¿Es útil desarmar a los ciudadanos de bien?

¿Es útil desarmar a los ciudadanos de bien?

Noviembre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Laura Marcela Hincapié S., Reportera de El País
¿Es útil  desarmar a los ciudadanos de bien?

Para algunos la medida que se implementará desde el 1 de diciembre hasta el 7 de enero sí reduce los homicidios. Otros critican que sólo se prohiban las armas legales.

Eliana Salamanca, secretaria de Gobierno de Cali. Defiende el plan desarme y asegura que cuando se implementa sí se han reducido los homicidios.¿Qué beneficios trae para la ciudad la restricción al porte legal de armas?Nosotros somos unos convencidos de que los ciudadanos no pueden estar armados. Enfrentar el narcotráfico, la intolerancia, las riñas, las venganzas y el ajuste de cuentas debe ser un tema que sólo esté a cargo del Estado. Por eso la estrategia fue solicitarle a la Tercera Brigada que expida el decreto para desarmar a los ciudadanos, justo en la época decembrina, cuando se incrementa la violencia. ¿Qué tan efectiva ha sido esta medida, hay cifras que demuestren que sin el porte legal de armas hay menos homicidios?Sí ha sido efectiva. Precisamente porque el 80% de los homicidios que se cometen en Cali se hacen con armas de fuego, entonces siempre hay una reducción en la violencia. Además se trata de una estrategia integral, porque se están logrando capturas, allanamientos y desarrollando otros programas paralelos. Las estadísticas no mienten y es una realidad que son las armas las que están causando las muertes. Pero qué sentido tiene prohibir el porte legal de armas, si la mayoría de los homicidios se cometen con armas ilegales... La mayoría sí, pero hemos tenido casos con armas amparadas, que se cometen sobre todo por intolerancia, personas que toman licor y, por el hecho de tener un arma, llegan a sus casas a discutir y terminan asesinando a sus propios familiares o a otras personas en una riña. Hay muchos casos de muertes violentas con armas legales, por eso los ciudadanos no pueden estar armados. Quienes no apoyan la medida alegan que con dicha restricción se desarma a los ciudadanos de bien y se deja armados a los bandidos, ¿usted qué piensa al respecto? Eso no es así. El Ejército hace un control muy minucioso a las personas que solicitan salvoconductos. Porque además de desarmar a los ciudadanos de bien, también estamos adelantando acciones para desarmar a los delincuentes. Pero lo que es claro es que las personas, así no tengan malas intenciones, no deben estar armadas. Pero aquellos que solicitan salvoconductos dicen hacerlo porque no creen que las autoridades estén siendo efectivas en el control de la delincuencia, entonces lo hacen para protegerse...Eso es falta de confianza en las autoridades. Por eso trabajamos no sólo para mejorar la percepción de seguridad sino para brindarles soluciones y lograr que la ciudad tenga menos índices de violencia. Pero mantener la Fuerza Pública cuesta y somos conscientes de que tenemos que avanzar en el tema tecnológico para ser más contundentes. Para ser más efectivos, ¿no cree sería mejor hacer un mayor control a las armas ilegales en vez de concentrar la estrategia de seguridad sólo en prohibir las legales?Ese es un control que también estamos haciendo. Hemos adelantado registros y allanamientos y se han incautado más de 8.000 armas ilegales. Es claro que estamos hablando de un proceso articulado y por eso la restricción al porte legal es una medida que se está combinando con otras estrategias y una de ellas es perseguir las ilegales. Esta medida se ha tomado durante muchos años en diciembre y sin embargo las cifras de homicidios siguen siendo altas, ¿no cree que ya es hora de buscar otras salidas?La medida es un punto fuerte, pero como digo no es la única que se viene implementando y para nosotros sí ha dado resultados, lo que pasa es que la gente es muy inmediatista y pretende que si la medida se toma hoy, mañana se reduzcan las muertes. Es entendible la preocupación de los ciudadanos, pero hay que entender que esto se trata de un proceso.¿Usted es partidaria de que se prohiba el porte legal de armas no sólo en fechas especiales, sino todo el año? Lo que le puedo decir es que yo soy una convencida de que es mejor que ningún ciudadano cargue armas, así sea con permiso. Pero todo esto hace parte de una estrategia de seguridad que además del plan desarme incluye otras acciones. Por eso si se mira la medida sola muchos creen que no sirve, pero cuando uno ve a todo lo que eso conlleva se da cuenta que sí se obtienen resultados. ¿Entonces para usted siempre será mejor que un ciudadano al que lo van a robar no porte un arma para defenderse a que sí la tenga?Sí, porque si la tiene la va usar como en esos casos de intolerancia. Las armas son para las autoridades y ese es un monopolio que no pueden tener los ciudadanos. Nosotros seguiremos haciendo control a la fabricación de armas artesanales y al mercado negro para desarmar a los delincuentes y frenar el ingreso de estos artefactos a la ciudad. PerfilNombre: Eliana Salamanca Estudios: abogada de la Universidad Libre, especialización en Derecho Comercial y en Derecho Procesal, ambas de la Universidad San Buenaventura. Otros cargos: Hizo parte del Consejo Nacional Electoral, trabajó como delegada territorial de Etesa, fue directora del Cali 18 en el gobierno de Ricardo Cobo y ha ejercido su carrera de derecho.Alberto Ramos, ex personero y ex procurador de Cali. No cree que el plan desarme sea efectivo porque no se concentra en las amas ilegales. ¿Por qué considera que el plan desarme no es efectivo?Yo creo que la medida siempre fracasa. La intención de desarmar a los particulares es buena, porque se supone que nadie debería portar armas, pero lo que hay que preguntarse es si con esta medida de verdad se está desarmando a los que cometen los homicidios en la ciudad. Tampoco prospera porque siempre hay un tráfico de influencias para obtener salvoconductos, entonces en vez de hacer una restricción en una determinada época lo mejor sería disminuir los permisos y revocar los salvoconductos definitivamente. Pero las autoridades sostienen que cuando se aplica esta medida sí se ha logrado una reducción de los homicidios...Creo que los resultados se lograrían si se desarma a los que portan las armas ilegales, que se supone que son los delincuentes, pero con la medida de desarmar a los legales no se hace mucho. No es tan efectiva como se anuncia. Además, quién vigila todo el año a los que portan las armas legales, eso no lo sabemos, entonces ahora no es suficiente que se anuncie un plan desarme como una gran estrategia para una sola época.Supuestamente el control a las armas ilegales se hace todo el año...Si de verdad se hiciera un control a las armas ilegales se podrían desmantelar organizaciones criminales y capturar a los delincuentes. Eso sí sería un plan desarme efectivo, pero lo que vemos es otra cosa. A nosotros como ciudadanos no nos sirve de nada que muestren una mesa llena de armas incautadas si no podemos ver quiénes eran sus dueños, porque no hay capturas ni nada. Pero hay otros homicidios que se están cometiendo con armas legales, que en su mayoría son por intolerancia...Esa intolerancia es la misma prevención que tienen los ciudadanos y efectivamente hay casos donde una persona que tiene un salvoconducto termina envuelto en actos de violencia. Pero hay que recordar que el porte de armas con salvoconducto en un principio es benéfico para la legítima defensa. Es cierto que nadie debería portar armas, pero siempre y cuando la Fuerza Pública sea efectiva para garantizar la seguridad ciudadana, pero como no es así, cada vez hay más solicitudes para permisos de porte de armas. Eso quiere decir que usted justifica que las personas se tomen la justicia por sus propias manos alegando que las autoridades no son efectivas... No, para nada, yo entiendo que la justicia personal trae una cadena de violencia que se vuelve imparable y en una democracia no debe ser así, porque es necesario que existan garantías para la convivencia. Si para usted el plan desarme no da resultados, ¿entonces qué otras medidas se deberían implementar para reducir la delincuencia en la época de navidad?Pues hay que reforzar la vigilancia en las calles porque es obvio que en las actividades decembrinas siempre llegan a la ciudad bandas de otras ciudades. En ese sentido es vital tener un mayor control aéreo de la ciudad con bastante personal, porque el plan candado y los retenes no funcionan si no hay suficiente fuerza policiaca en el aire para prevenir el delito. También hay que trabajar más en medidas profundas como hacer un fuerte control a los menores de edad que son los que están siendo utilizando por bandas de delincuencia, sobre todo en esta época. ¿Usted cree que las autoridades se están lavando las manos con el plan desarme, para esconder su incapacidad de controlar el porte ilegal y el mercado negro de las armas? Sí claro, en el fondo eso es lo que están haciendo. Lanzan un plan de desarme como la gran apuesta, para tapar que el crecimiento de la criminalidad y la situación de inseguridad que se vive en la ciudad ya se les ha salido de las manos. Entonces con esta medida se busca dar una sensación de seguridad, pero la prueba de que eso no funciona es el aumento de muertos y el hecho de que los ciudadanos no puedan disfrutar de los espacios públicos con tranquilidad por el miedo urbano extendido. Entonces no importa que sigan circulando armas legales en la ciudad... Es que esa no debe ser la principal preocupación de las autoridades. El plan desarme debería estar enfocado no a perseguir las legales, sino hacer más énfasis en el decomiso e interceptación de armas legales y hechizas en el mercado negro.Para muchos esta medida es para desarmar a los ciudadanos de bien y dejar la vía libre a aquellos que portan armas sin permiso... Claro que sí, entonces estas medidas que se anuncian deben ir dirigidas a las capturas de los criminales y a ejercer un control más serio de la violencia porque las armas las están teniendo los delincuentes y a esos son los que hay que combatir y desarmar.PerfilNombre: Alberto Ramos GarbirasEstudios: Derecho en la Universidad Santiago de Cali, maestría en Ciencia Política de la Universidad Javeriana, doctorado en Derecho Público de la Universidad de Madrid y especialización constitucional en la Universidad Libre. Cargos: Personero de los Derechos Humanos de Cali, ex procurador ambiental del Valle y ex director del Dagma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad