"Esperamos pronta condena para presuntos asesinos de los hermanos Vanegas en Caquetá": General Palomino

Febrero 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

General Rodolfo Palomino, director Nacional de la Policía.

Uno de los hombres tenía antecedentes penales por la violación y posterior asesinato de una mujer y era conocido en la zona con el alias de El Desalmado.

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, destacó la captura de las dos primeras personas señaladas de participar en la masacre de los cuatro niños en la vereda Las Brisas de Florencia, Caquetá, el pasado 4 de febrero. El oficial resaltó el trabajo investigativo de la Dijín de la Policía y del CTI de la Fiscalía y señaló que espera que en próximas horas un juez de control de garantías legalice los cargos contra estos dos sujetos y que haya una pronta condena. “Estas dos capturas son una primera parte. Esperamos continuar en nuestro trabajo, no lo hemos terminado. Tenemos que seguir aportando los elementos probatorios para que las audiencias de legalidad terminen como esperamos, con las medidas de aseguramiento intramural y esperaríamos ojalá, en breve tiempo, tener la esperanza de condena de los responsables del crimen”, señaló. Desde Florencia, el oficial aseguró que se cumplió la orden impartida por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, de capturar a los responsables antes del domingo. “Hoy decirle al señor Presidente: ‘orden cumplida’. Empezamos a lograr los resultados que traducen la orden del señor Presidente y el reclamo de todos los colombianos. El asesinato de cuatro niños jamás debió haber ocurrido”, dijo el oficial, al indicar que estos lamentables hechos. Los detenidos son Cristopher Chávez Cuellar, de 42 años, y Edison Vega, de 25, quienes serán sometidos a audiencia de legalización de captura en las próximas horas en Caquetá. Ambos fueron trasladados a la URI de Florencia. Chávez Cuellar, alias ‘El Desalmado’, quien sería uno de los sicarios que participó en el crimen, fue detenido en el barrio Belo Horizonte, de la capital caqueteña. Tenía antecedentes por homicidio y había sido detenido previamente en el 2004. De acuerdo con el general Palomino, este sujeto tenía ganado ese alias desde hace 10 años cuando fue capturado y condenado “por haber violado, asesinado y desaparecido a una mujer en Ibagué”. Vega, por su parte, fue detenido en la vereda La Esperanza y al parecer no tiene antecedentes. Las autoridades le siguen la pista a otro implicado que sería familiar de Vega. El crimen de los niños Deinner, Laura Jimena, Juliana y Samuel Vanegas Grimaldo, ocurrió el 4 de febrero del 2015 cuando dos hombres llegaron a la casa y los balearon. Según señaló la Fiscalía, “la investigación indica que otro hombre, que vive en la vereda Las Brisas, llamó a los asesinos para indicarles cuál era el momento más adecuado para realizar el homicidio”. Al parecer, el pago que le prometieron fue una propiedad inmueble que Jairo Vanegas Losada, padre de los menores asesinados, estaba reclamando en la región.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad