Este jueves arranca nueva era en lucha antidrogas sin aspersión de glifosato

Octubre 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa

En mayo, el presidente había puesto como plazo máximo el 1 de octubre de 2015 para dejar de fumigar cultivos ilícitos con glifisato. Impresiones sobre la medida.

Una nueva era en la lucha contra el narcotráfico comienza para Colombia este jueves, cuando se ponga en marcha la nueva estrategia anunciada la semana pasada por el Gobierno Nacional, donde la columna vertebral es la eliminación de la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato.

En mayo, el presidente Juan Manuel Santos ordenó la suspensión de la aspersión con glifosato a partir del 1 de octubre de 2015. La medida fue fundamentada por el mandatario en estudios científicos nacionales y extranjeros según los cuales el uso continuo de ese químico produce cáncer en los seres humanos. 

Como era de esperarse, ese anuncio provocó una gran polémica entre expertos y la dirigencia política, aunque finalmente la decisión fue ratificada por el Consejo Nacional de Estupefacientes, máxima instancia consultiva del Gobierno en esa materia. 

Las regiones más afectadas con la siembra de hoja de coca son: Nariño, Putumayo, Norte de Santander, Guaviare, Cauca y Chocó. 

La nueva estrategia -que será sometida a un proceso de evaluación permanente y entregará un reporte mensual sobre avances y retrocesos- contempla la creación de la Agencia Nacional para la Sustitución de Cultivos, focalizará sus esfuerzos piloto en los departamentos más afectados y prevé seis frentes de acción: inversión social, sustitución, interdicción, investigación y judicialización, consumo y reforma institucional. 

Lea también: ¿Cuáles son las consecuencias que tiene el glifosato en la salud humana?

Sin embargo, los expertos aún no se ponen de acuerdo sobre las bondades del nuevo enfoque en la lucha contra el narcotráfico, teniendo en cuenta que en el último informe del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos, Simci, adscrito a la ONU, dice que en el último año el área sembrada con hoja de coca aumentó en 44 por ciento, al pasar de 48.000 hectáreas a 69.000. 

“Lucha contra el narcotráfico no se detendrá”: general Palomino

Para el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, a pesar de la suspensión del uso de glifosato, la lucha contra los carteles de las drogas será replanteada, haciendo énfasis en “los eslabones más sensibles” de la cadena de producción.

“La lucha contra el narcotráfico no se va a suspender; por el contrario, se fortalecerá. Hemos encontrado que la incautación del estupefaciente, la captura de jefes y la extinción de dominio de propiedades del narcotráfico son los aspectos más sensibles que nos muestran mejores resultados”, destaca el oficial. 

Palomino explica que la nueva estrategia prevé el fortalecimiento de la erradicación manual, la aspersión manual, la interdicción y la extinción de dominio. 

A manera de ejemplo, el director de la Policía señala que en lo corrido del año han sido incautadas 115 toneladas de cocaína en Colombia, 47 en coordinación con autoridades extranjeras y ha aumentado la destrucción de pistas clandestinas y laboratorios de procesamiento del estupefaciente.

Lea también: Suspensión de fumigaciones con glifosato se haría efectiva antes de octubre: Minjusticia

“Que hay posibilidades que crezcan los cultivos, es probable, vamos a buscar otras formas de hacer más efectiva esta lucha. Pero lo que me parece más importante el rescate de la autoridad sobre estos criminales que llegaron a desafiar el Estado. Eso terminó, a pesar de que nos ha costado muchas lágrimas y luto en nuestra institución”, afirma el general Palomino. 

Opiniones encontradas

Otros expertos, no obstante, tienen posiciones diametralmente opuestas acerca de la nueva estrategia de lucha contra las drogas.

Para el senador del Centro Democrático y experto en temas de seguridad nacional Alfredo Rangel Suárez, lo que está haciendo el Gobierno “no es más que ejecutar los compromisos que adquirido con las Farc en La Habana, aún sin haber firmado un acuerdo de paz”. 

Lea también: Fumigaciones con glifosato, entre detractores y defensores

Rangel sostiene que “las Farc se salieron con la suya”, en el sentido de que la guerrilla logró que el Gobierno se comprometa primero a realizar inversiones sociales y obras de infraestructura para las comunidades, antes de iniciar la erradicación de cultivos ilícitos. 

“La nueva política antidrogas es protocolaria, totalmente equivocada. De fondo, están son los intereses de las Farc”, afirma el experto. 

A su turno, el exconsejero de Seguridad Nacional Armando Borrero Mansilla dice que si bien nunca ha apoyado la fumigación aérea, “el Estado no está preparado para la nueva ofensiva”. 

En su criterio, “el Gobierno debería dejar que el mercado de las drogas se decante con la oferta y la demanda, eso bajaría las fuentes de financiación de los grupos violentos”. 

Borrero considera que está muy bien que se replantee la lucha contra el narcotráfico en todo el mundo, pues la represión lo que hace es subir los precios de las drogas, “pero me parece que en estos primeros meses será un salto al vacío porque no estamos preparados. Pero debemos tener un compás de espera en especial con el campesino cultivador”.

 

Hace diez años había 33 estructuras de crimen organizado dedicadas al narcotráfico. Hoy solo quedan tres: el ‘Erpac’, ‘los Rastrojos’ y el ‘Clan Úsuga’. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad