Estas son las propuestas de las Farc en La Habana respecto al narcotráfico

Estas son las propuestas de las Farc en La Habana respecto al narcotráfico

Marzo 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Estas son las propuestas de las Farc en La Habana respecto al narcotráfico

El conjunto de propuestas presentados este viernes por las Farc se refiere específicamente al tercer subpunto de este tema que habla sobre la política contra el narcotráfico.

Entre lo propuesto, está que los recursos expropiados al narcotráfico sean utilizados para financiar los Planes de Desarrollo Alternativo de las comunidades campesinas.

Al cierre del ciclo 21 de conversaciones de paz, la delegación negociadora de las Farc presentaron sus últimas propuestas en torno al cuarto punto de la agenda, tercero en discusión, que habla sobre el problema de las drogas ilícitas. El conjunto de propuestas que presentaron este jueves se refiere específicamente al tercer subpunto de este tema que habla sobre la política contra el narcotráfico y la persecución a los capitales involucrados en este mercado. La primera propuesta en este tema, consiste en conformar una comisión de la verdad especializada en conocer lo que ocurre con el dinero obtenido a partir del tráfico de drogas y la manera en que afecta la economía formal del país. Esta comisión tendría que entregar “en un término no menor a 6 meses” un informe que acerca del estado actual del negocio del narcotráfico, que incluya “su conformación estructural, su articulación con el proceso económico, en especial con la actividad financiera, que permita identificar modalidades y rutas de blanqueo de dinero, así como a sus principales beneficiarios pasados y actuales, nacionales y extranjeros”. Este informe también deberá reflejar qué tanto ha influido el dinero proveniente del narcotráfico en las Instituciones del Estado, así como sus impactos macroeconómicos y sobre las finanzas públicas Lo segundo en la declaración de las Farc es que estos capitales encontrados sean expropiados por el Estado, especialmente cuando se encuentre que empresas legalmente constituidas realizan actividades de lavado de dinero a través de la producción de bienes y servicios, así como de la inversión bursátil. Esta propuesta implica que los recursos expropiados al narcotráfico sean utilizados para financiar los Planes de Desarrollo Alternativo de las comunidades campesinas con las que se concierte la sustitución de los cultivos de uso ilícito y para la atención al consumo de drogas como problema de salud pública, con un enfoque de derechos humanos. También se implementarían controles estatales a las empresas que producen o importan los insumos químicos requeridos para el procesamiento de las plantas de uso ilícito y convertirlas en sustancias estupefacientes. Estas empresas deberían asumir compromisos expresos de regulación del mercado “a través de la suscripción de códigos de conducta, susceptibles de sanción internacional”. Con el fin de no afectar sus actividades productivas lícitas se diseñarán protocolos especiales que permitan identificar usos, frecuencias y lugares de la demanda por insumos.

A pesar de que el Gobierno ha reiterado en varias ocasiones que en La Habana (Cuba), “no se discutirá el sistema económico de Colombia”, las Farc afirmaron que “en consideración a que uno de los principales beneficiarios de la política neoliberal de desregulación financiera ha sido el capital del narcotráfico”, el sistema económico neoliberal debería ser modificado. Según la propuesta, “la política antidrogas se fundamentará en la redefinición de la política económica, en especial de la política monetaria”. Para ello, se tendría que “recuperar la soberanía monetaria mediante el restablecimiento del monopolio estatal sobre la compra y venta de divisas y la fijación de controles estrictos a los flujos de capitales, orientados a evitar el lavado de dinero”. Con esto, también tendrían que ser reformadas las instituciones del Estado cuyo enfoque está en la persecución y el trato criminal a cultivadores y consumidores relacionados drogas ilícitas, así como el planteamiento de una política de lucha soberana e independiente de la de los Estados Unidos.

Esta propuesta la hacen las Farc basándose en que países como los Estados Unidos y los de la Unión Europea son los principales demandantes de las drogas ilícitas que se producen en Colombia. Para continuar y extender la lucha contra el narcotráfico las Farc piden que estos países “se comprometan de manera decidida con políticas para reducir la demanda, enfrentar el consumo desde una perspectiva de salud pública y con enfoque de derechos humanos”. Del mismo modo, estos países deberán “buscar medidas concertadas para combatir las economías transnacionales derivadas del narcotráfico y del blanqueo de dinero en sus respectivos países”. Para ello, piden que se invite directamente al Gobierno de los Estados Unidos a participar de manera activa y directa en la construcción del acuerdo de solución al problema de las drogas ilícitas. Esto se basa en que, según ellos, en que “no hay solución al problema de las drogas ilícitas sin el compromiso expreso del Gobierno de los Estados Unidos con una superación definitiva de su fracasada política de la llamada guerra contra las drogas”. En este marco también se promoverá la organización de una Conferencia ante las Naciones Unidas en la que participarían los países productores y consumidores de drogas ilícitas, en la que se podrán cuestionar las políticas internacionales de lucha contra la droga que existen en la actualidad, para plantear y discutir fórmulas nuevas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad