Estoy convencida que las Farc quieren negociar la paz: Íngrid Betancourt

Estoy convencida que las Farc quieren negociar la paz: Íngrid Betancourt

Febrero 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Estoy convencida que las Farc quieren negociar la paz: Íngrid Betancourt

Tras varios meses de silencio, Íngrid Betancourt, que permaneció seis años secuestrada por esa guerrilla, rompió su silencio y habló sobre la actualidad política nacional y las negociaciones de paz.

Tras varios meses de silencio, Betancourt, que permaneció seis años secuestrada por esa guerrilla, rompió su silencio y habló sobre la actualidad política nacional y las negociaciones de paz.

La excandidata presidencial Íngrid Betancourt se mostró muy optimista frente al proceso de paz que adelantan el Gobierno y las Farc en La Habana (Cuba). Tras varios meses de silencio, Betancourt, que permaneció seis años secuestrada por esa guerrilla, rompió su silencio y habló sobre la actualidad política nacional y las negociaciones de paz. Reconoció que la actual dirigencia de las Farc le está apostando a la paz. "Tenemos que entender que hay contradicciones al interior de las Farc, pero debemos apoyar no solo a los que están negociando sino también hay que darles aliento a los demás”, dijo. No obstante, sostuvo que así como en el país hay personas que no apoyan este proceso, en las Farc sucede lo mismo. “Es muy difícil para las Farc adelantar un proceso de una manera unificada porque hay intereses creados, hay negocios, hay fortunas que se están fortaleciendo gracias al conflicto. Esto también sucede al interior de las Farc”, aseguró. Betancourt admitió que es necesario negociar en medio del conflicto, y recordó que en la época de El Caguán hubo suspensión de acciones de guerra con resultados negativos “porque se puso en jaque todo el proceso”. “No todo lo que pueda suceder en las regiones es de control del Secretariado (de las Farc). Si queremos adelantar un proceso de manera segura y eficaz tenemos que hacerlo en medio de la guerra, porque cualquier incidente, por pequeño que sea, pone en riesgo el proceso”, afirmó. Paz y reelecciónLa excandidata presidencial sostuvo que este proceso de paz, por desarrollarse cerca de un proceso electoral, necesariamente está atado a la reelección presidencial. “Es una realidad que este proceso de paz está atado a la reelección presidencial. El presidente Santos ganó la campaña por sus triunfos militares cuando fue Ministro de Defensa. Hoy su compromiso es con la paz, eso lo hace diferente a los presidentes anteriores, eso va a caracterizar las próximas elecciones. Si al presidente Santos le va bien en el proceso de paz, le irá bien en las elecciones. Por eso, es importante que le apostemos a la paz”, afirmó. Y advirtió: “Si las Farc entienden la historia colombiana y el momento histórico que estamos viviendo, estarán interesadas en pactar (la paz) antes que las elecciones (presidenciales) se lleven a cabo”. Señaló que por la cercanía de los comicios “los intereses para que este proceso no salga adelante son muchísimos. Pero tenemos los mejores negociadores. Estoy convencida de que las Farc sí quieren negociar la paz”. También defendió la participación de las Farc en política una vez logren un acuerdo con el Gobierno Nacional. Al respecto, dijo que a la guerrilla “hay que ofrecerle algo que no tenga”, pues aseguró que las Farc tiene mucho poder económico y regional a través de las armas. “Si queremos que dejen las armas, tenemos que ser generosos; así como lo fuimos con el M-19”, y se refirió al perdón como un mecanismo hacia la paz. Frente a la posibilidad de que líderes como ‘Iván Márquez’ puedan hacer política desde el Congreso afirmó: “Qué bueno sería verlo trabajar por el bienestar de los colombianos; qué bueno sería verlo trabajando por los hospitales, por las escuelas. Sería como ganarnos la lotería”. Eso sí, reclamó de la guerrilla un acto de contrición. “Las Farc tienen que pedirles perdón a las víctimas, pero no como un requisito legal”, dijo, y les exigió que entreguen la lista total de desaparecidos y los sitios de ubicación de sus restos. “Tenemos que darle una respuesta a cada mamá, a cada hija, a cada esposa”, insistió. Por último, Íngrid Betancourt aseguró que se está recuperando del trauma que le produjo el secuestro, y aseguró que su mayor anhelo “es regresar a Colombia, servirle a Colombia, pero no puedo hacerlo ahora”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad