"Estamos conmocionados por lo de Abonía": amigo de exfutbolista asesinado en Jamundí

"Estamos conmocionados por lo de Abonía": amigo de exfutbolista asesinado en Jamundí

Septiembre 27, 2017 - 12:12 p.m. Por:
Redacción de El País 
Jair Abonía

Jair Abonía

Especial para El País

En la tarde de este martes fue asesinado el exfutbolista Jair Abonía, de 53 años, por un pistolero que lo interceptó en la cancha donde estaba dando clases de fútbol en el municipio de Jamundí.

El agresor, que huyó del lugar con el casco de una motocicleta puesto, era esperado por otro hombre en una moto verde.

Manuel Enrique Barona, de 49 años, fue amigo del deportista por diez años en el vecino municipio, donde compartió con Jair varios entrenos.

"Estamos conmocionados por lo sucedido a mi amigo Abonía. Él era un muchacho que no tenía ningún problema con nadie, siempre se preocupaba por enseñar el fútbol. Ayer (martes) nos vimos a las 2:00 p.m. acá en el parque de Jamundí, estaba bien, me dijo que si había revisado ya unos documentos sobre fútbol que me había compartido. Es muy triste lo que pasó", afirmó el amigo de Abonía.

La alcaldesa (e) de Jamundí, Noralba García, y el secretario de educación, César Toro, lamentaron el asesinato del deportista, quien se encontraba actualmente vinculado al Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación, Imdere.

Barona compartió con el exjugador en el club Trujillanos de Venezuela, donde Abonía jugó profesionalmente hasta el año 2001. Jair Abonía residía en Jamundí, donde tenía su grupo familiar conformado por su esposa y tres hijos (dos mujeres y un hombre).

El exjugador Abonía también militó en Millonarios, entre los años 1988 y 1991; el Cúcuta Deportivo, club donde debutó en 1986. A comienzos de 1992 fue transferido a Once Caldas.

No hay pistas sobre responsables del homicidio

Las autoridades adelantan las investigaciones para lograr esclarecer el crimen del exjugador, pues hasta el momento no hay pistas claras de los móviles detrás del crimen. 

Lo que se ha podido saber es que los investigadores de la Sijín están tratando de encontrar testigos presenciales de los hechos, entre ellos algunos compañeros y amigos del señor Abonía. Además, se está buscando establecer si el hombre tenía amenazas en su contra. 

En las primeras pesquisas hechas en terreno se descartó, preliminarmente, que el homicidio haya quedado grabado en cámaras de seguridad cercanas, esto luego de un barrido hecho en el lugar. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad