen recompensa por los culpablesEl general Luis Alberto Pérez, comandante de la Regional Número 6 del Ejército, señaló a la banda criminal ‘Los Urabeños’ como los responsables del asesinato de los dos estudiantes.El oficial sostuvo que los jóvenes ingresaron a un sector de influencia de la banda criminal y que por tomar fotos y grabar videos para su tesis de grado fueron detectados y asesinados. Indicó que la zona donde fueron atacados ha sido usada como corredor para el narcotráfico y que es muy disputada por algunas bandas: "Hay individuos de estos que hacen presencia en la zona y cuando encuentran una persona extraña hacen una labor para identificar que no sean del bando contrario".De igual forma, anunció una recompensa de 50 millones de pesos para quienes entreguen información que conduzca a la captura de los responsables de los homicidios.El alcalde de San Bernardo del Viento, Efrén Pérez, manifestó que la situación es crítica por la violencia generada por bandas que se disputan el territorio, ahora usado para el embarque y desembarque de drogas alucinógenas. Expresó que se descarta la posibilidad de que el asesinato haya tenido como móvil el robo, ya que en el sitio fueron hallados equipos de alta tecnología que usaban los estudiantes para su trabajo de investigación.A su vez, el secretario de Gobierno Departamental, Jairo López Covo, añadió que se maneja la hipótesis de que los jóvenes habrían sido confundidos con miembros de inteligencia del Gobierno, cuando se internaron en zona de manglar para hacer su investigación de universidad.Por su parte, el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, hizo una vehemente condena del asesinato de los dos estudiantes y se solidarizó con las familias de las víctimas.“Le pido a las autoridades de Policía, al alcalde de San Bernardo del Viento, al Gobernador de Córdoba y a la Fiscalía General de la Nación que aceleren las investigaciones a fin de esclarecer el cruel asesinato de los estudiantes, el cual no puede quedar en la impunidad”, manifestó.Así mismo, el vicepresidente aseguró que “tanto la comunidad Uniandina y los familiares de los estudiantes asesinados tienen el derecho de saber lo qué pasó y que se haga pronta justicia condenando a los responsables de estos crímenes”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad