"Estamos en el deber de reconocer a los afectados": Jesús Santrich

"Estamos en el deber de reconocer a los afectados": Jesús Santrich

Agosto 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Alias Jesús Santrich, integrante del equipo negociador de las Farc en La Habana.

Jesús Santrich, miembro del equipo negociador de las Farc, asegura que en la guerrilla nadie posee bienes personales.

‘Jesús Santrich’, integrante del Estado Mayor Central de las Farc y negociador en Cuba respondió sobre el papel de las víctimas en la mesa, el modelo de reparación que propone el grupo guerrillero y su responsabilidad en el conflicto armado colombiano. Las Farc proponen la creación de un fondo para reparar a las víctimas. ¿De dónde saldrían esos recursos para esta reparación? Hablamos de disponer inmediatamente recursos presupuestales para financiar resarcimientos materiales durante, por lo menos una década, mediante la creación de lo que denominaríamos un Fondo Especial para la Reparación Integral, con participación de las organizaciones nacionales de víctimas. Esto se constituye en imperativo, son de las cosas que no pueden condicionarse a la firma del Acuerdo Final.Ahora bien, ¿de dónde sacar estos recursos? Uno puede decir que el solo desescalamiento de la guerra o la firma de un acuerdo bilateral de cese el fuego puede liberar recursos que hoy se despilfarran en la confrontación. Por lo menos 6 puntos del Producto Interno Bruto están dedicados a la guerra, y eso representa sumas multimillonarias que deben fluir más a la inversión social y solución de problemas como los que padecen las víctimas. ¿Cómo sería la reparación por parte de las Farc a los afectados por sus actos? Nosotros siempre hablamos desde la orilla de los perseguidos y afectados por el conflicto que impuso el régimen para garantizar la acumulación capitalista que hoy se expresa, por ejemplo, en los porcentajes de tenencia de la tierra. Como consecuencia de un Acuerdo Final, el Estado, como máximo responsable de esta confrontación, y el Estado, reconstituido para establecer la justicia social y la paz, debe garantizar los derechos de todas las víctimas. Esto incluye a quienes hayan sido afectadas por acciones equivocadas o por errores de la insurgencia. La parte que concierne directamente al resarcimiento de las personas que pudimos haber afectado durante la confrontación es más de orden moral, está más ligada al reconocimiento de las faltas que pudimos haber cometido durante esta confrontación tan larga y desigual en la que en nosotros y nuestras familias también hemos sido afectados. Pero, las Farc tienen bienes que sirven para la reparación de sus víctimas... Todo lo que tenemos es colectivo. Nadie en las Farc posee bienes personales como guerrillero, así que no tenemos nada que repartir. La reparación en lo material, como producto del Acuerdo Final implica, reitero, que en el nuevo orden institucional que surja, el Estado en su nueva estructura debe encargarse del resarcimiento de todas las víctimas del conflicto y disponer los recursos para implementar acuerdos en función del establecimiento de la justicia social. ¿Habrá respuesta para las víctimas que piden saber dónde están esas personas que estuvieron en poder de las Farc y nunca más volvieron a saber de ellas? El fenómeno de la desaparición forzada es un asunto cuya responsabilidad se centra en el Estado y sus paramilitares. Voltear la argumentación presentándola como si fuera el resultado de comportamientos y políticas de las Farc, es un falsedad. No obstante, hemos dicho que estamos dispuestos a ayudar a ubicar sitios donde haya habido combates y eventualmente pudieron quedar soldados y guerrilleros muertos sin poder ser rescatados. ¿Hay disposición para reconocer a sus víctimas? Reconocemos que en algunos casos pudimos afectar a gente inocente; esto como producto de errores o de equivocaciones, no como política o acción sistemática. Entonces, como revolucionarios estamos en el deber de reconocer lo que nos corresponda y reconciliarnos con los afectados y ofendidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad