¿Es realmente el momento para adelantar un proceso de paz con las Farc?

¿Es realmente el momento para adelantar un proceso de paz con las Farc?

Septiembre 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá
¿Es realmente el momento para adelantar un proceso de paz con las Farc?

Retos. Aprendiendo de los errores del pasado, como el Caguán, el Gobierno emprende la exporación de diálogos con las Farc en un ambiente propicio para negociar.

Analistas dicen que son muchos los elementos que se conjugan para decir que sí es el tiempo para dialogar.

Con la puesta en marcha del proceso de paz con las Farc, surge el interrogante de si las actuales circunstancias del país son las propicias para la búsqueda de la reconciliación nacional, más cuando se habla que esta guerrilla ha arreciado sus acciones militares en contra de la Fuerza Pública y la población civil.Para los analistas es claro que existen varios elementos que se conjugaron para llegar a este punto y tienen que ver con aspectos que se han desarrollado en los anteriores gobiernos.Un primer elemento que destacaron fue la actual situación de las Farc, que dista mucho de la que tenía cuanto negoció con el gobierno de Andrés Pastrana, ya que los golpes que le han asestado las autoridades los dejaron sin sus líderes históricos como Raúl Reyes, ‘Mono Jojoy’ y ‘Alfonso Cano’ y la muerte por causas naturales de su fundador, Manuel Marulanda Vélez alias 'Tirofijo'.Para el historiador Alberto Abello es claro que lo de hoy es el resultado de lo que precedió al anuncio del presidente Juan Manuel Santos y son “los triunfos militares y la superioridad de las Fuerzas Armadas, sobre todo en materia aérea”.Otro elemento determinante, según Abello, fue “el Plan Colombia, que sirvió para fortalecer a las Fuerzas Armadas y atender a los colombianos de las regiones más apartadas del país”.El ámbito internacional también es un elemento clave para que se alinearan las estrellas a favor del proceso. Para el director del Instituto de Pensamiento Étnico, Social y Político, Miguel Antonio Galvis, es evidente que luego del 11 de septiembre, la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo no dio los resultados que se esperaban, por lo que esa nación “no puede embarcarse en más confrontaciones que desangren su economía”.Además, explicó, que el presidente Barack Obama no va a mantener los apoyos militares a Colombia indefinidamente.A esto se suma que muchos países de América Latina tuvieron un giro a la izquierda y muchos líderes que antes empuñaron las armas, prefirieron la vía electoral para acceder al poder.Así mismo, las Farc han perdido presencia internacional y son más las naciones que condenan su accionar que las que la apoyan, por lo que el ‘romanticismo ideológico’ fue eclipsado por la declaratoria de terroristas por muchas naciones, incluso de América latina.En paralelo, los analistas también traen a colación la política que se aplicó durante ocho años en el gobierno de Álvaro Uribe. “Pienso que durante ese tiempo se habló siempre de seguridad y esta implicaba la esperanza de la derrota de la guerrilla”, dice el exmagistrado Carlos Gaviria, quien asegura que hubo momentos de “triunfalismos cuando se asestaron los golpes a las Farc, pero la realidad demostró que no se acabó esta guerrilla”.Esta situación, de acuerdo con Gaviria, le sirvió mucho al presidente Santos porque encontró un grupo ilegal debilitado y es “obvio que es más fácil dialogar en estas condiciones que con una guerrilla prepotente”.El presidente del Congreso, Roy Barreras, asegura que el Gobierno cuenta con las herramientas para soportar el proceso y lo único que resta es que radique los proyectos que activen el Marco Legal para la Paz.Por su parte, el vocero del ELN, Francisco Galán, en una entrevista, manifestó que el presidente Santos le dio una lectura clara a las causas del conflicto.“Santos aborda un tema sustancial que originó este conflicto, como es el problema de la tierra, y plantea la Ley de Restitución y de Desarrollo Rural”, anota.El reconocimiento de la estrategia también sale de la voz del jefe Único del Partido Liberal, Simón Gaviria, quien dice que lo que existe “es un riesgo calculado del Presidente” y agrega que “si esto sale bien será un hecho histórico, porque no se entregaron zonas de despeje, ni nada a la guerrilla a cambio de este proceso”.Pero no todos los observadores consideran que este sea el momento propicio para un diálogo de paz. En reciente pronunciamiento, el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Feddegan), José Félix Lafourie dijo no creer “que Colombia pueda dar un paso como el que se está proponiendo. Después de 8 años de un proceso de seguridad democrática que demostró que la única manera de derrotar la criminalidad es enfrentándola, dio unos resultados que están a la vista”.El ex comandante de las Fuerzas Militares general (r) Harold Bedoya asegura, a su turno, que el momento es propicio pero para la reelección del Presidente y de paso acusó al mandatario de estar “en campaña”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad