“Estamos aburridos de normas inaplicables”: Francisco José Lloreda

Noviembre 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Estamos aburridos de normas inaplicables”: Francisco José Lloreda

Francisco José Lloreda Mera, Alto Consejero para la Convivencia y Seguridad Ciudadana de Colombia.

El alto consejero para la seguridad, Francisco José Lloreda, considera que el actual Código de Policía se encuentra desactualizado y por eso nace la necesidad de crear uno que se aplique a las nuevas necesidades.

El alto consejero para la seguridad, Francisco José Lloreda, explica que con el nuevo Código de Policía lo que se busca es hacer unas normas a la medida de la realidad actual de nuestro país.¿Cuál es el propósito de crear un nuevo código de Policía?Contribuir a mejorar la convivencia entre las personas y entre estas y su entorno. Es la Constitución del día a día de los ciudadanos. Establece comportamientos favorables a la convivencia y los que le son contrarios con sus debidas medidas correctivas.¿Cuáles son los principales cambios que se realizarían?El Código de Policía actual tiene 40 años, está desactualizado y carece de dientes. El nuevo, al tiempo de procurar el ejercicio de las libertades y derechos ciudadanos, le da instrumentos a las autoridades de Policía y a la ciudadanía para que ellos se respeten.Es una norma amplia en los temas que aborda, pero minuciosa en relación a los comportamientos que lastiman la convivencia y rigurosa en las medidas correctivas y en los medios para garantizar su aplicación. Estamos aburridos de normas inaplicables.¿Cuánto tiempo se necesita para su aplicación? Teniendo en cuenta que hay que socializarlo ante todo el país.Algunas medidas tomarán más tiempo que otras, una vez lo apruebe el Congreso, lo que está previsto para mediados del próximo año. Implementar el Sistema Nacional de Multas por ejemplo, podrá tomar un poco más, pues requiere inversiones en tecnología. No obstante, ya iniciamos su socialización, pues es fundamental su conocimiento.¿Qué va a pasar con las personas que no paguen las multas o no cumplan con las sanciones que se contemplan en el nuevo código?En Colombia ha hecho carrera no pagar multas. En este caso, o las pagan o las pagan. Si bien el Código establece reducciones por pronto pago, se hará exigible una especie de paz y salvo en multas para varios trámites, entre ellos, para contratar con el estado o ascender en cargo público, para recibir títulos de educación técnica o superior, y para acceder a créditos de vivienda, para citar algunas medidas que las harán exigibles.¿Qué ente se encargará de que se cumpla con los correctivos?Las autoridades de policía. Recordemos que son autoridad de policía tanto el personal uniformado de la institución como los gobernadores, alcaldes, inspectores de policía, y comisarios de familia, entre otros, en razón al comportamiento vulnerado.¿Los miembros de la Policía deberán recibir capacitación para las nuevas funciones que deberán cumplir?No solo los miembros de la Policía. Se requerirá una labor titánica de pedagogía social. Si los ciudadanos conocen, cumplen y se autoregulan conforme al Código, tendremos un avance significativo en convivencia. El propósito del mismo no es andar detrás de la gente para aplicarle medidas correctivas, sino evitar que se afecte la convivencia¿Cómo se define este nuevo código, es hecho a la medida de Colombia?, ¿modelos de este tipo han sido exitosos en otros países?Es hecho a la medida de nuestro ordenamiento jurídico y las realidades de la sociedad.Por eso incluye aspectos nuevos, incluso progresistas, relacionados con población en condición de vulnerabilidad o inequidad social, o medidas puntuales relacionadas con establecimientos de comercio, eventos, o contra minería ilegal y el hurto de celulares.¿Es Colombia un país condenado a que la represión policial y la sanción social son las únicas formas de cumplir la ley?En absoluto. En la medida en que los ciudadanos respetemos a los demás y evitemos hacer a otros lo que no quisiésemos que nos hicieran, las medidas correctivas se harán innecesarias. Pero no nos llamemos a engaños, nuestra sociedad necesita orden, y si este no se logra a través del control social y la autoregulación, deben existir los medios y medidas para asegurar la convivencia. De lo contrario, se dificultará el ejercicio de las libertades y derechos. El Código es un instrumento que responde a esa necesidad real.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad