Esposa de policía asesinado en Bogotá niega versión de robo de bicicleta

Julio 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Esposa de policía asesinado en Bogotá niega versión de robo de bicicleta

El subintendente Jesús Gilberto Arango Castro, asesinado durante un robo en Bogotá.

La mujer dijo que no sabe "de dónde sacaron que él iba en una bicicleta" y que lo único que tenía de valor era un computador portátil.

Ocho felicitaciones, tres menciones honoríficas y una condecoración, así se resumen los 12 años y nueve meses de servicio prestados a la Policía Nacional por Jesús Gilberto Arango Castaño, el subintendente que murió luego de que sujetos le propinaron nueve puñaladas, aparentemente en un caso de robo. El hecho se presentó en la avenida Eldorado con carrera 96, en Bogotá, el lunes en la noche. Pese a que la versión oficial de la Policía afirma que el uniformado fue agredido por ladrones que querían hurtarle su bicicleta, Carolina Melo, su esposa, la desmiente. “No sé de dónde sacaron eso de que él iba en bicicleta, porque a mi esposo nunca le gustó andar en cicla. Es más nosotros nunca hemos tenido. Tampoco tenía chaqueta azul en el momento del ataque, yo lo sé porque soy la esposa y nadie lo conoce mejor. Lo que llevaba de valor era el portátil en su maleta”, dijo Melo. La esposa del subintendente señaló que “él estaba comiendo con unos amigos y cuando salió uno de sus compañeros lo dejó ahí en el puente. Eso fue como a las 10:00 de la noche, cuando Jesús Gilberto fue a cruzar el puente peatonal a pie, para tomar el taxi al otro lado, fue cuando los tipos le salieron y pasó lo que pasó. Yo me preocupé muchísimo y empecé a llamar a todos lados porque no llegaba. Fue como a la 1:40 de la mañana que llegaron varios agentes de la Policía a nuestra casa ubicada en el barrio Bachué II sector y me informaron”, El mejor esposo “Mi muñeca ya voy para la casa, te amo mucho”, esas fueron las últimas palabras que Jesús Gilberto le dijo por teléfono a su esposa, la mujer con la que compartió 17 años de su vida y a la cual le juró amor eterno. Su compañía, su polo a tierra y la razón por la cual vivía, eso significaba la mujer para el uniformado, quien era especialista en temas de aviación. “Duramos siete años de novios y decidimos casarnos. No teníamos hijos, pero planeábamos hacerlo. Él siempre fue un gran esposo, dicen que no hay muerto malo, pero el mío de verdad que era el mejor. No tengo queja de él, todos los que nos conocen saben lo buena persona que era. Con lo que hicieron, esos sujetos se me llevaron todo, se me llevaron mi vida”, dijo llorando la mujer quien recordó los momentos al lado de su esposo. “Cuando él tenía permiso nos la pasábamos juntos, salíamos, cocinábamos. Hablábamos de todo lo que le pasaba a diario y de lo que queríamos hacer como pareja. El dolor que se siente no se compara con nada. Exigimos que se haga justicia y que salga a la luz la verdad de lo que pasó”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad